SIN­TO­NIA FI­NA PA­RA LA GRUE­SA

La cam­pa­ña de ve­rano co­mien­za con pro­ble­mas agro­nó­mi­cos y de ren­ta­bi­li­dad. En es­te mar­co, pro­duc­to­res y téc­ni­cos de di­fe­ren­tes re­gio­nes ana­li­za­ron con Cla­rín Ru­ral las me­jo­res es­tra­te­gias pa­ra un año di­fí­cil.

Clarín - Revista Rural - - Portada - Lu­cas Vi­lla­mil lvi­lla­mil@clarin.com

Co­men­zó una nue­va cam­pa­ña agrí­co­la en la Ar­gen­ti­na y por es­tos días los pro­duc­to­res ter­mi­nan de de­fi­nir sus es­tra­te­gias. La ba­ja en el pre­cio del maíz y la so­ja y el con­se­cuen­te es­tre­cha­mien­to de la ren­ta­bi­li­dad es la va­ria­ble que de­ter­mi­na mu­chas de­ci­sio­nes, y en la ba­lan­za si­gue ga­nan­do pe­so la olea­gi­no­sa en de­tri­men­to de una ro­ta­ción más fa­vo­ra­ble pa­ra los sue­los.

Los pro­ble­mas agro­nó­mi­cos, an­te la cre­cien­te pre­sión del sis­te­ma pro­duc­ti­vo, es­ta­rán nue­va­men­te en el cen­tro de la es­ce­na. Cla­rín

Ru­ral ha­bló con es­pe­cia­lis­tas y pro­duc­to­res de las prin­ci­pa­les zo­nas agrí­co­las del país pa­ra tra­zar un pa­no­ra­ma de lo que pa­sa­rá en los lo­tes es­te ve­rano.

Ro­dol­fo Gil, del Ins­ti­tu­to de Sue­los del INTA Cas­te­lar, di­ce que se­gún los pro­nós­ti­cos se­rá una cam­pa­ña con llu­vias abun­dan­tes, y que la me­jor ma­ne­ra de sa­car el agua del cam­po es con cul­ti­vos. “En años Ni­ño, co­mo es­te, en los que con­ta­mos con el re­cur­so agua, te­ne­mos que apro­ve­char pa­ra in­ten­si­fi­car las ro­ta­cio­nes. Eso no es

El año Ni­ño pro­me­te hu­me­dad su­fi­cien­te pa­ra los cul­ti­vos en la ma­yo­ría de las re­gio­nes. Los pro­duc­to­res ten­drán me­nor fi­nan­cia­mien­to y re­sul­ta­dos más ajus­ta­dos por la ba­ja de pre­cios. Las es­ti­ma­cio­nes apun­tan a un cre­ci­mien­to en el área de so­ja en de­tri­men­to del maíz.

otra co­sa que se­cues­trar car­bono pa­ra fa­bri­car ma­te­ria or­gá­ni­ca y pa­ra man­te­ner las es­truc­tu­ras pro­duc­ti­vas de los sue­los. Es­te año es­tán da­das las con­di­cio­nes en ca­si to­do el país, pe­ro la­men­ta­ble­men­te, por ra­zo­nes eco­nó­mi­cas no se es­tá rea­li­zan­do esa in­ten­si­fi­ca­ción”, ad­vier­te Gil.

Por su par­te Car­los Gros­so, pro­duc­tor con ba­se en la lo­ca­li­dad de San Jor­ge, en el cen­tro de San­ta Fe, cuen­ta que apro­ve­chó la bue­na hu­me­dad del in­vierno pa­ra sem­brar un 35% del área con tri­go, pe­ro ad­mi­te que es­te año va a ha­cer al­re­de­dor del 10% de la su­per­fi­cie con maíz, mu­cho me­nos que el ter­cio que ha­bi­tual­men­te in­ten­ta ha­cer. “Hay un stock muy gran­de de maíz y no dan los nú­me­ros. Pa­ra la so­ja la cuen­ta tam­bién es­tá muy ajus­ta­da, pe­ro por lo me­nos es un cul­ti­vo que te per­mi­te de­fen­der­te más, no te­nes tan­to gas­to de fle­tes”, di­ce Gros­so.

En li­nea con Gros­so, Ma­rio Bragachini, es­pe­cia­lis­ta del INTA Man­fre­di, no du­da en afir­mar que el área de so­ja cre­ce­rá es­te año en de­tri­men­to del maíz, el sor­go y los cul­ti­vos que tie­nen ma­yor in­ci­den­cia de los fle­tes. “Con los pre­cios

“EN LA CRI­SIS DEL MAIZ ES­TAN LAS OPOR­TU­NI­DA­DES, CO­MO EL FEED­LOT Y EL ETA­NOL”, AFIR­MA BRAGACHINI

ac­tua­les, es­tos cul­ti­vos se ve­rán muy afec­ta­dos en los lo­tes que es­tán a más de 200 ki­ló­me­tros de los puer­tos”, afir­ma. Y lue­go aña­de: “Na­die en el mun­do pue­de pro­du­cir maíz con un pre­cio de 140 dó­la­res, ni si­quie­ra en Es­ta­dos Uni­dos. Al­go va a pa­sar, y eso se per­ci­be cuan­do ves que el mer­ca­do de fu­tu­ro no es tan ma­lo co­mo el pre­sen­te; ya to­ca­mos fon­do. Pe­ro en es­ta cri­sis del maíz y el sor­go es­tán las opor­tu­ni­da­des. Por ejem­plo, el eta­nol y el feed­lot son hoy bue­nos ne­go­cios”.

En el NOA, don­de ya van tres años de gra­ves di­fi­cul­ta­des cli­má­ti­cas, las de­ci­sio­nes ven­drán ata­das a los re­sul­ta­dos de la úl­ti­ma cam­pa­ña de grue­sa, que fue­ron in­fe­rio­res a los es­pe­ra­dos, y a la ba­ja en el pre­cio de los gra­nos. “Des­de lo pro­duc­ti­vo es­ta­mos es­pe­ran­do un año bueno, pe­ro te­nien­do en cuen­ta el con­tex­to ac­tual y los ren­di­mien­tos pro­me­dio de los úl­ti­mos diez años, los nú­me­ros no cie­rran. El re­sul­ta­do no acom­pa­ña a la pro­duc­ción fí­si­ca”, di­ce Da­niel Ros­si, coor­di­na­dor de los gru­pos CREA del NOA.

Se­gún ex­pli­ca Gil, la me­jor ma­ne­ra pa­ra in­ten­si­fi­car es ha­cer du­ran­te el in­vierno cul­ti­vos de fi­na, co­mo tri­go, ave­na, ce­ba­da, o in­clu­so cul­ti­vos de co­ber­tu­ra. “La­men­ta­ble­men­te, al cos­ta­do de las ru­tas lo que se ve son más lo­tes des­nu­dos que con co­ber­tu­ra -di­ce Gil-. Es­tán avan­zan­do las ma­le­zas re­sis­ten­tes y mu­chos apun­tan a có­mo com­ba­tir­las con her­bi­ci­das, pe­ro una de las he­rra­mien­tas pa­ra con­tro­lar­las es jus­ta­men­te in­ten­si­fi­car las ro­ta­cio­nes con cul­ti­vos de cu­bier­ta que com­pi­ten con la ma­le­za y ayu­dan a ma­ne­jar­la”.

Una de las zo­nas en las que los cul­ti­vos de in­vierno son una fi­ja es el sud­es­te bo­nae­ren­se, don­de es­te año la ce­ba­da le ga­nó mu­cho te­rri­to­rio al tri­go. Gus­ta­vo Al­mas­sio, pro­duc­tor y ase­sor de esa re­gión, di­ce que la úni­ca se­cuen­cia que cie­rra con los al­qui­le­res es ce­ba­da/ so­ja. “Hoy lo más im­por­tan­te es la so­ja de se­gun­da, y en nues­tra zo­na, por la fe­cha en que se siem­bra, la so­ja de se­gun­da es muy errá­ti­ca so­bre tri­go y re­la­ti­va­men­te se­gu­ra so­bre ce­ba­da. Hay una di­fe­ren­cia de por lo me­nos 1.000 ki­los por hec­tá­rea a fa­vor de ha­cer­la so­bre ce­ba­da. Ade­más, yo se que si siem­bro tri­go no lo voy a po­der ven­der”, ex­pli­ca.

Pe­ro más allá de que la ce­ba­da amor­ti­guó la caí­da, los cul­ti­vos de in­vierno se re­du­je­ron mu­cho en la zo­na, y allí tam­bién la so­ja es la pro­ta­go­nis­ta de los plan­teos. “Mu­chos lo­tes han ido de so­ja de se­gun­da a so­ja de pri­me­ra, por lo que el pro­ble­ma de ra­ma ne­gra fue tre­men­do y hu­bo un enor­me au­men­to en los gas­tos de bar­be­cho. En los cam­pos que ase­so­ro hi­ci­mos es­te año ave­na de co­ber­tu­ra por­que por lo me­nos pa­sa­mos sin ma­le­zas la pri­me­ra par­te del in­vierno. Pe­ro aho­ra, en no­viem­bre, es el pi­co más im­por­tan­te de ra­ma ne­gra. Otra ma­le­za que es­tá avan­zan­do mu­cho es el rai­grás re­sis­ten­te”, afir­ma Al­mas­sio.

En el NOA, don­de se ori­gi­na la re­sis­ten­cia de mu­chas ma­le­zas a los her­bi­ci­das, Ros­si men­cio­na a las gra­mí­neas re­sis­ten­tes o to­le­ran­tes al gli­fo­sa­to, el sor­go de ale­po, echi­no­chloa, uro­chloa, eleu­si­ne, al­gu­nas la­ti­fo­lia­das y to­dos los ama­rant­hus to­le­ran­tes a las ALS en­tre los do­lo­res de ca­be­za que se es­pe­ran pa­ra la cam­pa­ña. “En cuan­to a las pla­gas, es­te año ya se ha que­bra­do la re­sis­ten­cia de los maí­ces HX a spo­dop­te­ra y se ha te­ni­do que apli­car. En so­ja, el gran in­te­rro­gan­te es la apa­ri­ción de he­li­co­ver­pa ar­mi­ge­ra. Hay que ver có­mo se plan­tea la de­fen­sa del cul­ti­vo. La so­ja BT ha te­ni­do ren­di­mien­tos su­pe­rio­res e in­fe­rio­res a la RR1. El gen BT se ex­pre­só, pe­ro con al­gu­nos pro­ble­mas co­mo la cos­mioi­de, que apa­re­ció y en al­gu­nos ca­sos obli­gó a ha­cer al­gu­nas

APLICACION. EL MA­NE­JO DE LAS MA­LE­ZAS SEGUIRA SIEN­DO UNA DE LAS PRIN­CI­PA­LES PRO­BLE­MA­TI­CAS Y OBLI­GA­RA A UN MA­YOR MO­NI­TO­REO DE LOS LO­TES.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.