Sin Biag­gio, hu­bo sil­bi­dos pa­ra al­gu­nos ju­ga­do­res y aplau­sos ti­bios pa­ra otros

Una par­te de la gen­te can­tó pi­dien­do ma­yor ac­ti­tud, pe­ro otro gru­po ta­pó ese re­cla­mo y gri­tó por San Lo­ren­zo.

Clarin - Deportivo - - DEPORTIVO -

La preo­cu­pa­ción de un ve­te­rano pla­teís­ta fue cla­ra: “No vino na­die, qué po­ca gen­te hay en la can­cha, tam­bién, con lo que jue­ga es­te equi­po”. No era pa­ra me­nos. Esa fal­ta de en­tu­sias­mo de la gen­te que­dó en evi­den­cia en­se­gui­da. Y se trans­for­mó en fas­ti­dio des­pués del gol de Ma­ro­ni. “Y pon­gan hue­vos que te­ne­mos que ga­nar” fue el cla­ro men­sa­je que ba­jó des­de las tri­bu­nas y las pla­teas pa­ra los ju­ga­do­res aho­ra que ya no es­ta­ba Clau­dio Da­río Biag­gio. Es que du­ran­te los 13 me­ses que es­tu­vo el Pam­pa en el ban­co, la ba­rra y la gen­te ban­có al equi­po, a pe­sar del mal jue­go. Pe­ro se aca­ba­ron las con­tem­pla­cio­nes. Eso sí, des­pués del “mo­ve­te, Boe­do, mo­ve­te”, el grue­so de la hin­cha­da em­pe­zó a can­tar el clá­si­co “ju­ga­do­res/ ver si po­nen hue­vos/ que no jue­gan con na­die”, pe­ro en­se­gui­da el res­to del pú­bli­co em­pe­zó a alen­tar “... San Lo­ren­zo/Va­mos San Lo­ren­zo”. Pe­ro esa grie­ta en­tre los sec­to­res que­dó al­go em­par­cha­da so­bre del fi­nal del en­cuen­tro, cuan­do ya no ha­bía tan­tas ga­nas de ta­par el can­to del sec­tor prin­ci­pal de la po­pu­lar lo­cal. El fas­ti­dio se ha­bía ge­ne­ra­li­za­do.

Hu­bo sil­bi­dos cuan­do sa­lió Pa­blo Mou­che, ti­bios aplau­sos pa­ra Bau­tis­ta Mer­li­ni a pe­sar del flo­jo par­ti­do y cre­cien­te ner­vio­sis­mo ca­da vez que Ru­bén Bot­ta no re­sol­vía una ju­ga­da. En el fi­nal del par­ti­do, los ju­ve­ni­les Ger­mán Ber­te­ra­me y Ni­co­lás Re­nie­ro fa­lla­ron en la de­fi­ni­ción. Tal vez en la es­pe­ran­za de una re­no­va­ción apo­ya­da en los ju­ve­ni­les que apa­re­cie­ron en los úl­ti­mo tiem­po, es­tén ci­men­ta­dos los ti­bios aplau­sos con los que la ma­yo­ría de la gen­te des­pi­dió a los ju­ga­do­res, mien­tras que otros se iban con bron­ca y re­sig­na­ción, bus­can­do dis­cu­tir e in­ten­tan­do so­lu­cio­nar con otros hin­chas los pro­ble­mas que lle­va­ron al Ci­clón a es­te mo­men­to de fal­ta de iden­ti­dad fut­bo­lís­ti­ca.

JUAN MA­NUEL FOGLIA

Re­pro­ches. Bot­ta, uno de los apun­ta­dos, en el pi­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.