HA­BE­MUS DA­TA

La Agri­cul­tu­ra de Pre­ci­sión ge­ne­ra abun­dan­te in­for­ma­ción, aho­ra lle­gó el mo­men­to de sim­pli­fi­car los da­tos pa­ra que ayu­den a los pro­duc­to­res en la to­ma de de­ci­sio­nes.

Clarín - Revista Rural - - Sumario - Juan I. Mar­tí­nez Dod­da Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

La agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión ge­ne­ra mu­cha in­for­ma­ción de cam­po, aho­ra hay que apren­der a apro­ve­char­la.

Una co­se­cha­do­ra que “lla­ma” al trac­tor y la tol­va pa­ra des­car­gar el grano. Un equi­po de rie­go que se ma­ne­ja des­de un ce­lu­lar, la apli­ca­ción de her­bi­ci­das se­lec­ti­va­men­te so­bre las ma­le­zas, sen­so­res que per­mi­ten sa­ber cuán­do la va­ca va a en­trar en ce­lo o que en­vían por SMS la ho­ra en que va a pa­rir y el mo­ni­to­reo de to­dos los pa­rá­me­tros en una gran­ja de un mi­llón de hue­vos dia­rios. La era de los ca­si ro­bots ya des­em­bar­có con to­do su ar­se­nal a lo lar­go de to­dos los es­la­bo­nes de la ca­de­na pro­duc­ti­va. En diá­lo­go con Re­vis­ta, un gru­po de es­pe­cia­lis­tas ana­li­zó los dis­po­si­ti­vos de pre­ci­sión que se es­tán usan­do o usa­rán en ca­da ac­ti­vi­dad y opi­nó so­bre la ne­ce­si­dad de ca­pa­ci­ta­ción y so­bre el fu­tu­ro do­mi­nio de los da­tos re­co­lec­ta­dos.

La ne­ce­si­dad de pro­du­cir más por hec­tá­rea afec­tan­do lo me­nos po­si­ble el am­bien­te así co­mo con­su­mi­do­res con un ojo pues­to so­bre la ca­li­dad de los ali­men­tos, han con­ver­ti­do a la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria en un jue­go de aje­drez, don­de ca­da mo­vi­mien­to cuen­ta pen- san­do en el ja­que ma­te fi­nal.

“El con­su­mi­dor es­tá te­nien­do una con­cien­cia de qué es­tá co­mien­do y eso es­tá ge­ne­ran­do un ne­go­cio pa­ra po­ner en la mano de los con­su­mi­do­res he­rra­mien­tas que per­mi­tan co­no­cer de dón­de vie­ne, có­mo fue pro­du­ci­do y qué fi­to­sa­ni­ta­rios re­ci­bió, en de­fi­ni­ti­va, la ca­li­dad del bo­ca­do que se van a lle­var a la bo­ca”, ex­pli­có el di­rec­tor del Pro­gra­ma de Agri­cul­tu­ra de Pre­ci­sión (AP) del INIA chi­leno, Stan­ley Best. Ac­tual­men­te, con có­di­gos QR en al­gu­nos pro­duc­tos y lec­to­res ins­ta­la­dos en te­lé­fo­nos ce­lu­la­res se pue­de des­an­dar el ca­mino que ha te­ni­do ese ali­men­to des­de el cam­po has­ta la gón­do­la.

“Con ca­si 9 mi­llo­nes de hec­tá­reas ma­ne­ja­das con tec­no­lo­gías de Agri­cul­tu­ra de Pre­ci­sión, Ar­gen­ti­na se po­si­cio­na en el se­gun­do lu­gar en­tre los paí­ses más tec­ni­fi­ca­dos del mun­do pa­ra pro­du­cir gra­nos con al­tos ni­ve­les de efi­cien­cia pro­duc­ti­va”, apun­tó el coor­di­na­dor del INTA Pre­cop y de A.P., Ma­rio Bragachini.

Yen­do es­pe­cí­fi­ca­men­te a los cam­bios que se es­tán dan­do en el lo­te, al cuan­ti­fi­car el desa­rro­llo de dis­po­si­ti­vos de me­di­ción o

Stan­ley Best Es­pe­cia­lis­ta chi­leno en agric. de pre­ci­sión

Hay que brin­dar al pro­duc­tor in­for­ma­ción sim­ple

re­co­lec­ción de da­tos, Best ad­vier­te que han co­me­ti­do un error. “Hoy te­ne­mos un mon­tón de ac­tua­do­res que ge­ne­ran mu­cha me­ga­da­ta pe­ro po­cos soft­wa­re pa­ra tra­du­cir eso en una ac­ción con­cre­ta”, di­jo. En es­te sen­ti­do, Best re­pi­tió que hay que brin­dar al pro­duc­tor una in­for­ma­ción sim­ple y di­ge­ri­da. “Va­mos a fra­ca­sar si le se­gui­mos dan­do al usua­rio un je­ro­glí­fi­co que tie­ne que in­ter­pre­tar pa­ra to­mar una de­ci­sión, te­ne­mos que ha­cer una de­co­di­fi­ca­ción pre­via y ofre­cer­le dos op­cio­nes, por ejem­plo, re­gar o no re­gar”, re­su­mió.

El ma­ne­jo de es­tos da­tos se ha con­ver­ti­do en una he­rra­mien­ta de mar­ke­ting pa­ra las em­pre­sas de agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión, pe­ro tam-

AHO­RA, LAS EM­PRE­SAS PUE­DEN SA­BER QUE ES­TAN HA­CIEN­DO LOS PRO­DUC­TO­RES CON SUS MA­QUI­NAS

bién pa­ra las que ven­den in­su­mos y otros bie­nes re­la­cio­na­dos al agro­ne­go­cio. “Aho­ra, las em­pre­sas pue­den sa­ber qué es­tán ha­cien­do los pro­duc­to­res con sus má­qui­nas e in­su­mos”, di­jo el es­pe­cia­lis­ta en bio­sis­te­mas de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Leuven, Bél­gi­ca, Jos­se de Baer­de­mae­ker. Y agre­gó: “A la nu­be se pue­de ac­ce­der des­de un te­lé­fono, una ta­ble­ta o el or­de­na­dor en el trac­tor, pe­ro uno de los de­ba­tes es sa­ber quién va a ges­tio­nar esos da­tos que se ge­ne­ran”.

Pa­ra Best, “los pro­vee­do­res de in­su­mos bus­can ad­mi­nis­trar los da­tos re­co­lec­ta­dos por mi­les de pro­duc­to­res, cru­zar­los con pers­pec­ti­vas cli­má­ti­cas y da­tos pro­pios y de­vol­ver­le al mis­mo pro­duc­tor

Ma­rio Bragachini Coor­di­na­dor del INTA Pre­cop

So­mos el 2° pro­duc­tor de gra­nos más tec­ni­fi­ca­do

una pres­crip­ción”. El es­pe­cia­lis­ta chi­leno aña­dió que la co­nec­ti­vi­dad es lo que per­mi­te es­ta­ble­cer una co­mu­ni­ca­ción de ida y vuel­ta con la “nu­be de da­tos”. Las em­pre­sas de co­mu­ni­ca­ción lo sa­ben, por eso se es­tán pe­lean­do por en­trar al sec­tor agro­pe­cua­rio.

Siem­bra por cen­tí­me­tro

En ma­te­ria de sem­bra­do­ras, pro­ba­ble­men­te el ma­yor ha­llaz­go de los úl­ti­mos años es la evo­lu­ción ha­cia mo­to­res eléc­tri­cos en la dis­tri­bu­ción de las se­mi­llas que per­mi­te ajus­tar la den­si­dad de siem­bra sur­co por sur­co. “Tam­bién, con sis­te­mas hi­dráu­li­cos de res­pues­ta ca­si in­me­dia­ta, se tien­de a cam­biar el sis­te­ma de co­pia­do con­ven­cio­nal

J. Baer­de­mae­ker Es­pe­cia­lis­ta bel­ga en bio­sis­te­mas

Hoy se pue­de ac­ce­der a los da­tos des­de un ce­lu­lar

de re­sor­tes o con pul­mo­nes neu­má­ti­cos”, ex­pli­có el coor­di­na­dor Na­cio­nal del Pro­yec­to de Agri­cul­tu­ra de Pre­ci­sión del INTA, An­drés Mén­dez.

Otro ajus­te en pos de la pre­ci­sión de siem­bra es en los dis­tri­bui­do­res. “Pre­ci­sion Plan­ting di­se­ñó un ca­ño de ba­ja­da con una no­ria de can­gi­lo­nes de go­ma que re­co­rre to­do el lar­go del ca­ño y eli­mi­na los re­bo­tes”, ex­pli­có Mén­dez. John Dee­re mos­tró un sis­te­ma si­mi­lar, pe­ro con un ce­pi­llo pe­ga­do so­bre una ban­da de go­ma. Los fa­bri­can­tes au­gu­ran que se po­drían al­can­zar los 15 ki­ló­me­tros por ho­ra a la siem­bra.

Sin em­bar­go, Mén­dez ad­vir­tió que “es­to se­ría pa­ra lo­tes en con-

Ri­car­do Mel­chio­ri Téc­ni­co del INTA Pa­ra­ná

Aun se es­tá ha­cien­do po­co con los da­tos re­co­gi­dos

ven­cio­nal por­que en siem­bra di­rec­ta es­to se­ría im­po­si­ble, aun­que si se lo­gra­ra pa­sar de los 6 a los 9 ki­ló­me­tros por ho­ra con ba­rre­ras­tro­jos agre­si­vos, pa­ra no­so­tros ya se­ría un lo­gro”.

Tam­bién se tien­de a cam­biar el sis­te­ma de co­pia­do con­ven­cio­nal con re­sor­tes o con pul­mo­nes neu­má­ti­cos, por sis­te­mas de ma­yor ve­lo­ci­dad de ac­ción co­mo lo son los sis­te­mas hi­dráu­li­cos que res­pon­den ca­si ins­tan­tá­nea­men­te. “A par­tir de un con­ve­nio, Ag Lea­der y Dawn ya tie­nen uno que ha­ce 5 me­di­cio­nes por se­gun­do y me­jo­ra la ve­lo­ci­dad de res­pues­ta en re­la­ción al sis­te­ma de con­trol por pul­mo­nes neu­má­ti­cos”, apun­tó Mén­dez. En Ar­gen­ti­na, el INTA tra­ba­ja

An­drés Mén­dez Coord. de Agri­cul­tu­ra de Pre­ci­sión del INTA

El au­to­ma­tis­mo ayu­da a sos­te­ner la efi­cien­cia

jun­to con Pre­ci­sion Plan­ting, Plan­tium y Cru­cia­ne­lli com­pa­ran­do el pul­món neu­má­ti­co ver­sus el con­ven­cio­nal.

Mén­dez siem­bra otro apor­te res­pec­to de las cues­tio­nes im­por­tan­tes en la im­plan­ta­ción. Si bien la dis­tri­bu­ción es im­por­tan­te pa­ra evi­tar plan­tas do­mi­nan­tes y do­mi­na­das, “en­sa­yos rea­li­za­dos por INTA in­di­can que hay un fac­tor más de­ter­mi­nan­te en el ren­di­mien­to cul­ti­vos co­mo el maíz y es la es­ta­bi­li­dad en la pro­fun­di­dad de siem­bra”. Pa­ra Mén­dez, di­fe­ren­cias en pro­fun­di­da­des cau­san apa­ri­cio­nes de las plán­tu­las a des­tiem­po y eso ge­ne­ra una ma­yor com­pe­ten­cia en­tre plan­tas y una mer­ma ma­yor en el ren­di­mien­to fuer­te”.

EN SIEM­BRA DI­REC­TA, UN LO­GRO SE­RIA PO­DER AU­MEN­TAR LA VE­LO­CI­DAD DE SEIS A NUE­VE KILOMETROS POR HO­RA

En co­se­cha­do­ras: po­ten­cia y al­go más

Bragachini hi­zo un com­ple­to re­su­men de la co­se­cha­do­ra del fu­tu­ro: “Ten­drá más elec­tró­ni­ca y au­to­ma­tis­mo, au­to­guías, sen­so­res pa­ra au­to­rre­gu­la­ción del sis­te­ma de tri­lla, se­pa­ra­ción y lim­pie­za, sen­so­res de ca­li­dad del grano (ya hay uno desa­rro­lla­do en Ar­gen­ti­na), tol­vas de 14.000 li­tros, ca­be­za­les dra­per de lo­na, neu­má­ti­cos más an­chos y al­tos pe­ro tam­bién ban­das de cau­cho (oru­gas), se­gui­mien­to vir­tual de la co­se­cha­do­ra por in­ter­net con en­vío de da­tos en tiem­po real y mo­to­res pre­pa­ra­dos pa­ra fun­cio­nar con ma­yor por­cen­ta­je de bio­die­sel y ba­jas emi­sio­nes

de ga­ses de com­bus­tión”. To­do es­to, no es cien­cia fic­ción, es reali­dad.

Al ana­li­zar la evo­lu­ción de la co­se­cha­do­ra, hay que de­cir que el cre­ci­mien­to en po­ten­cia ha si­do co­sa se­ria. En los úl­ti­mos 20 años el in­cre­men­to de la su­per­fi­cie de tri­lla y se­pa­ra­ción fue de so­lo un 10%, la su­per­fi­cie de lim­pie­za un 35%, mien­tras que la po­ten­cia de los mo­to­res se in­cre­men­tó un 100%. “La su­pera­ción de los 600 ca­ba­llos de po­ten­cia en co­se­cha­do­ras cla­se 11 es hoy una pers­pec­ti­va cier­ta”, apun­tó Bragachini.

“YA SE SA­BE EL DIA EN QUE NO SE VAN A PRO­DU­CIR MAS CA­BE­ZA­LES CON SIN­FIN”, APUN­TO BRAGACHINI

En cuan­to a otro fac­tor cla­ve en la re­co­lec­ción, el ca­be­zal, Bragachini, an­ti­ci­pó que “ya se sa­be el día en que no se van a pro­du­cir más ca­be­za­les con sin­fín”. El au­men­to de po­ten­cia obli­gó a que se au­men­ta­ra el ca­be­zal pa­ra man­te­ner la ca­pa­ci­dad de tri­lla al 100%. Así se su­pe­raron los 35 pies de an­cho pe­ro tre­men­do ca­be­zal no po­día se­guir cre­cien­do con el pe­so del sin­fín, por eso “la lo­na en el ca­be­zal, jun­to a un sis­te­ma de ro­da­mien­to con oru­gas pa­ra re­du­cir la com­pac­ta­ción son el fu­tu­ro de las co­se­cha­do­ras”, di­jo Bragachini.

A su vez, pa­ra man­te­ner en el pun­to de efi­cien­cia óp­ti­mo, tre­men­dos equi­pos re­quie­ren de au­to­ma­tis­mo y sen­so­res “que per­mi­ten ajus­tar au­to­má­ti­ca­men­te la ve­lo­ci­dad del ci­lin­dro o la se­pa­ra­ción del cón­ca­vo del ma­te­rial que in­gre­sa”, di­jo Mén­dez. Ade­más, el con­trol au­to­má­ti­co de ali­men­ta­ción per­mi­te, a tra­vés de la ve­lo­ci­dad de avan­ce, ajus­tar la en­tra­da de ma­te­rial al sis­te­ma de tri­lla pa­ra man­te­ner el flu­jo en for­ma cons­tan­te, man­te­nien­do el ré­gi­men de tra­ba­jo en ran­gos óp­ti­mos.

Da­tos en in­for­ma­ción

Da­tos de una encuesta rea­li­za­da por el INTA re­fle­jan que des­de la ace­le­ra­ción a me­dia­dos de la dé­ca­da del 2000 la ta­sa de ven­tas de agro­com­po­nen­tes pa­ra agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión se man­tie­ne fir­me. “Sin em­bar­go, cuan­do pre­gun­ta­mos qué es­tán ha­cien­do con esos da­tos re­co­gi­dos nos en­con­tra­mos que se ha­ce muy po­co y eso es preo­cu­pan­te pa­ra no­so­tros pe­ro tam­bién pa­ra las em­pre­sas que ven­den los dis­po­si­ti­vos”, in­di­có Ri­car­do Mel­chio­ri, del INTA Pa­ra­ná.

El 80% de los en­cues­ta­dos se­ña­la­ron que la es­pe­cia­li­za­ción en el pro­ce­sa­mien­to de da­tos es un pro- ble­ma se­rio. “A tra­vés de la red del INTA tra­ba­ja­mos en es­to, pe­ro fal­ta mu­cho des­de las uni­ver­si­da­des, que in­clu­yan es­te ti­po de te­mas en sus cu­rrí­cu­las”, di­jo Mel­chio­ri.

El ingeniero del INTA Pa­ra­ná in­sis­te en la ca­pa­ci­ta­ción ne­ce­sa­ria pa­ra to­dos los es­tra­tos: ope­ra­rios, téc­ni­cos, ase­so­res, etc. “La uni­ver­si­dad ar­gen­ti­na no ha to­ma­do de­bi­da cuen­ta del desa­rro­llo de la

RECOLECCIO­N. LOS CA­BE­ZA­LES DE LO­NA Y EL SIS­TE­MA DE RO­DA­DO POR ORU­GAS SON EL FU­TU­RO DE LAS CO­SE­CHA­DO­RAS.

BLOOM­BERG/DIE­GO GIU­DI­CE

PAN­TA­LLAS. TECNICOS DEL INTA MAN­FRE­DI ANA­LI­ZAN DA­TOS DES­DE UNA TA­BLET.

SIEM­BRA. LA EVO­LU­CION HA­CIA MO­TO­RES ELEC­TRI­COS EN LA DISTRIBUCI­ON DE LAS SE­MI­LLAS PER­MI­TE AJUS­TAR LA DEN­SI­DAD DE SIEM­BRA SUR­CO POR SUR­CO.

DA­TOS. LOS PRO­DUC­TO­RES AUN NO APRO­VE­CHAN TO­DA LA IN­FOR­MA­CION RE­CO­GI­DA EN EL CAM­PO POR LAS MA­QUI­NAS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.