El fu­tu­ro ganadero se­rá sus­ten­ta­ble o no se­rá

Bie­nes­tar ani­mal, re­la­cio­nes la­bo­ra­les res­pon­sa­bles y ma­ne­jos ra­cio­na­les: exi­gen­cias del mer­ca­do mun­dial.

Clarin - Rural - - GANADERIA -

La ga­na­de­ría ar­gen­ti­na tie­ne fu­tu­ro, pe­ro tam­bién tie­ne pa­sa­do y pre­sen­te. Y en el pre­sen­te tie­ne una deu­da que pue­de lle­gar a com­pro­me­ter el fu­tu­ro. En esa deu­da pu­sie­ron el fo­co Víc­tor To­ne­lli, Carlos Van der Stra­ten y Héctor Cue­vas, que con­ta­ron lo que fal­ta y lo que pue­den ha­cer los es­ta­ble­ci­mien­tos pa­ra es­tar a la al­tu­ra de las exi­gen­cias mun­dia­les.

El pri­me­ro en ha­blar fue To­ne­lli. “No­so­tros cree­mos que ha­ce­mos las co­sas bien pe­ro el mun­do no nos cree. ¿Tie­ne sen­ti­do que es­te­mos dis­cu­tien­do si las ex­por­ta­cio­nes de cor­tes en­fria­dos no pue­dan pro­ve­nir de cam­pos que ha­yan te­ni­do ca­sos de bru­ce­lo­sis, o hay que ali­near­se con lo que nos pi­den? Si la ga­na­de­ría tie­ne fu­tu­ro, es con la ex­por­ta­ción”, lan­zó el ana­lis­ta dan­do a en­ten­der que las exi­gen­cias del mun­do en ma­te­ria am­bien­tal, de bie­nes­tar ani­mal y de ino­cui­dad de los ali­men­tos ya cons­ti­tu­yen una ba­se in­ape­la­ble.

Tras el re­to con­tun­den­te fue el tur- no de co­no­cer la ex­pe­rien­cia de Carlos Van der Stra­ten, pro­duc­tor entrerriano, quien de en­tra­da ase­gu­ró: “No es ne­ce­sa­rio te­ner bol­si­llo de pa­ya­so pa­ra ha­cer las co­sas bien”. Res­pec­to a la trans­for­ma­ción que lle­vó a ca­bo en su em­pre­sa, re­su­mió: “Es­tá­ba­mos bien pe­ro po­día­mos es­tar me­jor”.

Van der Stra­ten cam­bió mu­chas prác­ti­cas y vio los re­sul­ta­dos. En­tre esas prác­ti­cas men­cio­nó las re­la­cio­nes la­bo­ra­les res­pon­sa­bles, “em­pe­zar a ex­pli­car a la gen­te por qué hay que ha­cer lo que se ha­ce”. Tam­bién enume­ró he­rra­mien­tas que me­jo­ra­ron sus ín­di­ces: la in­se­mi­na­ción a tiem­po fi­jo (IATF), el creep fee­ding (su­ple­men­ta­ción di­fe­ren­cial del ter­ne­ro al pie de la ma­dre) y la su­ple­men­ta­ción de va­cas y va­qui­llas”.

Por úl­ti­mo, Héctor Cue­vas re­ve­ló sus cla­ves de ma­ne­jo en un cam­po de 4.400 hec­tá­reas en zo­na nú­cleo. Lo prin­ci­pal: la re­duc­ción del es­trés ani­mal. “En ma­ne­jos in­ten­si­vos tie­ne que ha­ber som­bra, ali­men­ta­ción su­fi­cien­te y balanceada, tra­ba­jar sin apu­ro, en si­len­cio, sin pe­rros, no aglo­me­rar a los ani­ma­les, tra­ba­jar de a pie des­de afue­ra de los co­rra­les…El ba­rro nos qui­ta mu­cha ga­nan­cia dia­ria”, enume­ró el pro­duc­tor.

Con ca­ri­ño. La re­duc­ción del es­trés ani­mal po­ten­cia la pro­duc­ti­vi­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.