¿Có­mo­cons­truir efi­cien­te­men­te?

En Ar­gen­ti­na no sue­le ser co­mo en el res­to del mun­do. In­no­var en pla­ni­fi­ca­ción y nue­vos ro­les me­jo­ra los cos­tos.

Clarin - Clasificados - - INMUEBLES - Ar­qui­tec­to Da­mián Ta­bak­man, Rec­tor de EN-Real Es­ta­te, es­cue­la de ne­go­cios. www. en­rea­les­ta­te.org

La ba­se de la cons­truc­ción efi­cien­te de un em­pren­di­mien­to in­mo­bi­lia­rio pa­sa hoy por pla­ni­fi­car ade­cua­da­men­te el pro­yec­to y desa­rro­llar­lo en for­ma se­gu­ra y sus­ten­ta­ble. En la Ar­gen­ti­na es­to sue­na muy com­ple­jo de­bi­do, en­tre otras co­sas, a la al­ta in­fla­ción pe­ro de­be­mos com­pro­me­ter­nos a ha­cer­lo si que­re­mos se­guir las me­jo­res prác­ti­cas. En la ac­tua­li­dad las obras atra­vie­san una al­ta im­pre­vi­si­bi­li­dad no so­lo res­pec­to de los cos­tos sino por otras si­tua­cio­nes con­flic­ti­vas ta­les co­mo em­pre­sas cons­truc­to­ras que afec­ta­das por la si­tua­ción eco­nó­mi­ca tam­ba­lean (es­tan­do den­tro de la obra), o con­flic­tos sin­di­ca­les im­por­tan­tes. Tam­bién se to­man com­ple­jas de­ci­sio­nes de aco­pios, pa­gos de an­ti­ci­pos y ga­ran­tías que ter­mi­nan sien­do dé­bi­les e in­clu­so pe­li­gro­sas des­de la pers­pec­ti­va del desa­rro­lla­dor. Pa­ra afron­tar efi­cien­te­men­te es­tas cues­tio­nes se re­quie­re, so­bre to­do, pla­ni­fi­ca­ción con el ob­je­to de te­ner cla­ras las va­ria­bles de ries­go y mi­ti­gar­las pa­ra así cum­plir en tiem­po y for­ma los pla­zos, calidades y cos­tos com­pro­me­ti­dos. En nues­tra opi­nión, la in­cor­po­ra­ción de la fi­gu­ra de un ge­ren­te de pro­yec­to, con sol­ven­cia téc­ni­ca y pro­ba­da ex­pe­rien­cia, sue­le agre­gar mu­cho va­lor, aun pa­ra obras no tan gran­des. Tra­di­cio­nal­men­te en nues­tro mercado los em­pren­di­mien­tos han ten­di­do a un ar­qui­tec­to o un in­ge­nie­ro a car­go del pro­yec­to y la di­rec­ción de la cons­truc­ción. En los úl­ti­mos años apa­re­ció la fi­gu­ra del desa­rro­lla­dor in­mo­bi­lia­rio co­mo lí­der de los em­pren­di­mien­tos y co­mi­ten­te de los pro­fe­sio­na­les en­car­ga­dos de la cons­truc­ción. Si­guien­do las prác­ti­cas pro­pias de los mer­ca­dos desa­rro­lla­dos nues­tra vi­sión es que con­vie­ne in­tro­du­cir al ge­ren­te de pro­yec­tos al equi­po des­de la ges­ta­ción mis­ma del em­pren­di­mien­to pa­ra la con­si­de­ra­ción de to­dos los fac­to­res in­ter­nos y ex­ter­nos que in­ci­di­rán en el pro­ce­so de to­ma de de­ci­sio­nes. Se­rá su prin­ci­pal ta­rea pla­ni­fi­car de qué for­ma mi­ti­gar la in­fluen­cia ne­ga­ti­va de ca­da uno de ellos, pa­ra lue­go asu­mir su im­ple­men­ta­ción en la prác­ti­ca, pu­dien­do acor­dar su es­que­ma re­tri­bu­ti­vo por el ma­ne­jo efec­ti­vo de esas mis­mas va­ria­bles. Otra cues­tión, no me­nos im­por­tan­te en la ac­tua­li­dad, pa­sa por po­der me­dir su efi­cien­cia de desa­rro­llar una ges­tión sus­ten­ta­ble en un entorno de tra­ba­jo se­gu­ro. Lo sus­ten­ta­ble re­fie­re a re­du­cir a su mí­ni­ma ex­pre­sión los im­pac­tos en el me­dio am­bien­te, me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de los ocu­pan­tes del de­sa­rro­llo y ge­ne­rar pro­duc­tos eco­nó­mi­ca­men­te via­bles. No es más ca­ro sino si­nó­ni­mo de aho­rro y efi­cien­cia te­nien­do en men­te el cor­to, me­diano y lar­go pla­zo. Re­la­cio­na­do con la se­gu­ri­dad su­ce­de que to­do ac­ci­den­te e in­ci­den­te es pre­vi­si­ble y, por lo tan­to con­tro­la­ble, un efi­cien­te ge­ren­te de pro­yec­to de­be te­ner una ac­ti­tud proac­ti­va en ha­cer que el am­bien­te en que se desa­rro­llen los tra­ba­jos sea se­gu­ro. To­do lo ci­ta­do pre­via­men­te nos plan­tea desafíos que só­lo se­rán su­pe­ra­dos con una ac­ti­tud proac­ti­va y de li­de­raz­go en la bús­que­da de la efi­cien­cia, que es nues­tro ver­da­de­ro Nor­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.