“Ti­ta­nes en el ring”, aho­ra con hom­bres y mu­je­res

Des­pués de 17 años, el show de lu­cha que li­de­ra­ba Mar­tín Ka­ra­da­gian vuel­ve al rue­do el sá­ba­do 17 de no­viem­bre, con en­tra­da gra­tis, en los bos­ques de Pa­ler­mo.

Clarin - Spot - - Nota De Tapa - Cris­tian Si­rou­yan csi­rou­yan@cla­rin.com

Jun­to a las lu­ces del ring se vuel­ven a en­cen­der es­ce­nas im­bo­rra­bles de la in­fan­cia, guar­da­das en la me­mo­ria de va­rias ge­ne­ra­cio­nes de ar­gen­ti­nos que cre­cie­ron ba­jo el po­ten­te he­chi­zo de Mar­tín Ka­ra­da­gian y su le­gión de lu­cha­do­res. Die­ci­sie­te años des­pués de ba­jar­se el te­lón de la úl­ti­ma ve­la­da, cuan­do la ma­ra­vi­llo­sa aven­tu­ra de Ti­ta­nes en el ring pa­re­cía de­fi­ni­ti­va­men­te se­pul­ta­da en el ar­cón de los re­cuer­dos, una re­no­va­da trou­pe de ar­tis­tas vein­tea­ñe­ros, con­du­ci­dos por Pau­li­na Ka­ra­da­gian -la hi­ja del le­gen­da­rio “ar­me­nio cam­peón del Mun­do”se pre­pa­ra pa­ra re­edi­tar ese es­pec­tácu­lo úni­co, que un gru­po de lu­cha­do­res ofre­cía to­das las se­ma­nas a lo lar­go de 28 años.

A esos hom­bres ru­dos -te­mi­bles y, a la vez, ca­ris­má­ti­cos- los se­guía un pú­bli­co fiel, que col­ma­ba las tri­bu­nas y de­li­ra­ba an­te ca­da to­ma, ade­mán o sa­lu­do que ofren­da­ban sus ído­los. La ver­sión mo­der­na de Ti­ta­nes en el ring no des­pe­ga­rá en la glo­rio­sa at­mós­fe­ra que aún hoy se res­pi­ra en­tre las gra­das del Lu­na Park, ni en el más aco­ta­do es­pa­cio que ofre­ce un es­tu­dio de te­le­vi­sión -don­de Ti­ta­nes en el ring man­tu­vo su es­plen­dor a lo lar­go de las dé­ca­das del 60, 70 y 80-. La apues­ta es sa­lir a la ca­lle, pa­ra dar sus pri­me­ros pa­sos en el mar­co del fes­ti­val gas­tro­nó­mi­co y cul­tu­ral “Bue­nos Ai­res ce­le­bra Ar­me­nia”, pro­gra­ma­do por el Go­bierno de la Ciu­dad pa­ra el sá­ba­do 17 de no­viem­bre en la pla­za In­ten­den­te See­ber, el am­plio es­ce­na­rio a cie­lo abier­to que su­gie­re el cru­ce de las ave­ni­das Del Li­ber­ta­dor y Sar­mien­to.

Des­de la se­de del Cen­tro Ar­me­nio -el co­ra­zón de la co­lec­ti­vi­dad de ese ori­gen que echó raí­ces en Bue­nos Ai- res-, las vo­ces so­no­ras de los or­ga­ni­za­do­res tra­sun­tan un op­ti­mis­mo en­vi­dia­ble cuan­do pon­de­ran el es­fuer­zo de los per­so­na­jes de­di­ca­dos a en­tre­nar con la men­te fi­ja­da en la ho­ra del de­but. Ko­dran, Du­ran Du­ran­te, Vlad Iv­ha­noff, Enig­ma 17 y Ame­ri­ko son al­gu­nos de los mis­te­rio­sos per­so­na­jes que en­sa­yan to­mas so­bre las col­cho­ne­tas, gol­pean la bol­sa y arries­gan acro­bá­ti­cos sal­tos des­de la cuer­da más al­ta has­ta el cen­tro del ring. To­do sea pa­ra lle­gar en la me­jor con­di­ción al gran desafío -el fa­vor o el re­cha­zo del pú­bli­co- que les es­pe­ra en dos se­ma­nas.

Sin em­bar­go, la mi­ra­da re­tros­pec­ti­va de los más ve­te­ra­nos que los des­cu­bren que­man­do ca­lo­rías en un gim­na­sio de Pa­ler­mo se em­pe­ci­na en vol­ver a des­em­pol­var aque­llos mó­di­cos mo­men­tos de fe­li­ci­dad pro­di­ga­dos por los re­fe­ren­tes de la épo­ca do­ra­da: Ru­bén “El an­cho” Peu­ce­lle, Be­ni­to Du­ran­te, Pe­pino El Pa­ya­so, Jo­sé Luis, Don Qui­jo­te y San­cho Pan­za, Te­nem­baun, Hippy Hair, STP, Mi­ner­va, Tu­fic Me­met y Mer­ce­na­rio Joe son ape­nas al­gu­nas pie­zas in­fal­ta­bles, gra­ba­das con tin­ta in­de­le­ble en ex­ten­sa ga­le­ría de fi­gu­ras me­ti­das de lleno en el gus­to po­pu­lar.

Es pro­ba­ble que en­tre los re­cuer­dos que re­flo­tan a los Ti­ta­nes de ayer se cue­le el cau­ti­van­te aro­ma a co­mi­da ca­se­ra su­per­pues­to con la pos­tal de la fa­mi­lia sen­ta­da fren­te al te­le­vi­sor blan­co y negro y has­ta una piz­ca de la car­ga de ansiedad que des­bor­da­ba a los chi­cos en la vís­pe­ra de ca­da emi­sión de Ti­ta­nes en el ring.

Es­ta vez se­rán los in­con­fun­di­bles olo­res del leh­me­yún, el kef­té y el ca­fé con bo­rra -en­tre otras de­li­cias orien­ta­les­que en­mar­ca­rán ca­da una de las sie­te lu­chas pre­vis­tas, co­mo pa­ra que la ce­le­bra­ción al­can­ce a to­dos, los de arri­ba y los de aba­jo del ring. Por las du­das, Pau­li­na Ka­ra­da­gian suel­ta una advertencia, que apun­ta sin ro­deos a las ex­pec­ta­ti­vas de los más nos­tál­gi­cos: “No hay for­ma de su­plen­tar a los lu­cha­do­res his­tó­ri­cos. Tam­po­co pre­ten­de­mos ha­cer un ho­me­na­je re­tro ni al­go vintage. So­mos una mar­ca jo­ven que su­mó nue­vos per­so­na­jes, aun­que de al­gu­na ma­ne­ra vol­ve­mos a las raí­ces: el lu­cha­dor con nom­bre y ape­lli­do”.

No es to­do. La tra­di­cio­nal di­ver­si­dad de los per­so­na­jes ca­rac­te­ri­za­dos se reaco­mo­da a los tiem­pos que co­rren con la in­cor­po­ra­ción de sie­te lu­cha­do­ras y la pre­sen­cia de Ame­ri­ko, pro­mo­cio­na­do co­mo “el re­pre­sen­tan­te de la co­mu­ni­dad lgtb”. La idea más am­bi­cio­sa apun­ta a que na­die que­de al mar­gen de la fies­ta. Pa­ra eso, el pro­gra­ma con­tem­pla­rá las pre­fe­ren­cias del pú­bli­co de to­das las eda­des. La épo­ca año­ra­da de Ti­ta­nes en el ring es­ta­rá re­fle­ja­da en el vi­deo do­cu­men­tal que da­rá ini­cio al show. Ade­más, en el plan­tel ac­tual de lu­cha­do­res re­sal­tan los em­ble­má­ti­cos nom­bres del Ca­ba­lle­ro Ro­jo, la Mo­mia Ne­gra y la Mo­mia Blan­ca.

Mien­tras tan­to, la fi­gu­ra om­ni­pre­sen­te de Mar­tín Ka­ra­da­gian -”El ti­tán de Ti­ta­nes en el Ring”, fa­lle­ci­do en 1991 a los 69 años, que re­cu­rría al “cor­ti­to” y otras ma­ñas pa­ra neu­tra­li­zar a sus ri­va­les- so­bre­vue­la la at­mós­fe­ra tur­bia del gim­na­sio, co­mo una suer­te de dei­dad que con­tro­la ca­da mo­vi­mien­to de las más de vein­te jó­ve­nes pro­me­sas que se es­fuer­zan por emu­lar sus ha­za­ñas.

“Es im­por­tan­te acla­rar que Ti­ta­nes 2018 no ten­drá na­da de san­gre, pi­que­tes de ojos ni gol­pes muy vio­len­tos. Ade­más, el re­fe­rí se­rá siem­pre neu­tral. Ya no ten­drá aquel pro­ta­go­nis­mo que adop­ta­ban los his­tó­ri­cos Hans Águi­la y Wi­lliam Boo”, mar­ca las di­fe­ren­cias el ex­pe­ri­men­ta­do lu­cha­dor Ser­gio Ven­tro­ne, hoy trans­for­ma­do en uno de los prin­ci­pa­les or­ga­ni­za­do­res del show.

Aun­que de­di­ca­do de lleno a su nue­vo rol de so­cio de Pau­li­na Ka­ra­da­gian, “Billy Jim” Ven­tro­ne no de­ja de re­pe­tir un ri­tual que adop­ta­ba ca­da vez que se en­ca­mi­na­ba ha­cia el ring: fi­ja la mi­ra­da en una fo­to que eter­ni­za al má­xi­mo ído­lo con su me­jor son­ri­sa, aca­ri­cia la ima­gen y sa­lu­da a su men­tor co­mo al pa­sar: “¡Ho­la Mar­tín!”. Es la sen­ci­lla ce­re­mo­nia que ne­ce­si­ta cum­plir ri­gu­ro­sa­men­te pa­ra es­pe­rar una jor­na­da aus­pi­cio­sa.

Se­miocul­to por una ma­ra­ña de pe­sas, má­qui­nas y apa­ra­tos, Ke­vork Mes­ro­pian se re­vuel­ca so­bre la col­cho­ne­ta anu­da­do con Ken­nedy “Pan­te­ra” Ka­ra­da­gian. Con ape­nas diez años de edad, el nie­to del “Gran Mar­tín” es el más no­va­to del gru­po de lu­cha­do­res. La per­te­nen­cia a la fa­mi­lia ilus­tre del catch crio­llo no le da pri­vi­le­gios: pa­ra abrir­se su pro­pio ca­mino no le que­da más que so­por­tar sin chis­tar los ri­go­res del exi­gen­te en­tre­na­mien­to de Mes­ro­pian, el cré­di­to ar­me­nio que lle­gó al país ha­ce dos dé­ca­das ya fo­guea­do co­mo lu­cha­dor y for­ma par­te del plan­tel de ases del catch de Bo­ca Ju­niors.

A un cos­ta­do, el lo­cu­tor chino “Car­li­tos” Lin Wen Chen apro­ve­cha el desafío amis­to­so pa­ra en­sa­yar la ta­rea de pre­sen­ta­dor pa­ra la cual fue ele­gi­do. Es aho­ra el grue­so vo­za­rrón de Jor­ge Bo­cac­ci que pa­re­ce re­tum­bar en­tre las pa­re­des de­co­ra­das con fotos de épo­ca.

La elec­ción del seu­dó­ni­mo por par­te del ben­ja­mín de los ti­ta­nes mo­der­nos re­mi­te a “Pan­te­ra”, el per­so­na­je que ca­rac­te­ri­zó su abue­lo en Re­en­cuen­tro con la glo­ria, la pri­me­ra pe­lí­cu­la en la que apa­re­ce Ka­ra­da­gian.

“Vuel­ven por la glo­ria” ex­cla­ma des­bor­da­da de op­ti­mis­mo la du­pla Pau­li­na-ven­tro­ne. Lo re­pi­ten una y otra vez a co­ro, ob­ser­va­dos de cer­ca por el es­pí­ri­tu la­ten­te del Gran Mar­tín, que no de­ja de son­reír des­de el cua­dro col­ga­do en lo más al­to de la pa­red, sa­cu­di­da im­pia­do­sa­men­te por los gol­pes cer­te­ros de los lu­cha­do­res.

MAR­TÍN BONETTO

De tal pa­lo. Pau­li­na, la hi­ja de Mar­tín Ka­ra­da­gian, to­mó la pos­ta y creó nue­vos per­so­na­jes pa­ra for­mar una trou­pe de jó­ve­nes lu­cha­do­res, en­tre ellos sie­te mu­je­res.

MAR­TÍN BONETTO

Al bor­de del ring. Sie­te lu­chas ani­ma­rán el nue­vo es­pec­tácu­lo, que in­clu­ye al Ca­ba­lle­ro Ro­jo, La Mo­mia Blan­ca y La Mo­mia Ne­gra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.