El avión del cam­po no pa­ra

Clarin - Rural - - LA COLUMNA DE LA SEMANA - Héctor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

En una se­ma­na ja­lo­na­da por el pa­ro sal­va­je de Ae­ro­lí­neas, el ab­sur­do de la es­ca­la­da con­tra Uber y otras tri­bu­la­cio­nes que si­guen me­llan­do el áni­mo de los ar­gen­ti­nos, el cam­po vol­vió a al­ber­gar unas cuan­tas bue­nas no­ti­cias. Re­pa­se­mos.

La pri­me­ra: el miér­co­les en la Bol­sa de Ce­rea­les de Bue­nos Ai­res, el sub se­cre­ta­rio de Agri­cul­tu­ra Luis Urri­za dio a co­no­cer la pri­me­ra es­ti­ma­ción de la co­se­cha 2018/19. Va­ti­ci­nó que al­can­za­rá las 140 mi­llo­nes de to­ne­la­das, un ré­cord ab­so­lu­to. Es cier­to, fal­ta mu­cho y el tiem­po tie­ne que acom­pa­ñar. El úni­co dato cier­to es la su­per­fi­cie sem­bra­da de ca­da cul­ti­vo. Con que se den los rin­des de ten­den­cia, lo que es muy pro­ba­ble fren­te a la coin­ci­den­cia de to­dos los pro­nós­ti­cos cli­má­ti­cos (se va afir­man­do la ten­den­cia a un año “Ni­ño”), se al­can­za­ría fá­cil­men­te esa ci­fra.

A los pro­duc­to­res no les gus­ta mu­cho ser bue­na no­ti­cia ni que se ha­ble de co­se­cha ré­cord. Ago­bia­dos por la pre­sión im­po­si­ti­va, so­bre to­do des­pués del re­gre­so de las re­ten­cio­nes, el au­men­to del in­mo­bi­lia­rio (en par­ti­cu­lar en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res), o la alí­cuo­ta de In­gre­sos Bru­tos, te­men que la bue­na no­ti­cia se con­vier­ta en un nue­vo bu­me­rán. Pe­ro de­bie­ra sa­car pe­cho, mos­tran­do que a pe­sar de los mor­dis­cos es el úni­co sec­tor de la eco­no­mía que pue­de se­guir dan­do cam­pa­na­zos.

La so­cie­dad ur­ba­na ya sa­be –creo- que la zo­zo­bra eco­nó­mi­ca que pa­de­ce tie­ne es­tre­cha re­la­ción con la pér­di­da de la co­se­cha an­te­rior: 30 mi­llo­nes de to­ne­la­das me­nos, 8 mil mi­llo­nes de dó­la­res que se es­cu­rrie­ron sin re­me­dio. No so­lo cru­jió la ma­cro. El in­te­rior es­tá su­frien­do, con la caí­da de las ven­tas de ma­qui­na­ria agrí­co­la (un 50%), ca­mio­ne­tas, cons­truc­ción, co­mer­cio. En po­cos me­ses se ve­rá una fuer­te reac­ti­va­ción. Co­mo en el oto­ño del 2002, cuan­do lle­gó la co­se­cha y arran­có de nue­vo to­da la eco­no­mía, em­pe­zan­do por las 4x4.

Se­gun­da no­ti­cia: el miér­co­les, en el sa­lón de con­fe­ren­cias de la Unión In­dus­trial Ar­gen­ti­na, se ce­le­bró una jor­na­da so­bre bio­die­sel, “la eta­pa su­pe­rior de la so­ja”. Allí la se­cre­ta­ria de Ener­gía de San­ta Fe, Ve­ró­ni­ca Gee­se, anun­ció que to­do el trans­por­te pú­bli­co de la pro­vin­cia fun­cio­na­rá con bio­die­sel puro (B100). Más allá del sig­ni­fi­ca­do con­cre­to, la no­ti­cia tie­ne enor­mes im­pli­can­cias, ya que se sus­ten­ta en un tra­ba­jo muy se­rio, con­du­ci­do por el in­ge­nie­ro Al­ber­to Ga­ri­bal­di, un ex­per­to re­co­no­ci­do en el mun­do au­to­mo­tor. En­tre otros ora­do­res, el in­ge­nie­ro Guillermo Hug­hes, res­pon­sa­ble co­mer­cial pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na de la em­pre­sa Sca­nia, ra­ti­fi­có que to­dos los mo­to­res de la com­pa­ñía es­tán ho­mo­lo­ga­dos pa­ra B100. Son he­chos que van des­pe­jan­do du­das acer­ca de la via­bi­li­dad de sus­ti­tuir ga­soil por bio­die­sel.

El go­bierno aca­ba de ases­tar un se­ve­ro cas­ti­go a la in­dus­tria de crus­hing, al eli­mi­nar el di­fe­ren­cial de 3% res­pec­to a la ex­por­ta­ción de po­ro­to sin va­lor agre­ga­do. Más allá de cual­quier dis­qui­si­ción teó­ri­ca acer­ca de la na­tu­ra­le­za de es­te di­fe­ren­cial, lo con­cre­to es que la eli­mi­na­ción se hi­zo en el peor mo­men­to: cuan­do arre­cia la gue­rra co­mer­cial en­tre Chi­na y Es­ta­dos Uni­dos. El pre­cio de la so­ja en el Mid­west se hi­zo tri­zas, fa­vo­re­cien­do al crus­hing lo­cal. Es­tán ocu­pan­do el lu­gar de Ar­gen­ti­na en ha­ri­na, acei­te y bio­die­sel.

En Bra­sil, ya es­tá ro­dan­do un pe­di­do de apli­car de­re­chos de ex­por­ta­ción del 10% pa­ra el po­ro­to “cru­do”, fren­te a la fla­gran­te dis­tor­sión del mer­ca­do. To­dos quie­ren lle­var­se el tra­ba­jo a su ca­sa, o man­te­ner­lo. Los bra­si­le­ños ya de­ci­die­ron avan­zar fuer­te por el sen­de­ro del bio­die­sel, acom­pa­ñan­do la exi­to­sa sa­ga del eta­nol. Ya es, pro­por­cio­nal­men­te, el país más ver­de del mun­do en ener­gía pa­ra el trans­por­te. En el ca­mino, di­gie­re una enor­me can­ti­dad de bio­ma­sa de caña de azú­car, maíz y so­ja, for­ta­le­cien­do los pre­cios. De­bié­ra­mos agra­de­cér­se­lo, e imi­tar­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.