¿El cam­po es la ca­ja del Es­ta­do?

A la car­ga tri­bua­ria na­cio­nal, en especial por re­ten­cio­nes, va­rias pro­vin­cias se su­man au­men­tan­do im­pues­tos.

Clarin - Rural - - PRESION FISCAL CENSO - Mau­ri­cio Bár­to­li mbar­to­li@cla­rin.com

Va­mos a ir de un he­cho anéc­dó­ti­co a otro tras­cen­den­tal, aun­que el nu­do de la his­to­ria es­ta­rá en el me­dio.

Es­ta se­ma­na vi­si­tó la Ar­gen­ti­na un gru­po de pro­duc­to­res me­xi­ca­nos de maíz “pa­ra apren­der de la ex­pe­rien­cia ar­gen­ti­na, que he­mos che­quea­do es de las más or­ga­ni­za­das, con una ca­de­na co­mer­cial co­mo no te­ne­mos en Mé­xi­co”, di­jo a Cla­rín Ru­ral José Uli­ses Ca­xio­la Rodríguez, vi­ce­pre­si­den­te de Pro­duc­to Maíz. La co­mi­ti­va -que in­clu­yó fun­cio­na­rios pú­bli­co­ses­cu­chó con aten­ción tan­to a los di­rec­ti­vos de Mai­zar co­mo a los de cá­ma­ras aví­co­las y por­ci­nas, y en­tre lo que más les sor­pren­dió fue la car­ga tri­bu­ta­ria. “Pa­gan im­pues­tos al­tí­si­mos, allá pa­ga­mos el 1,5% co­mo pro- duc­tor, y aquí en­tre re­ten­cio­nes y otros im­pues­tos su­pe­ran el 20%. Es mu­chí­si­mo. Y en­ci­ma sus cos­tos de fi­nan­cia­mien­to aquí lle­gan al 70% mien­tras que allá es­ta­mos en 9%”.

Des­de otros lu­ga­res del mun­do tam­bién se sor­pren­den cuan­do se les cuen­ta que aquí se gra­van con un pro­me­dio de 12% las ex­por­ta­cio­nes. “De­be­ría ser al re­vés, us­te­des ven­den tra­ba­jo al mun­do”, co­men­tan los que se ani­man a ser sin­ce­ros, en un mo­men­to en el que la con­sig­na im­pe­ran­te en la ma­yo­ría de los paí­ses es ex­por­tar más e im­por­tar me­nos.

Pe­ro, se sa­be, en la Ar­gen­ti­na no só­lo se gra­va con fuer­tes re­ten­cio­nes, que en el ca­so de la so­ja es­ta se­ma­na se acer­ca­ron otra vez al 30% -por­que cuan­do ba­ja el dó­lar sube el por­cen­ta­je in­ci­den­tal de los 4 pe­sos- sino tam­bién vie­ne su­bien­do la pre­sión fis­cal des­de las pro­vin­cias.

En San­ta Fe se dis­cu­te la me­dia san­ción de un pro­yec­to que in­cre­men­ta los In­gre­sos Bru­tos y el Im­pues­to In­mo­bi­lia­rio al sec­tor agroex­por­ta­dor del Gran Ro­sa­rio, co­mo re­em­pla­zo de lo que se de­jó de re­ci­bir del Fon­do So­je­ro, des­ti­na­do a fi­nan­ciar al trans­por­te pú­bli­co.

En mu­chas otras pro­vin­cias se si­gue pen­san­do a la agroin­dus­tria co­mo ca­ja pre­fe­ren­cial pa­ra fi­nan­ciar al Es­ta­do. Por al­go el pe­ro­nis­mo cris­ti­nis­ta en Se­na­do­res es­tá que tri­na por­que en la dis­cu­sión del Pre­su­pues­to 2019 fre­na­ron, en­tre el ofi­cia­lis­mo y la opo­si­ción en­ca­be­za­da por Miguel Pi­chet­to, el pe­di­do de re­po­ner la co­par­ti­ci­pa­ción de lo re­cau­da­do por re­ten­cio­nes al com­ple­jo so­je­ro.

La arre­me­ti­da im­po­si­ti­va, en épo­cas de de­fi­ni­cio­nes pre­su­pues­ta­rias, tam­bién se ex­pre­sa a ni­vel na­cio­nal y en otras pro­vin­cia­les cen­tra­les pa­ra la agroin­dus­tria, co­mo Cór­do­ba y Bue­nos Ai­res.

Pe­ro, co­mo se di­jo al prin­ci­pio, y es tra­di­ción en es­tas pá­gi­nas, con­clui­re­mos con un he­cho po­si­ti­vo: to­do el trans­por­te pú­bli­co de San­ta Fe fun­cio­na­rá con B100 (bio­die­sel puro) a par­tir del pró­xi­mo año. La me­di­da tie­ne be­ne­fi­cios am­bien­ta­les y eco­nó­mi­cos (ver pá­gi­na 6).

Es una ma­ne­ra prag­má­ti­ca de en­ten­der que la ca­de­na agroin­dus­trial pue­de apor­tar me­jor si, en vez de to­mar­la co­mo una fuen­te pa­ra suc­cio­nar­le re­cur­sos, se la to­ma co­mo so­cia pa­ra el desa­rro­llo in­te­gral.w

Cuen­tas. Los pro­duc­to­res ha­cen nú­me­ros an­te im­pues­tos cre­cien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.