Me­jo­ró sus már­ge­nes y aho­ra com­pi­te por el trono

En va­rias zo­nas, el ce­real se per­fi­la co­mo la op­ción más atrac­ti­va pa­ra el ve­rano 2018/19. El ana­lis­ta Her­nán Fer­nán­dez Mar­tí­nez ex­po­ne ar­gu­men­tos con nú­me­ros.

Clarin - Rural - - ESPECIAL MAIZ - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

A pe­sar de que ya ter­mi­nó la co­se­cha 2017/18 y que aún no em­pe­zó la siem­bra 18/19, el maíz fue la es­tre­lla de es­ta se­ma­na. En Per­ga­mino, cien­tos de pro­duc­to­res y ana­lis­tas se reunie­ron en el XI Con­gre­so Na­cio­nal de Maíz pa­ra de­ba­tir to­dos los as­pec­tos del cul­ti­vo. En ese con­tex­to, apro­ve­chan­do la aten­ción de las cá­ma­ras, va­le la pe­na re­pa­sar los nú­me­ros y las po­si­bi­li­da­des que ofre­ce el ce­real ame­ri­cano pa­ra en­ten­der por qué se per­fi­la co­mo una de los op­cio­nes más atrac­ti­vas pa­ra el ve­rano que vie­ne.

“Con los pre­cios ac­tua­les del tri­go, el ne­go­cio tri­go-so­ja su­pera a cual­quier otro plan­teo en la Zo­na Nú­cleo agrí­co­la ar­gen­ti­na. Aho­ra, es­pe­cial­men­te ahí, al to­mar so­lo cul­ti­vos de ve­rano, el maíz co­ti­za mu­cho me­jor”, acla­ra de en­tra­da an­te

Cla­rín Ru­ral

el ana­lis­ta y con­sul­tor in­de­pen­dien­te, Ing. Her­nán Fer­nán­dez Mar­tí­nez .

-¿Qué már­ge­nes de ren­ta­bi­li­dad se vis­lum­bran pa­ra el maíz que vie­ne?

-Hoy, cuan­do te ale­jás de los puer­tos el maíz apa­re­ce co­mo pri­me­ra op­ción en la ca­rre­ra de re­sul­ta­dos. En las zo­nas más mar­gi­na­les pa­ra la so­ja -co­mo Mar y Sie­rras o el oes­te de Bue­nos Ai­res-, don­de cues­ta lle­gar a ren­di­mien­tos de 4.000 ki­los de so­ja por hec­tá­rea, el cho­clo se vuel­ve más atrac­ti­vo. En cam­bio, en ple­na zo­na nú­cleo, to­da­vía una so­ja de 4.000 ki­los o más le ga­na la ca­rre­ra al res­to de las al­ter­na­ti­vas en tér­mi­nos de mar­gen ne­to, en dó­la­res por hec­tá­rea. No siem­pre su­ce­de lo mis­mo en tér­mi­nos de ren­ta­bi­li­dad por­cen­tual, por­que el maíz re­quie­re una in­ver­sión en dó­la­res de 30 ó 40 por cien­to más por hec­tá­rea que la so­ja.

-En­ton­ces, op­tar por maíz tam­bién de­pen­de de la ca­pa­ci­dad de in­ver­sión de los pro­duc­to­res.

-Exac­ta­men­te, se po­ne en jue­go la ca­pa­ci­dad de fi­nan­cia­mien­to, por­que no es ne­ce­sa­rio que ten­gan la pla­ta lis­ta en el bol­si­llo, se pue­de pe­dir pres­ta­da.

-Pe­ro en lí­neas ge­ne­ra­les, el maíz vie­ne cre­cien­do en área sem­bra­da y en la in­ver­sión en in­su­mos.

-Los da­tos du­ros de la Bol­sa de Ce­rea­les de Bue­nos Ai­res di­cen que va­mos a cre­cer 400.000 hec­tá­reas res­pec­to de la úl­ti­ma cam­pa­ña, pa­san­do de 5.400.000 a 5.800.000 hec­tá­reas. Siem­pre ha­blan­do de su­per­fi­cie sem­bra­da pa­ra gra­nos, no pa­ra pi­car. Son gra­nos que en­tra­rían al cir­cui­to co­mer­cial. Esas 400.000 hec­tá­reas más, con un ren­di­mien­to pro­me­dio a ni­vel país de 7.700 ki­los, im­pli­can un au­men­to en la pro­duc­ción has­ta los más de 44 mi­llo­nes de to­ne­la­das. Sin du­da que va­mos a más área... to­da­vía es­ta­mos co­rri­gien­do un ex­ce­so de su­per­fi­cie de so­ja de los úl­ti­mos 10 o 12 años. A eso hay que agre­gar­le -ade­más de los bue­nos pre­cios de maí­zel lla­ma­do maíz tar­dío, que ha apa­re­ci­do en las úl­ti­mas cua­tro cam­pa­ñas. Dos ter­cios del maíz del país se está sem­bran­do en no­viem­bre-di­ciem­bre, a pe­sar de que ha­ce 10 años nos en­se­ña­ban que el maíz se sem­bra­ba en sep­tiem­bre-oc­tu­bre. Por ello, la po­si­ción de co­se­cha ar­gen­ti­na pa­só de abril a ju­lio. Ese maíz re­sig­na un po­co de ren­di­mien­to po­ten­cial pe­ro ga­na en es­ta­bi­li­dad agro­nó­mi­ca. Ade­más, co­mo el ci­clo trans­cu­rre en mo­men­tos de más tem­pe­ra­tu­ra, en el cor­to pla­zo hay más dis­po­ni­bi­li­dad de ni­tró­geno y al­gu­nos se pue­den dar el lu­jo de fer­ti­li­zar un po­co me­nos, con lo cual re­du­cen los cos­tos del maíz tar­dío. Así na­ció la siem­bra tar­día en años del mer­ca­do in­ter­ve­ni­do, pe­ro co­mo los nue­vos hí­bri­dos es­ta­bi­li­za­ron los rin­des, el maíz tar­dío lle­gó pa­ra que­dar­se. Ese maíz se vie­ne com­por­tan­do con más es­ta­bi­li­dad en rin­des que la so­ja mis­ma.

-¿Eso con­tri­bu­ye a in­ten­si­fi­car las ro­ta­cio­nes?

-Per­mi­te es­ta­bi­li­zar la ro­ta­ción de tu cam­po con más gra­mí­neas de ve­rano y no te­ner to­do so­ji­za­do, por­que ga­nas en es­ta­bi­li­dad de re­sul­ta­do.

Fer­nán­dez Mar­tí­nez pa­sa la ma­yor par­te de su tiem­po via­jan­do de un cam­po al otro por to­das las re­gio­nes pro­duc­ti­vas del país pa­ra con­ver­sar con pro­duc­to­res, em­pa­par­se de sus

reali­da­des y ase­so­rar­los en ma­te­ria co­mer­cial. Jun­to a ellos com­ple­ta las ta­blas de cos­tos y ren­ta­bi­li­da­des (Ver grá­fi­cos). Mi­ran­do los nú­me­ros ac­tua­les, no du­da en po­ner­le fi­chas al maíz, pe­ro ha­ce una sal­ve­dad im­por­tan­te: “Al sa­car­le las re­ten­cio­nes a la so­ja, la ecua­ción cam­bia mu­cho”.

-Con es­te es­ce­na­rio, ¿en zo­nas más pe­ri­fé­ri­cas co­mo Mar y Sie­rras, el maíz está vol­vien­do a ocu­par el lu­gar que al­gu­na vez ocu­pó?

-Sí, sin du­da está re­to­man­do, nun­ca se de­jó de ha­cer pe­ro está vol­vien­do en se­rio. Ha­ce unos me­ses an­du­ve por ahí y mu­chos me de­cían que no sa­bían qué ha­cían sem­bran­do so­ja de pri­me­ra. El maíz y el gi­ra­sol, en esas zo­nas, pi­can en pun­ta. Los ren­di­mien­tos de so­ja de pri­me­ra, ahí, ba­jan mu­cho. Yo es­toy pre­su­pues­tan­do con 25 quin­ta­les en Mar y Sie­rras.

-Es de­cir que es­ta­mos en las an­tí­po­das de lo que pa­sa­ba en la úl­ti­ma dé­ca­da, cuan­do la so­ja era la úni­ca que ren­día en las zo­nas más ale­ja­das.

-Exac­to. Hoy te­nés re­ten­cio­nes en la so­ja, mien­tras que en maíz no te­nés re­ten­cio­nes y, por si fue­ra po­co, to­da­vía es­ta­mos dis­fru­tan­do uno de los pre­cios más ca­ros del mun­do. En Es­ta­dos Uni­dos hoy va­le 140 dó­la­res la to­ne­la­da. - -En el cin­tu­rón mai­ce­ro es­tán cal­cu­lan­do pro­me­dios pa­ra Es­ta­dos Uni­dos su­pe­rio­res a las 11.000 ki­los por hec­tá­rea, lo cual es im­pre­sio­nan­te. Es­to, por el la­do del pre­cio, po­dría ge­ne­rar caí­das.

Y con pro­me­dios de rin­des ré­cord. -¿Có­mo es la pers­pec­ti­va del mer­ca­do glo­bal a me­diano pla­zo?

-Hoy, a pe­sar de que vie­ne ba­jan­do, la reali­dad es que ve­ni­mos de una cam­pa­ña en que la se­ca le pe­gó al maíz -se ha­bían cal­cu­la­do 44 mi­llo­nes de to­ne­la­das y al fi­nal co­se­cha­mos 31- y hu­bo mu­cha de­man­da, con lo cual hay po­co maíz dis­po­ni­ble en la Ar­gen­ti­na. Eso de­ri­vó en que tu­vi­mos pre­cios 25 dó­la­res más al­tos que en Chica­go, al­go to­tal­men­te ex­cep­cio­nal que to­da­vía du­ra. Hay que ver có­mo si­gue es­to a par­tir del cre­ci­mien­to de área sem­bra­da en la cam­pa­ña 18/19. En la fo­to de hoy, está bue­ní­si­mo el maíz, pe­ro pa­ra el que cul­ti­ve es­te ce­rea, de­bo de­cir que mi re­co­men­da­ción es em­pe­zar a cal­zar pre­cios a ju­lio del año que vie­ne.

-El cli­ma acom­pa­ña­ría...

-La ma­yo­ría de los es­ti­ma­do­res del mun­do di­cen que va­mos a una cam­pa­ña con fe­nó­meno de Ni­ño dé­bil, lo que sig­ni­fi­ca que es muy po­co pro­ba­ble que llue­va por de­ba­jo de la me­dia. En es­te es­ce­na­rio, más to­da­vía apos­ta­ría a cul­ti­var maíz con una fuer­te in­ver­sión.

A sem­brar. Se­gún la Bol­sa de Ce­rea­les por­te­ña, el área mai­ce­ra cre­ce­rá 400.000 hec­tá­reas has­ta al­can­zar los 5,8 mi­llo­nes de hec­tá­reas.

In­ver­sión. El cos­to de cul­ti­var maíz es más al­to que en so­ja, pe­ro los pre­cios en Ar­gen­ti­na fa­vo­re­cen al ce­real.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.