Ba­ra­jar de nue­vo y se­guir pa­ra ade­lan­te

Con fo­co en la in­ser­ción argentina en el mun­do, CRA reali­zó es­ta se­ma­na la Jor­na­da Na­cio­nal del Agro.

Clarin - Rural - - TAPA - Lu­cas Vi­lla­mil cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

En di­ver­sos even­tos de es­ta se­ma­na, el cam­po mos­tró que no se fre­na en el nue­vo es­ce­na­rio.

Juan Llach: “No hay sis­te­ma im­po­si­ti­vo que cas­ti­gue tan­to a la pro­duc­ción” Ju­lio Cal­za­da: “Es ur­gen­te la ne­ce­si­dad de obras de in­fra­es­truc­tu­ra”

El pre­si­den­te Mauricio Ma­cri fue el en­car­ga­do de inau­gu­rar es­ta se­ma­na la Jor­na­da Na­cio­nal del Agro (Jo­na­gro) or­ga­ni­za­da por Con­fe­de­ra­cio­nes Ru­ra­les Ar­gen­ti­nas (CRA) en el Pa­la­cio de las Aguas Co­rrien­tes de la ciu­dad de Bue­nos Ai­res, y una de las pri­me­ras co­sas que di­jo fue: “Les he­mos pe­di­do un úl­ti­mo es­fuer­zo al po­ner un im­pues­to que es ma­lí­si­mo y per­ver­so, pe­ro es tem­po­ral”.

De esa ma­ne­ra in­ten­tó re­es­ta­ble­cer la cer­ca­nía con un sec­tor en el que, se­gún aca­ba­ba de afir­mar el pre­si­den­te de CRA Dar­do Chie­sa, la im­po­si­ción de re­ten­cio­nes ha­bía ca­la­do hon­do. El pre­si­den­te le di­jo al sec­tor las co­sas que al sec­tor le gus­ta es­cu­char: que hay que pro­du­cir más pen­san­do en el mun­do. Des­pués anun­ció que pró­xi­ma­men­te se lan­za­rá un nue­vo sa­té­li­te na­cio­nal que brin­da­rá in­for­ma­ción pa­ra la agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión y me­jo­ra­rá la co­nec­ti­vi­dad, y los más de 300 asis­ten­tes lo des­pi­die­ron de pie.

La idea de fon­do que unió el dis­cur­so de Ma­cri con el res­to de las di­ser­ta­cio­nes de Jo­na­gro fue la de la in­ser­ción argentina en el mun­do con una agroin­dus­tria com­pe­ti­ti­va. Ma­yor pro­duc­ción, ma­yo­res ex­por­ta­cio­nes, ma­yor in­gre­so de di­vi­sas. Y pa­ra al­can­zar esa com­pe­ti­ti­vi­dad, lo que se pu­so ba­jo la lu­pa son, en­tre otras co­sas, la in­fra­es­truc­tu­ra, los es­que­mas tri­bu­ta­rios, la trans­pa­ren­cia y los cos­tos de lo­gís­ti­ca.

“To­do lo que tra­ba­ja­mos en des­bu­ro­cra­ti­za­ción, aper­tu­ras de mer­ca­dos, me­sas de com­pe­ti­ti­vi­dad, ob­tie­ne sen­ti­do con el ac­tual ti­po de cam­bio. Mu­chí­si­mas ac­ti­vi­da­des van a te­ner una gran po­si­bi­li­dad pa­ra ex­por­tar y se­guir in­gre­san­do di­vi­sas, ge­ne­ran­do em­pleo for­mal y arrai­go en to­dos los lu­ga­res don­de pro­du­ci­mos”, ase­gu­ró el secretario de Agroin­dus­tria Luis Miguel Et­che­vehe­re.

So­bre el sis­te­ma tri­bu­ta­rio ar­gen­tino, uno de los la­be­rin­tos que sue­len sa­car de qui­cio a los pro­duc­to­res agro­pe­cua­rios, el eco­no­mis­ta Juan Llach afir­mó: “No hay nin­gún sis­te­ma im­po­si­ti­vo que cas­ti­gue tan­to a la pro­duc­ción. Las re­ten­cio­nes a las ex­por­ta­cio­nes ba­jan el pre­cio al pro­duc­tor, eso ha te­ni­do un im­pac­to muy gran­de en las in­ver­sio­nes. Las Argentina re­cau­da 10,5 por cien­to del pro­duc­to in­terno bru­to en im­pues­tos dis­tor­si­vos”.

Res­pec­to a las re­ten­cio­nes, Llach coin­ci­dió es­pe­cial­men­te con Ma­cri en des­cri­bir­las co­mo “per­ver­sas”. “Hay que bus­car otra for­ma de apor­te im­po­si­ti­vo que no sea las re­ten­cio­nes. En otros paí­ses se ha­ce con el im­pues­to in­mo­bi­lia­rio. Sé que en Bue­nos Ai­res el año pa­sa­do cas­ti­ga­ron bas­tan­te con ese im­pues­to, pe­ro en la re­pre­sen­ta­ti­vi­dad de la pre­sión tri­bu­ta­ria tie­ne que ha­ber más im­pues­to in­mo­bi­lia­rio, ce­ro re­ten­cio­nes y ce­ro in­gre­sos bru­tos”, de­ta­lló.

Otro mo­men­to in­tere­san­te de la jor­na­da fue la ex­po­si­ción del secretario de In­fra­es­truc­tu­ra y Po­lí­ti­ca Hí­dri­ca Pa­blo Be­re­ciar­túa, quien re­pa­só las obras de ca­na­li­za­ción y re­ser­vo­rios que se están rea­li­zan­do en di­fe­ren­tes re­gio­nes pa­ra fa­ci­li­tar un manejo ra­cio­nal del agua. Ase­gu­ró que las obras actuales im­pac­tan en dos mi­llo­nes de hec­tá­reas, y ade­lan­tó dos pro­yec­tos en los que el go­bierno tra­ba­ja­rá jun­to con ex­per­tos ho­lan­de­ses. “Uno es el plan in­te­gral pa­ra el Del­ta, y el otro es una hi­dro­vía con­ti­nen­tal pa­ra ami­no­rar el im­pac­to de inun­da­cio­nes y se­quías y con­tar con un re­ser­vo­rio trans­ver­sal pa­ra po­si­bi­li­tar el rie­go”, de­ta­lló. Des­de la idio­sin­cra­cia local, las ideas de Be­riar­túa pa­re­cen cien­cia ficción, pe­ro de con­cre­tar­se sin du­da ten­drían un fe­no­me­nal im­pac­to pro­duc­ti­vo.

A su turno Ju­lio Cal­za­da, eco­no­mis­ta de la Bol­sa de Co­mer­cio de Ro­sa­rio, reali­zó una com­ple­ta ra­dio­gra­fía del es­ta­do ge­ne­ral de la in­fra­es­truc­tu­ra de trans­por­te de car­gas en el país, el gran cue­llo de bo­te­lla pa­ra el cre­ci­mien­to de las ex­por­ta­cio­nes. “En­tre el trans­por­te au­to­mo­tor, el trans­por­te fe­rro­via­rio y el de la hi­dro­vía de Ro­sa­rio pa­ra arri­ba, se mue­ven na­da me­nos que 450 mi­llo­nes de to­ne­la­das anua­les de car­gas”, de­ta­lló an­tes de enu­me­rar al­gu­nos de los te­mas que ha­brá que se­guir de cer­ca en los pró­xi­mos años.

Cal­za­da lla­mó a pres­tar aten­ción a la ini­cia­ti­va del go­bierno de san­cio­nar una ley de con­tra­tos de par­ti­ci­pa­ción pú­bli­co pri­va­da en obras via­les. “To­do el en­tra­ma­do de co­rre­do­res via­les que lle­va a los tres prin­ci­pa­les puer­tos -Ro­sa­rio, Que­quén y Bahía Blan­ca- in­ci­de mu­chí­si­mo en el cos­to. En Ro­sa­rio hay gra­ves pro­ble­mas de con­ges­tio­na­mien­to, hay 2 mi­llo­nes de ca­mio­nes que en­tran y dos mi­llo­nes que sa­len, es el ma­yor no­do so­je­ro del mun­do. Es ur­gen­te la ne­ce­si­dad de obras de in­fra­es­truc­tu­ra”, afir­mó, y de­ta­lló que el Go­bierno intenta so­lu­cio­nar el fi­nan­cia­mien­to con un fi­dei­co­mi­so ad­mi­nis­tra­do por el BICE, pe­ro que el te­ma no es­tá zan­ja­do.

En cuan­to al trans­por­te fe­rro­via­rio, el ana­lis­ta re­cor­dó que el país lle­gó a trans­por­ta en tre­nes 45 mi­llo­nes de to­ne­la­das y que ac­tual­men­te no lle­ga ni a 20, y ex­pli­có de qué se tra­ta el sis­te­ma “open ac­cess” que se im­pon­dría tras el in­mi­nen­te fin de las con­ce­sio­nes fe­rro­via­rias. “Con­sis­te en que las vías las toma un gru­po em­pre­sa­rio y ma­ne­ja la ope­ra­ción. Del otro la­do ha­brá ope­ra­do­res co­mer­cia­les que ma­ne­ja­rán sus pro­pios va­go­nes pa­ra car­gas propias o de ter­ce­ros. Ha­brá una di­vi­sión en­tre quie­nes man­tie­nen las vías y los que ma­ne­jan los tre­nes”.

Un me­jor fun­cio­na­mien­to de la in­fra­es­truc­tu­ra fe­rro­via­ria, su­ma­da al me­jo­ra­mien­to de la hi­dro­vía y el trans­por­te en bar­ca­zas, au­men­ta­rá la com­pe­ti­ti­vi­dad del nor­te ar­gen­tino, una de las re­gio­nes más pro­duc­ti­vas del país.

Así, con manejo ra­cio­nal del agua, tre­nes y sin re­ten­cio­nes, el sec­tor agro­pe­cua­rio ima­gi­nó el fu­tu­ro.

Pre­sen­cia. Ma­cri, acom­pa­ña­do por Et­che­vehe­re, di­jo que las re­ten­cio­nes son per­ver­sas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.