Có­mo su­pe­rar la co­yun­tu­ra

Clarín - Clasificados - - DEBATE PROPUESTA -

ES­TRA­TE­GIAS DE INVERSION Tres re­co­no­ci­das desa­rro­lla­do­ras ex­pli­can sus pla­nes pa­ra man­te­ner el ni­vel de ac­ti­vi­dad.

La con­vo­ca­to­ria con­sis­tía en pen­sar la co­yun­tu­ra en el en­ra­re­ci­do año elec­to­ral que arran­ca ma­ña­na, con la elec­ción de go­ber­na­dor en Neu­quén, y tres pres­ti­gio­sos desa­rro­lla­do­res in­mo­bi­lia­rios in­vi­ta­dos a ex­po­ner sus pun­tos de vis­ta an­tea­yer en el co­wor­king La Co­mu­ni­dad de Ne­go­cios In­mo­bi­lia­rios. En cam­bio, los re­pre­sen­tan­tes de Dy­p­sa, Gru­po Portland y G&D op­ta­ron por ex­pli­car sus es­tra­te­gias pa­ra tra­ba­jar más allá de la agen­da po­lí­ti­ca. Una reac­ción sa­lu­da­ble, sin du­da: me­nos dis­cu­sión ideo­ló­gi­ca y más pro­pues­tas con­cre­tas de tra­ba­jo.

Así, que­da­ron flo­tan­do al me­nos dos con­clu­sio­nes: por un la­do, la de­cep­ción más o me­nos ex­plí­ci­ta fren­te a unas po­lí­ti­cas y una ges­tión de go­bierno que dis­ta­ron de ser to­do lo be­né­fi­cas que se es­pe­ra­ba pa­ra el sec­tor, en es­pe­cial des­de la de­ba­cle cam­bia­ria del úl­ti­mo año. Tam­bién, la vi­gen­cia de una in­ven­ti­va o un “ins­tin­to de su­per­vi­ven­cia” pa­ra ha­cer fren­te a la ad­ver­si­dad y ge­ne­rar nue­vas es­tra­te­gias de tra­ba­jo apos­tan­do a pro­duc­tos y lo­ca­cio­nes no­ve­do­sas. “Al mal tiem­po, bue­na ca­ra”, pa­re­ció ser el le­ma acor­de con la llu­via in­ten­sa que se desató al caer la tar­de, cuan­do cul­mi­na­ba el even­to.

To­dos los pa­ne­lis­tas coin­ci­die­ron en que la for­ma po­si­ble de se­guir ade­lan­te es con una vi­sión de lar­go pla­zo. Por ca­so, Is­sel Ki­persz­mid, pre­si­den­te de la desa­rro­lla­do­ra Dy­p­sa, ex­pli­có su de­ci­sión de “fo­ca­li­zar­se en los sec­to­res es­tra­té­gi­cos”, que lo lle­vó a tra­ba­jar en el ya­ci­mien­to pe­tro­lí­fe­ro Vaca Muer­ta, pro­vin­cia de Neu­quén, pa­ra brin­dar ser­vi­cios in­mo­bi­lia­rios a las em­pre­sas ins­ta­la­das allí: ho­te­le­ría y vi­vien­das pa­ra ren­ta.

Tam­bién Gus­ta­vo Me­na­yed, pre­si­den­te de Gru­po Portland, en­fa­ti­zó la ne­ce­si­dad de plan­tear­se es­tra­te­gias más allá de las no­ti­cias del día: “El que se guíe por la co­yun­tu­ra nun­ca va a ha­cer na­da”, ase­gu­ró. En es­te sen­ti­do, ex­pli­có que su em­pre­sa cons­truc­to­ra de­ve­ni­da desa­rro­lla­do­ra in­mo­bi­lia­ria apues­ta a “op­ti­mi­zar la tra­za­bi­li­dad de los re­cur­sos y los ma­te­ria­les de cons­truc­ción” co­mo es­tra­te­gia pa­ra ga­nar com­pe­ti­ti­vi­dad. De he­cho, tan­to Portland co­mo Dy­p­sa son em­pre­sas que fa­bri­can bue­na par­te de sus pro­pios in­su­mos, co­mo car­pin­te­rías pa­ra las ven­ta­nas, mue­bles de co­ci­na, cour­tain walls y mu­chos otros. “Así se re­du­cen en gran me­di­da los cos­tos pa­ra po­der ser com­pe­ti­ti­vos”, acla­ró.

Me­na­yed ase­gu­ró que su em­pre­sa ata­ca a to­dos los seg­men­tos del mer­ca­do re­si­den­cial a la vez: el de al­ta ga­ma con L’Ave­nue, el edi­fi­cio en Li­ber­ta­dor y Bull­rich con pro­yec­to del pres­ti­gio­so es­tu­dio lon­di­nen­se Zaha Ha­did Ar­chi­tects (pa­ra el que la­men­tó que no pue­da uti­li­zar­se nin­gún ma­te­rial fa­bri­ca­do en Ar­gen­ti­na); al tar­get me­dio y jo­ven con sus nu­me­ro­sos edi­fi­cios con ame­ni­ties, ter­mi­na­dos o en obra, y tam­bién al seg­men­to ba­jo.

Pa­ra es­te úl­ti­mo, Gru­po Portland es­tá em­plean­do un sis­te­ma cons­truc­ti­vo en hor­mi­gón pu­ro con mol­des especiales, de uso ha­bi­tual en mu­chos paí­ses de Asia que, se­gún ase­gu­ró, per­mi­te re­du­cir ca­si un 40% el tiem­po de obra, con lo cual se acor­ta el pla­zo a sie­te me­ses y se aba­ra­ta el pro­duc­to fi­nal. “Po­de­mos de­cir que así, gra­cias al pen­sa­mien­to in­ge­nie­ril de nues­tra em­pre­sa, en­con­tra­mos la fór­mu­la pa­ra po­der de­sa­rro­llar pa­ra la cla­se me­dia ba­ja”, ex­pli­có. Tam­bién ad­qui­rie­ron una em­pre­sa es­ta­dou­ni­den­se es­pe­cia­li­za­da en tra­ba­jar a al­ta ve­lo­ci­dad que ya tie­ne en obra –por fue­ra del por­ta­fo­lio del gru­po­gran­des ur­ba­ni­za­cio­nes en Us­huaia y Río Gran­de (Tie­rra del Fue­go), Zá­ra­te y Es­co­bar, en al­gu­nos ca­sos a pre­cios de ven­ta iné­di­tos de 1.200 US$/m2.

Por su par­te, el ar­qui­tec­to Da­niel Min­tzer, de la desa­rro­lla­do­ra G&D De­ve­lo­pers, se re­fi­rió a sus es­tra­te­gias pa­ra re­du­cir cos­tos pro­pios y pre­cios fi­na­les. Des­ta­có que la de­va­lua­ción de 2018 per­mi­te cons­truir a un cos­to más ba­ra­to en pe­sos, y que eso per­mi­tió ba­jar los pre­cios de ven­ta (o me­jor di­cho de pre­ven­ta) en for­ma pro­por­cio­nal. “La pa­ra­do­ja es que hoy la uni­dad nue­va es más ba­ra­ta que la equi­va­len­te usa­da, por­que el pro­pie­ta­rio del usa­do sue­le te­ner tiem­po pa­ra es­pe­rar y no­so­tros no; pe­ro lo im­por­tan­te es que se­gui­mos tra­ba­jan­do y la pe­lea­mos pa­ra ade­lan­te”, gra­fi­có. En es­te sen­ti­do, ade­lan­tó que van a lan­zar es­te año sie­te edi­fi­cios, ca­si to­dos “chi­cos”, de en­tre 2.000 y 5.000 m2.

Min­tzer ase­gu­ró que en Bue­nos Ai­res hay “mu­chas zo­nas don­de com­prar te­rre­nos a buen pre­cio”, y que si se in­ves­ti­ga “más allá de los mis­mos ba­rrios de siem­pre se pue­den en­con­trar mu­chos lu­ga­res con 300 US$/m2 de in­ci­den­cia”, lo cual per­mi­te te­ner cos­tos to­ta­les de obra en el or­den de las 1800 más ho­no­ra­rios. En es­tos ca­sos, la ven­ta po­dría es­tar al­re­de­dor de los 2.300 o 2.400 US$/m2. De to­das for­mas, el em­pre­sa­rio ad­mi­tió que to­da­vía fal­ta es­tu­diar en de­ta­lle có­mo re­per­cu­ti­rá en ca­da uno de ellos la im­ple­men­ta­ción del nue­vo Có­di­go Ur­ba­nís­ti­co: otra es­pi­na cla­va­da en el co­ra­zón de la in­dus­tria de la cons­truc­ción y los desa­rro­llos in­mo­bi­lia­rios. Al me­nos, así lo sien­ten sus ac­to­res ca­si sin ex­cep­ción.w

Desa­rro­lla­do­res. Is­sel Ki­persz­mid, Gus­ta­vo Me­na­yed, Da­niel Min­tzer y el mo­de­ra­dor Da­mián Ta­bak­man du­ran­te la reunión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.