Día de los enamo­ra­dos

¿Cuál es el ori­gen de es­ta ce­le­bra­ción? ¿Por qué es el 14 de fe­bre­ro?

Clarín - Clasificados - - TAPA -

El 14 de fe­bre­ro es una fe­cha pa­ra re­cor­dar al ser ama­do, re­ga­lar cho­co­la­tes, co­ra­zo­nes y flo­res … Eso sí, dán­do­le en­vi­dia a los sol­te­ros que no tie­nen con quién fes­te­jar es­te Día de los Enamo­ra­dos.

¿De dón­de na­ce es­ta his­to­ria? En la an­ti­gua Roma se ado­ra­ban a unos 15 dio­ses y se per­se­guía a los cris­tia­nos. Sin em­bar­go, ha­bía sa­cer­do­tes muy em­pe­ci­na­dos en que la gen­te se ca­sa­ra ba­jo el ritual cris­tiano. Va­len­tín fue uno de los que se de­di­có a ca­sar pa­re­jas aún cuan­do el em­pe­ra­dor lo ha­bía prohi­bi­do. El di­ri­gen­te ro­mano te­nía la creen­cia de que los sol­da­dos ca­sa­dos no eran tan bue­nos y efi­cien­tes como los sol­te­ros … Por­que los ca­sa­dos que- rían vol­ver a ca­sa y los otros no te­nían esa ur­gen­cia. Ade­más, en la an­ti­gua Roma, el 15 de fe­bre­ro se ce­le­bra­ba el día de la fer­ti­li­dad o Lu­per­ca­lia (en ho­nor del dios Lu­per­cus) y más gen­te que­ría con­traer ma­tri­mo­nio en esa fe­cha. El em­pe­ra­dor se en­te­ró que Va­len­tín ha­cía ca­sa­mien­tos clan­des­ti­nos y lo man­dó de­te­ner. Fue en ese mo­men­to en el que el sa­cer­do­te in­ten­tó cris­tia­ni­zar­lo. Aun­que en un prin­ci­pio Clau­dio II se sin­tió atraí­do por aque­lla re­li­gión que los mis­mos ro­ma­nos per­se­guían, los sol­da­dos y el pro­pio Go­ber­na­dor de Roma lo obli­ga­ron a desis­tir y or­ga­ni­za­ron una cam­pa­ña en con­tra de Va­len­tín. El em­pe­ra­dor ro­mano cam­bió de opi­nión y or­de­nó al go­ber­na­dor de Roma que pro­ce­sa­ra al sa­cer­do­te. Ac­to que lle­vó a ca­bo As­te­rius, su lu­gar­te­nien­te. Cuan­do és­te es­tu­vo de­lan­te de Va­len­tín se bur­ló de la re­li­gión cris­tia­na y qui­so po­ner­lo a prue­ba: le pre­gun­tó si se­ría ca­paz de de­vol­ver­le la vis­ta a una de sus hi­jas que era cie­ga de na­ci­mien­to. El sa­cer­do­te acep­tó y en nom­bre del Se­ñor obró el mi­la­gro, cristianizando a la chi­ca. Pe­ro hu­bo un pro­ble­ma … Va­len­tín se enamo­ró de la mu­cha­cha. En la vís­pe­ra de su eje­cu­ción, le en­vió una no­ta de des­pe­di­da que fir­mó con las pa­la­bras “de tu Va­len­tín”, de ahí el ori­gen de las car­tas de amor y poe­mas que se en­vían los enamo­ra­dos en es­ta fe­cha. El lu­gar­te­nien­te As­te­rius y to­da su fa­mi­lia se con­vir­tie­ron al cris­tia­nis­mo pe­ro no pu­die­ron li­be­rar a Va­len­tín de su eje­cu­ción.

San Va­len­tín fue de­ca­pi­ta­do el 14 de fe­bre­ro del 270 d. C … ¡ El día de los que pier­den la ca­be­za por amor!

Por Ana von Re­beur* * Es pe­rio­dis­ta, escritora, hu­mo­ris­ta y co­lum­nis­ta de En­tre­mu­je­res ( www. en­tre­mu­je­res. cla­rin. com). Es la au­to­ra de “El asun­to” ( Ed. Pla­ne­ta) y “Si­re­nas” ( Ed. Ver­ga­ra). Pa­ra ob­te­ner ma­yor in­for­ma­ción: www.anavon­re­beur.com.ar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.