CON LA PRO­DUC­CION Y LOS SER­VI­CIOS

En el nor­te bo­nae­ren­se, los her­ma­nos Cor­ne­jo apues­tan a la tec­no­lo­gía pa­ra cre­cer tan­to en los cam­pos que tra­ba­jan como pro­duc­to­res como en los que van como con­tra­tis­tas.

Clarín - Revista Rural - - Portada - Juan I. Martínez Dod­da cla­rin­ru­ral@clarin.com

En Bue­nos Ai­res, los Cor­ne­jo se ani­man a cre­cer como pro­duc­to­res y como con­tra­tis­tas.

Ellos vi­ven arri­ba de una má­qui­na, yen­do de cam­po en cam­po (ade­más de los que tra­ba­jan pa­ra sí mis­mos pres­tan ser­vi­cios como con­tra­tis­tas) y su ma­dre es la que aco­mo­da los nú­me­ros y po­ne ace­le­ra­dor o freno se­gún co­rres­pon­da des­de su vi­sión in­te­gral del ne­go­cio. “Ellos” son Cris­tian, Mau­ro y Die­go Cor­ne­jo - por edad de ma­yor a me­nor-. “Su ma­dre” es Cris­ti­na. Los tres tra­ba­jan de­no­da­da­men­te pa­ra que Don Mi­guel, una em­pre­sa fa­mi­liar que se ges­tó tres ge­ne­ra­cio­nes atrás, se va­ya adap­tan­do a los tiem­pos que co­rren a par­tir de la ges­tión, el tra­ba­jo y las ma­qui­na­rias.

“Mi abue­lo, Don Pe­dro An­gel

UNA DE LAS CLA­VES ES TE­NER LAS MA­QUI­NAS PRO­PIAS PA­RA SA­LIR A LA CAN­CHA EN EL MO­MEN­TO PRE­CI­SO

Cor­ne­jo, tra­ba­jó to­da la vi­da en el cam­po, en dis­tin­tas cha­cras, y mi pa­dre, Mi­guel An­gel Cor­ne­jo, em­pe­zó de em­plea­do has­ta que mi her­mano ter­mi­nó el co­le­gio y con una co­se­cha­do­ra em­pe­za­ron a em­pu­jar pa­ra cre­cer y com­prar más fie­rros”, ex­pli­có, así de sen­ci­llo, Mau­ro Cor­ne­jo en diá­lo­go con Cla

rín Rural Re­vis­ta mien­tras iba de un cam­po al otro.

Son pro­duc­to­res y pres­tan ser­vi­cios a ter­ce­ros como con­tra­tis­tas de siem­bra, fer­ti­li­za­ción y co­se­cha en la zo­na de Ro­jas y Per­ga­mino, bien me­ti­dos en el co­ra­zón del nor­te bo­nae­ren­se. Tra­ba­jan al­re­de­dor de 150 hec­tá­reas como pro­duc­to­res y como con­tra­tis­tas su­man en­tre 2.000 y 2.500 más, se­gún có­mo “pin­te el año”.

En lo que les ata­ñe como pro­duc­to­res, en esas 150 hec­tá­reas tra­tan de “ha­cer to­do lo que co­rres­pon­de” aún en los úl­ti­mos años que se pre­sen­ta­ron pe­lia­gu­dos pa­ra tri­go y maíz. Ha­cían 50 hec­tá­reas de tri­go y so­ja de se­gun­da, 50 de maíz y el res­to de so­ja. “La­men­ta­ble­men­te, es­tos años fue­ron di­fí­ci­les y no­so­tros al­re­de­dor vi­mos mu­chos que aún con más es­pal­das y hec­tá­reas iban to­do a so­ja”, di­jo.

En 2015/16 los ren­di­mien­tos de tri­go no han si­do ba­jos pe­ro tam­po­co exul­tan­tes. Los 4.500 ki­los por hec­tá­rea que se ob­tu­vie­ron se acer­ca­ron al pro­me­dio de la zo­na, que ha lle­ga­do a dar en años ex­cep- cio­na­les 6.000 ki­los. En la co­ti­dia­nei­dad de ca­da cam­pa­ña, Cor­ne­jo re­mar­ca que es di­fí­cil su­pe­rar los 5.000 kg/ha.

“El maíz es­tá vi­nien­do muy bueno y es­pe­ra­mos que si no hay de­ma­sia­das llu­vias que lo es­tro­peen va a te­ner un po­ten­cial in­tere­san­te”, au­gu­ró Cor­ne­jo. “Se bus­can hí­bri­dos de gru­pos cor­tos, y por los maí­ces de se­gun­da, tam­bién em­pe­za­mos a mi­rar con agra­do los VT-Tri­ple PRO. Los maí­ces de se-

LOS FIERROS DE LOS COR­NE­JO EN PLE­NA TRILLA DE CEBADA EN LA ZO­NA NUCLEO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.