Decks eco­ló­gi­cos: es­té­ti­cos y fá­ci­les de lim­piar

Clarín - Clasificados - - MANTENIMIENTO -

No po­seen as­ti­llas, son an­ti­des­li­zan­tes y re­sis­ten­tes. Se lim­pian con un tra­po con de­ter­gen­te.

Son re­sis­ten­tes al sol, al ca­lor y a la hu­me­dad. Su apa­rien­cia es si­mi­lar a la ma­de­ra pe­ro son de WPC (Wood Plas­tic Com­po­si­te), un com­pues­to de ase­rrín y po­li­eti­leno. Los decks eco­ló­gi­cos se han con­ver­ti­do en una ten­den­cia pa­ra co­lo­car al­re­de­dor de la pi­le­ta, en una ga­le­ría o en un sec­tor del jar­dín, bal­cón o te­rra­za ya que apor­tan es­té­ti­ca y fun­cio­na­li­dad.

Una de sus prin­ci­pa­les ven­ta­jas es que no re­quie­ren man­te­ni­mien­to. No ne­ce­si­tan ser li­ja­dos, ni pin­ta­dos, ni pu­li­dos. Só­lo se lim­pian con un po­co de agua y ja­bón ya que la su­cie­dad no se les ad­hie­re fá­cil­men­te.

Den­tro de es­tos decks exis­ten tres ti­pos. Fa­bio Nusyn­kier, CEO de Co­mar, los enu­me­ra: “el hue­co, con más ai­re y me­nos ma­te­rial, es el más do­més­ti­co, me­nos re­sis­ten­te y más eco­nó­mi­co; el se­mi­só­li­do, con más ma­te­rial y ma­yor re­sis­ten­cia; y el só­li­do, que es ma­ci­zo y el más re­sis­ten­te”.

Ade­más, vie­nen en una versión clá­si­ca (ex­tru­sa­dos) o pue­den pro­du­cir­se con una lá­mi­na pro­tec­to­ra de PVC que los re­cu­bre (coex­tru­sa­dos).

Aun­que de­pen­de del ti­po de ma­te­rial, hay una am­plia ga­ma de co­lo­res. En los mo­de­los clá­si­cos (de ex­tru­sión sim­ple) los co­lo­res son más ho­mo­gé­neos y tie­nen una to­na­li­dad en ma­de­ra ro­ji­za y os­cu­ra prin­ci­pal­men­te.

En cam­bio, los que co­rres­pon­den a la tec­no­lo­gía de coex­tru­sión (vie­nen con una lá­mi­na pro­tec­to­ra de PVC) la ga­ma se abre e in­clu­ye des­de los que imi­tan ma­de­ras has­ta blan­cos, pa­san­do por gri­ses y azu­les. “No hay una li­mi­ta­ción de co­lo­res en es­ta tec­no­lo­gía”, ase­gu­ra Nusyn­kier.

Brin­dar ma­yor se­gu­ri­dad es otra de las ven­ta­jas de los decks eco­ló­gi­cos. “No po­seen as­ti­llas y su su­per­fi­cie es an­ti­des­li­zan­te, lo que los ha­ce más se­gu­ros pa­ra ni­ños y mas­co­tas”, sos­tie­ne Fa­bri­cio Ta­mag­no­ne, de la fir­ma Li­fecy­cle, que im­por­ta decks de ori­gen es­ta­dou­ni­den­se.

Ade­más, agre­ga que “las pla­ta­for­mas de fa­bri­ca­ción de los decks han evo­lu­cio­na­do en los úl­ti­mos años y los com­pues­tos ac­tua­les re­fle­jan la be­lle­za de las ma­de­ras na­tu­ra­les y exó­ti­cas, com­ple­men­ta­das con ve­tas que real­zan la ca­li­dad”.

El ca­tá­lo­go de Li­fecy­cle in­clu­ye lí­neas tra­di­cio­na­les y pre­mium. Den­tro de las tra­di­cio­na­les es­tán Sa­ble, co­lor sí­mil ce­dro con ve­tas y de­ta­lles si­mi­la­res a la ma­de­ra; Teak, que tie­ne un co­lor tos­ta­do de as­pec­to rús­ti­co con to­ques cla­ros y os­cu­ros; Acorn, sí­mil ce­re­zo con as­pec­to rús­ti­co e im­po­nen­te; y As­pen, sa­ti­na­dos de gris me­dio con ma­ti­ces de gris to­po.

En­tre los pro­duc­tos pre­mium, en tan­to, se des­ta­can Warm Sien­na, un ma­rrón do­ra­do con le­ves ve­tas más os­cu­ras que dan ma­yor pro­fun­di­dad; Cin­na­bar, ro­ji­zo si­mi­lar al que­bra­cho brin­da un as­pec­to im­po­nen­te; y Burnt Um­ber, ma­rrón pro­fun­do pe­ro con su­ti­les to­nos ro­jos.

Re­sis­ten­cia a la de­co­lo­ra­ción, al moho, los hon­gos, los in­sec­tos y al de­te­rio­ro na­tu­ral por ex­po­si­ción a la in­tem­pe­rie (su vi­da útil se pue­de me­dir más en dé­ca­das que en años) son las ca­rac­te­rís­ti­cas que des­ta­ca Eleo­no­ra Ca­rras­co, de Nor­de­co, im­por­ta­do­ra ex­clu­si­va de la lí­neas clá­si­ca y pre­mium de los decks eco­ló­gi­cos Trex, tam­bién es­ta­dou­ni­den­ses. La clá­si­ca vie­ne en ma­rrón to­rino, ro­jo ma­rro­quí, are­na, ma­rrón miel y gris cas­tor. La pre­mium, en gris nevado, cas­ta­ño, ro­ble mon­ta­ña y la­pa­cho.

Los pre­cios son si­mi­la­res a los de ma­de­ra du­ra. Arran­can en $ 2.800 el m2. En cuan­to a su co­lo­ca­ción, se acon­se­ja uti­li­zar el sis­te­ma de gram­pas ocul­tas. “Cuan­do se co­lo­ca so­bre te­rreno no ab­sor­ben­te, hay que te­ner cui­da­do de que el sis­te­ma de al­fa­jías no in­te­rrum­pa el es­cu­rri­mien­to del agua, lo ideal es ar­mar­lo en pa­ños que per­mi­tan ser le­van­ta­dos en ca­so de ne­ce­si­tar­lo”, agre­gan des­de la fir­ma Co­mar.

En la pis­ci­na. Los decks eco­ló­gi­cos tie­nen la ven­ta­ja de ser an­ti­des­li­zan­tes (Li­fecy­cle)

Pre­miun. Deck en gris de la lí­nea es­ta­dou­ni­den­se Trex (Nor­de­co).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.