Subas­tas de re­cu­pe­ro pren­da­rio

Clarin - Clasificados - - TAPA -

La ven­ta de au­tos con pla­nes a lar­go pla­zo se re­fuer­za en épo­cas de cri­sis como la que vi­vió el sec­tor au­to­mo­tor en 2014. Pe­ro quie­nes to­man es­tos com­pro­mi­sos mu­chas ve­ces no sa­ben las obli­ga­cio­nes que im­pli­ca y caen en el pro­ble­ma de la “cuo­ta im­pa­ga”, un do­lor de ca­be­za pa­ra ban­cos y fi­nan­cie­ras. El sec­tor au­to­mo­tor vi­vió un 2014 di­fe­ren­te. Des­pués de años de cre­ci­mien­to en ven­tas, se pro­du­jo un de­rrum­be del 28 % en los pa­ten­ta­mien­tos en re­la­ción a 2013. Va­rios fac­to­res des­en­ca­de­na­ron es­ta si­tua­ción. En­tre ellos se des­ta­can la in­fla­ción que gol­peó el pre­cio de los au­tos, que subie­ron 50 % en un año; la in­cer­ti­dum­bre de los com­pra­do­res por la evo­lu­ción de la eco­no­mía; y la fal­ta de stock de las ter­mi­na­les por las li­mi­ta­cio­nes a la com­pra de dó­la­res pa­ra im­por­tar. Es­te nue­vo con­tex­to tie­ne un im­pac­to di­rec­to en las ven­tas de au­tos fi­nan­cia­das por un la­do, y la fal­ta de pa­go en ban­cos y com­pa- ñías de cré­di­to por el otro. En primer lu­gar, cuan­do el mer­ca­do au­to­mo­tor en­tra en cri­sis, se ne­ce­si­tan más op­cio­nes de com­pra a lar­go pla­zo con ta­sas mo­de­ra­das, sien­do es­te uno de los mo­ti­va­do­res pa­ra que los clien­tes to­me la de­ci­sión de com­pra. Así su­ce­dió en 2014, cuan­do del to­tal de los 680.000 au­tos ven­di­dos, un 41 % fue­ron con pren­das. Es de­cir, ca­si la mi­tad de las ope­ra­cio­nes se rea­li­za­ron con cré­di­tos de ban­cos, ter­mi­na­les o pla­nes de aho­rro. Sin em­bar­go, en­tre la fal­ta de aho­rro de mu­chas fa­mi­lias su­ma­do a la ten­ta­ción de apro­ve­char las cuo­tas ac­ce­si­bles, se to­man mu­chas de­ci­sio­nes de com­pra y no siem­pre se pue­de ha­cer fren­te a los pa­gos. Ade­más, a ve­ces fal­ta ase­so­ra­mien­to so­bre los que sig­ni­fi­ca fir­mar una pren­da, de tal for­ma que si no se cum­ple con el pa­go hay ries­go de per­der la uni­dad. En es­te es­ce­na­rio es don­de Adrián Mer­ca­do “pu­so pri­me­ra” pa­ra ocu­par un lu­gar clave en ase­so­ra- mien­to y creó una uni­dad es­pe­cial de re­cu­pe­ro pren­da­rio, ser­vi­cio des­ti­na­do a sa­tis­fa­cer la de­man­da ca­da vez ma­yor de ban­cos y em­pre­sas fi­nan­cie­ras. Cuan­do los usua­rios com­pran un vehícu­lo con pla­nes fi­nan­cia­dos y se atra­san con el pa­go o no pue­den ha­cer fren­te a las cuo­tas, los acree­do­res ( ban­cos o em­pre­sas fi­nan­cie­ras) por el Ar­tícu­lo 39 de la ley de pren­das, con­ser­van im­por­tan­tes de­re­chos so­bre el vehícu­lo has­ta tan­to no se ha­ya pa­ga­do la úl­ti­ma cuo­ta de fi­nan­cia­ción. Es­tos de­re­chos es­tán es­ta­ble­ci­dos por el con­tra­to de pren­da al mo­men­to de la fir­ma. Por ejem­plo, si los usua­rios no pa­gan sus cuo­tas en fe­cha, el acree­dor tie­ne de­re­cho a re­cu­pe­rar la uni­dad. Una vez que el com­pra­dor en­tra en mo­ra, las le­yes le per­mi­ten la re­cu­pe­ra­ción del vehícu­lo. Una vez re­cu­pe­ra­do el au­to, las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras dis­po­nen de la uni­dad pa­ra subas­tar­lo. Adrián Mer­ca­do ofre­ce en esa ins- tan­cia los ser­vi­cios de un es­tu­dio ju­rí­di­co pa­ra tra­mi­tar lo ne­ce­sa­rio pa­ra ini­ciar el jui­cio de se­cues­tro pren­da­rio. Lue­go, los pa­sos a se­guir son los si­guien­tes: 1) Adrián Mer­ca­do Subas­tas pro­ce­de a la guar­da de los au­to­mo­to­res, pa­ra lo cual, cuen­ta con de­pó­si­tos pro­pios de gran­des di­men­sio­nes 2) Re­le­va­mien­to, lo­teo, ca­te­go­ri­za­ción, alis­ta­mien­to de las uni­da­des y pues­ta en mar­cha 3) Pu­bli­ca­ción del Edic­to en el Bo­le­tín Ofi­cial, com­ple­men­tán­do­se con pu­bli­ci­dad en dia­rios de primer ni­vel en la sec­ción Re­ma­tes 4) En los días pre­vios al re­ma­te, ex­hi­bi­ción de los vehícu­los y pues­ta en mar­cha en pla­ya des­ti­na­do a los po­ten­cia­les com­pra­do­res; 5) Subas­ta pro­pia­men­te di­cha en sa­lón con­for­me a las ne­ce­si­da­des de ca­da em­pre­sa; 6) Ren­di­ción de cuen­tas a los ban­cos o fi­nan­cie­ras. El ob­je­ti­vo de la em­pre­sa es es­tar cer­ca de los in­vo­lu­cra­dos a fin de evi­tar­le to­do ti­po de pro­ble­mas y “do­lo­res de ca­be­za”, bus­can­do so­lu­cio­nes rá­pi­das y efec­ti­vas. Pa­ra más in­for­ma­ción lla­mar al 4343-9893.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.