Los co­lo­res de los au­tos

Un es­tu­dio re­fle­ja que el clien­te no pres­ta aten­ción só­lo al tono prin­ci­pal, sino a có­mo cam­bia su apa­rien­cia se­gún in­ci­da la luz en la ca­rro­ce­ría.

Clarín - Clasificados - - DEAUTOS.COM -

El blan­co y el gris son los co­lo­res tra­di­cio­nal­men­te más usua­les en la in­dus­tria au­to­mo­triz. Sin em­bar­go, las ten­den­cias van cam­bian­do se­gún la épo­ca, co­mo lo re­ve­la un es­tu­dio he­cho por BASF. Se­gún el in­for­me, “el desa­rro­llo de efec­tos es­pe­cia­les es­tá es­ta­ble­cien­do nue­vos to­nos y pro­po­nien­do va­ria­cio­nes de co­lo­res no usua­les”. De acuer­do con las con­clu­sio­nes de la com­pa­ñía quí­mi­ca, la nue­va ten­den­cia ha­rá que en el fu­tu­ro los co­lo­res de los au­to­mó­vi­les sean más com­ple­jos e in­di­vi­dua­les. Una suer­te de per­so­na­li­za­ción que per­mi­te al com­pra­dor del au­to di­fe­ren­ciar­se de otros. Es­ta ca­pa­ci­dad de des­ta­car­se den­tro de la mul­ti­tud obe­de­ce a los de­seos de los con­su­mi­do­res, ca­da vez más adep­tos a la in­di­vi- dua­li­za­ción. Pa­re­ce ha­ber un cam­bio so­cial que, en los co­lo­res de au­to­mó­vi­les, sig­ni­fi­ca que lo más re­le­van­te ya no son los co­lo­res que lla­man la aten­ción, sino el efec­to más ex­pre­si­vo al mi­rar­los más de­te­ni­da­men­te. En ese sen­ti­do, los fa­bri­can­tes de pin­tu­ras de co­ches hi­cie­ron un gran tra­ba­jo en los úl­ti­mos años me­dian­te lo que de­no­mi­nan efec­tos es­pe­cia­les in­no­va­do­res. Esa tec­no­lo­gía es la que crea esos nue­vos to­nos. En el ca­so de BASF, tie­ne el nom­bre de XS­park, y se tra­ta de una pintura que con­tie­ne par­tí­cu­las de vi­drio muy fi­nas que re­fle­jan la luz, crean­do un bri­llo ca­rac­te­rís­ti­co que es efi­caz só­lo an­te el efec­to de al­gu­na ilu­mi­na­ción, sea na­tu­ral o ar­ti­fi­cial. Pa­ra Mark Gut­jahr, res­pon­sa­ble de Di­se­ño de BASF Eu­ro­pa, las di­fe­ren­cias que du­ran­te años se cen­tra­ron bá­si­ca­men­te en­tre co­lo­res só­li­dos, per­la­dos y me­tá­li­cos, aho­ra es­tán su­frien­do mo­di­fi­ca­cio­nes en el gus­to del clien­te. “La in­ter­ac­ción en­tre co­lor y efec­tos es­pe­cia­les es­tá per­mi­tien­do que los co­lo­res de los au­tos sean más com­ple­jos y ver­sá­ti­les, y es­te desa­rro­llo va a se­guir acom­pa­ñán­do­nos du­ran­te al­gu­nos años por­que no se ha ago­ta­do aún el po­ten­cial de la pa­le­ta de efec­tos es­pe­cia­les”, ex­pli­ca el eje­cu­ti­vo. Esos co­lo­res blan­co y gris que con­sig­ná­ba­mos al ini­cio es­tán dan­do lu­gar a otros, co­mo el ro­jo que, se­gún los di­se­ña­do­res, se­gui­rá cre­cien­do a lo lar­go de los pró­xi­mos años. Pe­ro no se de­ten­drá allí, por­que se di­ri­gi­rá ha­cia un violeta os­cu­ro y fuer­te. Asi­mis­mo, en­cuen­tran po­ten­cial en el ver­de, en su am­plia ga­ma de ma­ti­ces, que va des­de el tur­que­sa in­ten­so has­ta el ver­de mus­go bri­llan­te. “XS­park abre opor­tu­ni­da­des pa­ra tra­du­cir nue­vos va­lo­res y una nue­va con­cien­cia de la ca­li­dad en el co­lor de los au­to­mó­vi­les”, afir­ma Florina Trost, di­se­ña­do­ra de co­lo­res de BASF. Hay que te­ner en cuen­ta que desa­rro­llar un co­lor de au­to­mó­vil de­mo­ra en­tre tres y cin­co años. Es un pro­duc­to com­ple­jo que pa­sa por nu­me­ro­sas adap­ta­cio­nes téc­ni­cas, en­sa­yos y to­mas de de­ci­sión. Algo di­fe­ren­te a las ten­den­cias de la mo­da en in­du­men­ta­ria, por ejem­plo, que es mu­cho más vo­lá­til. Los di­se­ña­do­res tra­ba­jan en con­jun­to con las au­to­mo­tri­ces pa­ra en­con­trar la ga­ma co­rrec­ta del gus­to de ca­da ti­po de vehícu­lo y re­gión. Es no­ta­ble ver có­mo los gus­tos pue­den cam­biar de un mer­ca­do a otro, aun­que ten­gan cer­ca­nía geo­grá­fi­ca. Por eso el cam­po del co­lor de los au­tos es enor­me y ten­drá gran desa­rro­llo en el fu­tu­ro, cuan­do ten­ga­mos co­ches con co­lo­res no­ta­ble­men­te di­fe­ren­tes a los que es­tu­vi­mos vien­do has­ta aho­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.