Ta­sa­cio­nes: cla­ves pa­ra co­mu­ni­car

Una va­lua­ción acer­ta­da pue­de no ser con­si­de­ra­da si no es com­pren­di­da.

Clarín - Clasificados - - INMUEBLES -

La ta­sa­ción de un bien raíz es un pro­ce­so que com­pren­de va­rias etapas. La pri­me­ra es aque­lla in­he­ren­te a la bús­que­da de la in­for­ma­ción ne­ce­sa­ria. La si­guien­te con­sis­te en el aná­li­sis y eva­lua­ción de la re­co­pi­la­ción de da­tos pa­ra la de­ter­mi­na­ción del va­lor y, por úl­ti­mo, la co­mu­ni­ca­ción de la ta­sa­ción a nues­tro clien­te. La co­mu­ni­ca­ción no es só­lo ex­pre­sar, ya sea en for­ma oral o es­cri­ta, el va­lor de mer­ca­do ob­te­ni­do lue­go del aná­li­sis, sino ex­pli­car y con­tar to­do el pro­ce­so de ta­sa­ción y los por­qué del va­lor al cual se ha arri­ba­do. Aho­ra bien, no es ne­ce­sa­rio que se re­cu­rra a trans­cri­bir to­da la in­for­ma­ción re­co­pi­la­da o las fór­mu­las o cálcu­los uti­li­za­dos. Por el con­tra­rio, es­to, le­jos de con­tri­buir a la com­pren­sión por par­te del so­li­ci­tan­te pue­de lle­gar a con­fun­dir­lo. Aten­dien­do siem­pre a la fi­na­li­dad de la ta­sa­ción, se de­be re­cu­rrir a un len­gua­je con­cep­tual y en­ten­di­ble pa­ra el usua­rio de la ta­sa­ción. Un len­gua­je sen­ci­llo, que no ape­le a pa­la- bras de­ma­sia­do téc­ni­cas, no im­pli­ca por ello me­nor gra­do de pro­fe­sio­na­lis­mo. Los da­tos y fun­da­men­tos en los que se ba­sa la va­lua­ción no de­ben de nin­gún mo­do es­tar au­sen­tes, só­lo que de­ben se­guir la co­ne­xión y len­gua­je ade­cua­dos co­mo pa­ra que sean in­ter­pre­ta­dos, tam­bién por usua­rios aje­nos al ám­bi­to es­pe­cí­fi­co del mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio. No ol­vi­de­mos que una va­lua­ción acer­ta­da pue­de no ser con­si­de­ra­da si no es com­pren­di­da. Ex­ce­len­tes po­de­mos ser ta­san­do y tam­bién muy efec­ti­vos co­mu­ni­can­do el va­lor del in­mue­ble, pe­ro no hay que ol­vi­dar la im­por­tan­cia que tie­ne pa­ra el so­li­ci­tan­te quién es­tá de­trás de ca­da ta­sa­ción, quién es el pro­fe­sio­nal que brin­dó ase­so­ra­mien­to. Po­der ofre­cer con­fia­bi­li­dad a nues­tros clien­tes es hoy un pa­so fun­da­men­tal pa­ra que es­tos de­po­si­ten en no­so­tros una de las ta­reas más sen­si­bles pa­ra la to­ma de de­ci­sio­nes en ma­te­ria in­mo­bi­lia­ria. La co­mu­ni­ca­ción oral de una ta­sa­ción es lo que co­mún­men­te se co­no­ce co­mo opi­nión de va­lor y sue­le ser la más uti­li­za­da por los co­rre­do­res in­mo­bi­lia­rios. Lle­ga­do el mo­men­to de emi­tir la opi­nión de va­lor, es acon­se­ja­ble no co­men­zar por la ci­fra del mis­mo, sino re­cu­rrir a ex­pli­car pri­me­ro el diag­nós­ti­co del in­mue­ble y del mer­ca­do pa­ra, de ma­ne­ra ló­gi­ca y na­tu­ral, desem­bo­car en el va­lor. Des­pués de to­do, és­te ha si­do el pro­ce­so que he­mos se­gui­do no­so­tros pa­ra es­ta­ble­cer el va­lor que es­ta­mos co­mu­ni­can­do. Es ha­bi­tual que el pro­pie­ta­rio pien­se que su in­mue­ble es úni­co, ma­xi­mi­zan­do vir­tu­des e ig­no­ran­do de­fi­cien­cias. Es ló­gi­co que así sea, en ge­ne­ral, te­nien­do en cuen­ta que en la ma­yo­ría de los ca­sos el in­mue­ble es el ca­pi­tal eco­nó­mi­co más va­lio­so con el que cuen­ta y en el que de­po­si­ta ade­más una im­por­tan­te car­ga afec­ti­va. En vir­tud de ello, el ta­sa­dor de­be adop­tar siem­pre una ac­ti­tud de do­cen­cia, tra­tan­do de mos­trar tan­to vir­tu­des co­mo de­fec­tos de­tec­ta­dos en la pro­pie­dad y có­mo unos y otros son va­lo­ra­dos en las cir­cuns­tan­cias pre­sen­tes y par­ti­cu­la­res del mer­ca­do. La éti­ca ne­ce­sa­ria pa­ra po­der va­luar se cons­tru­ye con mu­chí­si­ma res­pon­sa­bi­li­dad, ex­pe­rien­cia, ca­pa­ci­ta­ción y an­te­ce­den­tes. En la co­mu­ni­ca­ción de la ta­sa­ción se po­ne a prue­ba el ver­da­de­ro co­no­ci­mien­to y for­ma­ción de un ta­sa­dor. No se pue­de dar lo que no se tie­ne. La co­mu­ni­ca­ción es un de­ri­va­do ló­gi­co del co­no­ci­mien­to y la com­pren­sión del pro­ble­ma. Fun­da­men­tos, éti­ca, con­vic­ción y se­gu­ri­dad son tras­mi­ti­dos cla­ra­men­te só­lo cuan­do se cuen­ta con ellos. www.re­por­tein­mo­bi­lia­rio.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.