LOS ANI­MA­LES PI­DEN UN SI­LO BIEN FRES­QUI­TO

La con­ser­va­ción del ali­men­to es una pa­ta fun­da­men­tal del en­gra­na­je de pro­duc­ción de car­ne, y so­lo se lo­gra con una lo­gís­ti­ca muy acei­ta­da.

Clarín - Revista Rural - - Ganaderia - Dan­te Gar­cía cla­rin­ru­ral@clarin.com

El es­pe­cia­lis­ta en fo­rra­jes Pa­blo Cat­ta­ni ex­pli­ca que del to­tal de pér­di­das de can­ti­dad y ca­li­dad de ma­te­ria se­ca pro­du­ci­das en el pro­ce­so de si­la­je, más del 40 % son de­bi­das a de­te­rio­ros ocu­rri­dos en el mo­men­to de la aper­tu­ra del si­lo y su­mi­nis­tro. Co­mo “regla de oro” el téc­ni­co exi­ge res­pe­tar dos pre­cep­tos: que se de­be ex­traer de la ca­ra ex­pues­ta del si­lo en­tre 30 y 40 cm dia­rios y que to­do el ma­te­rial ex­traí­do de­be ser con­su­mi­do den­tro de las 24 ho­ras.

El téc­ni­co ex­pli­ca que la es­ta­bi­li­dad ae­ró­bi­ca o “vi­da del si­lo” es el tiem­po que el si­la­je per­ma­ne­ce con tem­pe­ra­tu­ra nor­mal cuan­do es­tá sien­do ex­pues­to al ai­re. Pue­de va­riar des­de me­nos de una ho­ra has­ta va­rios días, te­nien­do en cuen­ta que lo ideal es que no se ex­pon­ga el ma­te­rial más de 24 ho­ras, sien­do afec­ta­da la es­ta­bi­li­dad por di­ver­sos fac­to­res ta­les co­mo: pre­sen­cia de oxí­geno, pre­sen­cia de dió­xi­do de car­bono, can­ti­dad de mi­cro­or­ga­nis­mos ae­ró­bi­cos, con­te­ni­do de MS del cul­ti­vo, tem­pe­ra­tu­ra, es­pe­cies en­si­la­das, con­cen­tra­ción de fer­men­tos áci­dos.

Con­si­de­ra que es­tos fac­to­res ten­gan la me­nor in­ci­den­cia po­si­ble en la ca­li­dad del si­lo, pa­ra lo cual se de­be te­ner en cuen­ta los si­guien­tes as­pec­tos: cálcu­lo del con­su­mo dia­rio del ro­deo a su­ple­men­tar, uti­li­za­ción de un sis­te­ma me­cá­ni­co de ex­trac­ción, pro­gra­ma­ción de la ar­qui­tec­tu­ra del si­lo –an­cho y al­to de la pa­red ex­pues­ta-, de acuer­do al con­su­mo dia­rio y los mues­treos y el aná­li­sis se de­ben rea­li­zar una vez es­ta­bi­li­za­do el ma­te­rial.

Ex­pli­ca que la ob­ten­ción de un co­rrec­to re­sul­ta­do de los aná­li­sis, re­sul­ta de su­ma uti­li­dad de­bi­do a que se po­día co­no­cer con bas­tan­te apro­xi­ma­ción la po­ten­cia­li­dad pro­duc­ti­va del si­lo, sir­vien­do co­mo he­rra­mien­ta de pla­ni­fi­ca­ción pa­ra el cálcu­lo de ra­cio­nes so­bre la ba­se de los de­más re­cur­sos fo­rra­je­ros dis­po­ni­bles.

El es­pe­cia­lis­ta acla­ra que en la to­ma de mues­tras, por lo ge­ne­ral se eli­ge el sec­tor me­dio de los si­los, en el que la ca­li­dad es óp­ti­ma y es por ello que los aná­li­sis de la­bo­ra­to­rio por lo ge­ne­ral in­di­can bue­nas calidades. Una vez ini­cia­do el su­mi­nis­tro, pa­ra ba­lan­cear la die­ta y te­ner da­tos exac­tos del va­lor nu­tri­ti­vo del ali­men­to pro­por­cio­na­do a los ani­ma­les, se de­ben sa­car mues­tras de los co­me­de­ros pa­ra una de­ter­mi­na­ción de ca­li­dad me­dian­te aná­li­sis quí­mi­cos, co­no­cien­do de es­ta for­ma el ni­vel de pér­di­das que se pro­du­cen du­ran­te la ex­trac­ción y su­mi­nis­tro, ob­te­nien­do un da­to mas real de la res­pues­ta ani­mal es­pe­ra­da.

Pa­ra Cat­ta­ni en la decisión de com­pra de un equi­po pa­ra la ex­trac­ción de si­la­je, de­ben con­si­de­rar­se al­gu­nos fac­to­res ta­les co­mo el cálcu­lo de la es­ca­la pro­duc­ti­va que pue­da ha­cer ren­ta­ble la in­ver­sión, los días de uso anual y la in­ten­si­dad de uso dia­rio, el equi­pa­mien­to del trac­tor, el gra­do de ca­pa­ci­ta­ción de los ope­ra­rios pa­ra el ma­ne­jo, el cui­da­do de los equi­pos, etc. Di­ce que la me­ca­ni­za­ción de­be es­tar al ser­vi­cio de la em­pre­sa ga­na­de­ra y es por ello que de­be es­tar dimensiona­da de acuer­do al si­lo y a la can­ti­dad de fo­rra­je que sea ne­ce­sa­rio su­mi­nis­trar dia­ria­men­te y a lo lar­go del año.

El téc­ni­co ex­pli­ca co­mo da­to orien­ta­ti­vo que pa­ra el cálcu­lo del tra­ba­jo, se con­si­de­ra que un me­tro cu­bi­co de si­la­je de maíz o sor­go pro­me­dio pue­de pe­sar en­tre 650 y 750 kg/m3, de­pen­dien­do del ni­vel de ma­te­ria se­ca, la com­pac­ta­ción lo­gra­da du­ran­te su con­fec­ción y el con­te­ni­do de grano al mo­men­to de ser pi­ca­do. Siem­pre es ne­ce­sa­rio y con­ve­nien­te ha­cer una me­di­ción de es­ta den­si­dad pa­ra no fa­llar en los cálcu­los.

Den­tro de las vir­tu­des que se bus­can en la ma­qui­na­ria uti­li­za­da pa­ra la ex­trac­ción, des­ta­ca que de­ben te­ner: ver­sa­ti­li­dad, cos­to re­du­ci­do, ma­nio­bra­bi­li­dad, ra­pi­dez de tra­ba­jo, du­ra­bi­li­dad y ro­bus­tez y ca­li­dad en el tra­ba­jo rea­li­za­do.

En cuan­to a la in­cor­po­ra­ción del ma­te­rial den­tro del mi­xer con­si­de­ra que hay cier­tos as­pec­tos a con­si­de­rar pre­vios pa­ra que se pue­da rea­li­zar un tra­ba­jo efi­cien­te sin es­tar so­lu­cio­nan­do pro­ble­mas por fal­ta de pla­ni­fi­ca­ción, lo que da­ría co­mo re­sul­ta­do el in­cre­men­to del cos­to de amor­ti­za­ción del equi­po. Hay que ob­ser­var: la hu­me­dad de la ra­ción, la fre­cuen­cia de ali­men­ta­ción, la in­cor­po­ra­ción de heno en la die­ta, la dis­po­ni­bi­li­dad del trac­tor y rea­li­za­ción de la mez­cla.

Pa­ra rea­li­zar el cálcu­lo de la ta­sa de ex­trac­ción de la es­truc­tu­ra del si­lo, el es­pe­cia­lis­ta di­ce que se de­ben te­ner en cuen­ta al­gu­nos con­cep­tos pa­ra mi­ni­mi­zar las pér­di­das de ca­li­dad y ma­te­ria se­ca, ade­más de per­mi­tir que to­dos los ani­ma­les co­man fres­co y no de­gra­da­do pa­ra que pue­dan ex­pre­sar su má­xi­mo po­ten­cial pro­duc­ti­vo. La for­ma prác­ti­ca de fa­ci­li­tar el con­su­mo de ali­men­to fres­co por par­te de los ani­ma­les y te­nien­do en cuen­ta que el si­la­je –prin­ci­pal­men­te maíz- tie­ne una ba­ja es­ta­bi­li­dad ae­ró­bi­ca, es ex­tra­yen­do dia­ria­men­te de la su­per­fi­cie ex­pues­ta al si­lo por lo me­nos una ca­pa de en­tre 30 y 40 cen­tí­me­tros.

La es­ta­bi­li­dad ae­ró­bi­ca del fo­rra­je de­pen­de de fac­to­res co­mo la pre­sen­cia de dió­xi­do de car­bono, la can­ti­dad de mi­cro­or­ga­nis­mos y la tem­pe­ra­tu­ra.

TA­PA­DI­TO. LO IDEAL ES QUE EL MA­TE­RIAL NO QUE­DE EX­PUES­TO MAS DE 24 HO­RAS.

CAT­TA­NI. EX­PER­TO EN FO­RRA­JES.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.