Tra­ba­jar en la se­gu­ri­dad

G4S Ar­gen­ti­na y los desafíos de una in­dus­tria en desa­rro­llo.

Clarín - Clasificados - - TAPA -

Es muy pro­ba­ble que en tu vida co­ti­dia­na, ca­si sin per­ci­bir­lo, ha­yas te­ni­do con­tac­to con una com­pa­ñía de se­gu­ri­dad. Ya sea en­tran­do a un ban­co, de pa­seo por un shop­ping o en una clí­ni­ca, nos en­con­tra­mos con guar­dias y sis­te­mas es­pe­cial­men­te de­di­ca­dos a ve­lar por nues­tro bie­nes­tar. La fuer­za de una com­pa­ñía de se­gu­ri­dad ra­di­ca prin­ci­pal­men­te en su per­so­nal, el gru­po hu­mano que asu­me el desafío y la res­pon­sa­bi­li­dad de man­te­ner se­gu­ras a per­so­nas y em­pre­sas y los equi­pos mul­ti­dis­ci­pli­na­rios que com­ple­men­tan el tra­ba­jo de quie­nes es­tán in­vo­lu­cra­dos de ma­ne­ra di­rec­ta en la pro­tec­ción de los clien­tes. Es­tos equi­pos es­tán con­for­ma­dos por in­ge­nie­ros, ana­lis­tas de sis­te­mas, li­cen­cia­dos en re­cur­sos hu­ma­nos, co­mu­ni­ca­do­res, téc­ni­cos, me­cá­ni­cos, abo­ga­dos, desa­rro­lla­do­res de soft­wa­re, ca­pa­ci­ta­do­res, es­pe­cia­lis­tas en se­gu­ri­dad, con­ta­do­res, ven­de­do­res, cho­fe­res, en­tre otras dis­ci­pli­nas. Es gra­cias a es­ta mul­ti­pli­ci­dad de per­fi­les pro­fe­sio­na­les que G4S Ar­gen­ti­na, or­ga­ni­za­ción con más de 4300 em­plea­dos en Ar­gen­ti­na, y 675 mil a ni­vel glo­bal ( pri­mer em­plea­dor de la in­dus­tria y se­gun­do em­plea­dor pri­va­do mun­dial), tra­ba­ja con im­por­tan­tes clien­tes, siem­pre man­te­nien­do vi­gen­tes va­lo­res que la han dis­tin­gui­do y le han per­mi­ti­do desa­rro­llar más de 40 años de tra­yec­to­ria: en­fo­que en el clien­te, ex­per­ti­se, per­for­man­ce, las me­jo­res per­so­nas, in­te­gri­dad, tra­ba­jo en equi­po y co­la­bo­ra­ción. Es­tos va­lo­res guían los ne­go­cios y el desa­rro­llo de re­la­cio­nes po­si­ti­vas con clien­tes, em­plea­dos, in­ver­so­res y las co­mu­ni­da­des en las que la em­pre­sa ope­ra. Tra­ba­jar en es­ta in­dus­tria im­pli­ca asu­mir desafíos que se re­nue­van día a día o con ca­da clien­te. Des­de la po­si­bi­li­dad de desem­pe­ñar­se en una sala de mo­ni­to­reo rea­li­zan­do se­gui­mien­to de trans­por­te de car­ga que pue­de ser afec­ta­da por la pi­ra­te­ría del as­fal­to, ve­lar por pro­te­ger el ac­ce­so de una nur­sery, guiar a per­so­nas que lle­gan a un edi­fi­cio cor­po­ra­ti­vo has­ta tra­ba­jar en áreas aus­tra­les pro­te­gien­do la con­ti­nui­dad de los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos de una pe­tro­le­ra; to­dos im­pli­can la ne­ce­si­dad de in­vo­lu­crar­se y com­pro­me­ter­se con la se­gu­ri­dad y el fun­cio­na­mien­to de las em­pre­sas pro­te­gi­das: se re­quie­re de un al­to ni­vel de res­pon­sa­bi­li­dad y man­te­ner la aten­ción en los de­ta­lles, ya que los mis­mos pue­den mar­car la di­fe­ren­cia en­tre una si­tua­ción de ries­go po­ten­cial y un he­cho con­su­ma­do. La se­gu­ri­dad pri­va­da es una in­dus­tria en cons­tan­te cre­ci­mien­to, que co­ti­dia­na­men­te bus­ca in­cor­po­rar nue­vos in­te­gran­tes que ayu­den a pro­fe­sio­na­li­zar su desem­pe­ño en ca­da una de las áreas que la com­po­nen. Qui­zás has­ta ha­ce unos ins­tan­tes no per­ci­bías tu con­tac­to con las em­pre­sas de se­gu­ri­dad en re­la­ción con una opor­tu­ni­dad la­bo­ral. Aho­ra sa­bés que las puer­tas es­tán abier­tas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.