Un agro com­pe­ti­ti­vo, co­nec­ta­do y más ágil

El vi­ce­je­fe del ga­bi­ne­te na­cio­nal destaca el tra­ba­jo que se es­tá rea­li­zan­do pa­ra sim­pli­fi­car y di­gi­ta­li­zar los trá­mi­tes pa­ra ex­por­tar. Tam­bién di­ce que es cla­ve dar­le más co­nec­ti­vi­dad al cam­po.

Clarin - Rural - - PRIMER NIVEL - An­drés Iba­rra Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

Es­ta­mos pa­san­do por un mo­men­to di­fí­cil pe­ro es­to no opa­ca las trans­for­ma­cio­nes ne­ce­sa­rias que se están ha­cien­do pa­ra lo­grar una Argentina que se sos­ten­ga en el tiem­po. Lo que te­ne­mos que en­fren­tar es un pro­ble­ma de ba­se: no gas­tar más de lo que te­ne­mos.

Uno de las ta­reas centrales es el tra­ba­jo que se es­tá rea­li­zan­do pa­ra sim­pli­fi­car y agi­li­zar la pro­duc­ti­vi­dad de la agroin­dus­tria. Un ejem­plo in­tere­san­te es la Ven­ta­ni­lla Úni­ca de Co­mer­cio Ex­te­rior (VUCE). Con la di­gi­ta­li­za­ción, los trá­mi­tes de­mo­ran un 65% me­nos; es de­cir, los que se in­gre­san por me­sa de en­tra­da lle- van 95 días y los efec­tua­dos a tra­vés de la pla­ta­for­ma tra­mi­te­sa­dis­tan­cia.gob.ar de­mo­ran 33 días.

Es­ta­mos cons­tru­yen­do un go­bierno di­gi­tal mo­derno y efi­cien­te jun­to con el de­sa­rro­llo de una eco­no­mía di­gi­tal que con­tri­bu­ya al de­sa­rro­llo de to­dos los ar­gen­ti­nos. Gra­cias a la re­duc­ción y di­gi­ta­li­za­ción de trá­mi­tes, las em­pre­sas ya aho­rra­ron más de 20.000 mi­llo­nes de pe­sos y tiem­po.

En la ca­de­na aví­co­la, por ejem­plo, se di­gi­ta­li­zó el pro­ce­so del cer­ti­fi­ca­do sa­ni­ta­rio y el re­gis­tro de pro­duc­tos. La asig­na­ción de las cuo­tas de ex­por­ta­ción (Hil­ton y Ovi­na, en­tre otras), aho­ra tie­ne una ma­yor trans­pa­ren­cia y agi­li­dad. Los api­cul­to­res tam­bién cuen­tan con una pla­ta­for­ma que re­gis­tra la tra­za­bi­li­dad des­de la pro­duc­ción has­ta la ex­por­ta­ción, que per­mi­te re­cu­pe­rar mer­ca­dos per­di­dos por es­ta fa­len­cia y au­men­tar en un 20% la ex­por­ta­ción.

Pe­ro la co­nec­ti­vi­dad es cen­tral pa­ra se­guir cre­cien­do. Uno de los lo­gros más re­cien­tes es la ha­bi­li­ta­ción de fre­cuen­cias pa­ra que In­ter­net lle­gue a más zo­nas ru­ra­les. Es­to es fun­da­men­tal pa­ra que los pro­duc­to­res pue­dan ha­cer los trá­mi­tes a dis­tan­cia y así per­der mu­cho me­nos tiem­po.

He­mos atri­bui­do la ban­da de 450 MHZ y cam­bia­do su ca­na­li­za­ción pa­ra per­mi­tir su uso en áreas de me­nos de 100.000 ha­bi­tan­tes y fue­ra de un ra­dio de 180 ki­ló­me­tros de Bue­nos Ai­res, in­clu­yen­do ser­vi­cios no só­lo pa­ra te­le­fo­nía, sino pa­ra In­ter­net.

De­bi­do a las ca­rac­te­rís­ti­cas de es­ta ban­da, al te­ner muy bue­na pro­pa- ga­ción, en una zo­na de lla­nu­ra una an­te­na pue­de te­ner co­ber­tu­ra de un ra­dio de has­ta 60 ki­ló­me­tros. Tam­bién per­mi­ti­rá la co­nec­ti­vi­dad de equi­pa­mien­to y ma­qui­na­ria ru­ral.

Jun­to a la Se­cre­ta­ría de Agroin­dus­tria, lan­za­mos el Plan Na­cio­nal de Inclusión Di­gi­tal pa­ra la Agri­cul­tu­ra Fa­mi­liar, des­ti­na­do a fo­men­tar la adop­ción de In­ter­net co­mo ca­nal de ven­tas en­tre los pe­que­ños pro­duc­to­res agra­rios. Ya ca­pa­ci­ta­mos más de 2.000 pro­duc­to­res en he­rra­mien­tas di­gi­ta­les.

Cri­sis hu­bo mu­chas y los ar­gen­ti­nos los sa­be­mos bien: pe­ro aho­ra te­ne­mos un Go­bierno que en­fren­ta la reali­dad sin es­con­der­la, con la ca­be­za abier­ta pa­ra dia­lo­gar con to­dos y sin te­mor a pa­gar los cos­tos que tie­ne el ha­cer­se car­go de es­ta reali­dad y cam­biar­la.

Pa­nel. Iba­rra di­ser­tó en Jo­na­gro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.