“Es­tas pe­lí­cu­las te las te­nés que po­ner al hom­bro”

En “Ai­re”, que es­tre­nó el jue­ves, en­car­na a una ma­dre sol­te­ra y as­má­ti­ca cu­yo hi­ji­to tie­ne As­per­ger.

Clarin - Spot - - Cine - Juan Er­bi­ti jer­bi­ti@cla­rin.com

Si la ver­sa­ti­li­dad de un ac­tor se mi­de por su ca­pa­ci­dad pa­ra abor­dar dis­tin­tos gé­ne­ros y ver­se siem­pre creí­ble, Ju­lie­ta Zyl­ber­berg ha da­do prue­bas de ello. Sin ir muy le­jos, ha­ce quin­ce días de­mos­tró sus do­tes pa­ra el hu­mor en la co­me­dia de en­re­dos All in­clu­si­ve. Y des­de el jue­ves, la ve- mos po­ner­le el cuer­po a una ma­dre as­má­ti­ca en Ai­re, dra­ma de ac­ción de Ar­tu­ro Cas­tro Go­doy.

“Es una pe­lí­cu­la muy cen­tra­da en un so­lo per­so­na­je, y eso siem­pre re­quie­re mu­cha exi­gen­cia y aten­ción. Creo que fue­ron las tres se­ma­nas de mi vi­da que es­tu­ve más con­cen­tra­da”, cuen­ta en un bar de Cha­ca­ri­ta, cer­ca del co­le­gio don­de to­dos los días de­ja a su hi­jo Luis.

Zyl­ber­berg en­car­na a una ma­dre sol­te­ra que cuan­do le avi­san que su hi­jo con As­per­ger tu­vo un ac­ci­den­te en el co­le­gio, tie­ne que sor­tear va­rios obs­tácu­los has­ta en­con­trar­lo, mien­tras lu­cha con­tra su as­ma. Car­los Be­llo­so y Ma­ría Onet­to son las otras fi­gu­ras que apa­re­cen en es­te fil­me de po­co más de una ho­ra de du­ra­ción.

“Me jun­té con Ar­tu­ro, el di­rec­tor, un año y me­dio an­tes de fil­mar­la. Me dio el guión y me di­jo que que­ría que fue­ra yo sí o sí. Leí el guión y me en­can­tó, me pa­re­ció sú­per ge­ne­ro­so pa­ra un ac­tor”, ex­pli­ca Ju­lie­ta, que aho­ra es­tá gra­ban­do la se­gun­da tem­po­ra­da de la se­rie de HBO El jar­dín de bron­ce.

-La pe­lí­cu­la pa­re­ce un cor­to es­ti­ra­do, más que un lar­go. ¿Es­ta­ba plan­tea­da así de en­tra­da?

-Y trans­cu­rre ca­si en tiem­po real. Creo que la si­tua­ción es tan as­fi­xian­te que es la du­ra­ción per­fec­ta. Es co­mo una bom­ba. Pe­ro era un lar­go de en­tra­da.

-¿Có­mo la de­fi­ni­rías?

-Pa­ra mí es una pe­lí­cu­la de ac­ción dra­má­ti­ca. Es un dra­ma que no se es­tan­ca nun­ca. No se re­go­dea en el aná­li­sis. Es pu­ra ac­ción, pu­ro ha­cer. Es una ma­dre en con­tra del tiem­po y en con­tra de to­do lo que la ro­dea que no ayu­da pa­ra na­da a que ella lo­gre su ob­je­ti­vo, que es es­tar con su hi­jo. De he­cho, cuan­do pen­sé el per­so­na­je no lo pen­sé co­mo una mu­jer pa­de­cien­te sino más co­mo una he­roí­na.

-Leí que el di­rec­tor era as­má­ti­co y te ayu­dó a ha­cer­lo más creí­ble.

-Sí, él me coacheó el as­ma.

-Y la pe­lí­cu­la ca­si que va al rit­mo de la res­pi­ra­ción de ella.

-To­tal. Es muy pro­ta­go­nis­ta. Su res­pi­ra­ción es muy mar­ca­dor del rit­mo de la pe­lí­cu­la. Igual, una pe­lí­cu­la siem­pre es un 50% de post­pro­duc­ción, el so­ni­do, la edi­ción. A ve­ces es­tá mar­ca­do el di­se­ño de so­ni­do, pe­ro acá no.

-¿Lo­grás em­pa­ti­zar con lo que le pa­sa a tu per­so­na­je? ¿Ha­rías al­go dis­tin­to? ¿O en­ten­dés cier­tos atro­pe­llos pro­duc­to de la de­ses­pe­ra­ción?

-Sí. Creo que es el ac­cio­nar que ge­ne­ra la de­ses­pe­ra­ción. No hay si­tua­ción más de­ses­pe­ran­te que te di­gan que le pa­só al­go a tu hi­jo y no po­der en­con­trar­lo. Una pe­sa­di­lla to­tal.

-¿Te hu­bie­se cos­ta­do más el per­so­na­je si no fue­ses ma­dre?

-No sé. Creo que co­mo ac­tor uno in­ten­ta aga­rrar­se de si­tua­cio­nes que pue­dan em­pa­tar a al­go. No hay que ser ase­sino pa­ra ha­cer de un ase­sino. Sí es ver­dad que hay si­tua­cio­nes que las ten­go muy cer­ca­nas, las vi­vo a dia­rio. Bueno, es el hi­to de mi vi­da ser ma­dre. En­ton­ces creo que las gran­des co­sas que te van pa­san­do en la vi­da tam­bién te mo­di­fi­can co­mo ac­tor.

-Ve­nías de ha­cer “All in­clu­si­ve”, una co­me­dia. ¿Có­mo fue la tran­si­ción a es­te dra­ma?

-Yo igual voy os­ci­lan­do en­tre una y otra, en ge­ne­ral. Me re­sul­ta na­tu­ral y pla­cen­te­ro ha­cer­lo. No es que ne­ce­si­to cam­biar el chip. De he­cho, no sé si hi­ce más dra­ma que co­me­dia. Por ahí la gen­te que ve más ci­ne me tie­ne más aso­cia­da al dra­ma (pro­ta­go­ni­zó y

en­tre otras). Igual, yo tam­po­co ten­go una lí­nea tan di­vi­so­ria en­tre dra­ma y co­me­dia. Me pa­re­ce que el hu­mor es al­go que uno tie­ne por­que es una ma­ne­ra de ver el mun­do. Las dos se van re­tro­ali­men­tan­do. La mi­ra­da in­vi­si­ble Re­la­tos sal­va­jes,

-”Ai­re” es una pe­lí­cu­la más chi­ca y se no­ta que te la pu­sis­te al hom­bro. ¿Se­guís dis­fru­tan­do de ese pro­ce­so más ar­te­sa­nal que el de una pe­lí­cu­la más co­mer­cial o mains­tream?

-Es­te ti­po de pe­lí­cu­las te las te­nés que po­ner al hom­bro. Pe­ro en ge­ne­ral no sue­lo pen­sar las co­sas co­mo en ta­ma­ño de pro­yec­to. Siem­pre me pongo al hom­bro lo que ha­ga, ten­ga más o me­nos es­truc­tu­ra. Me pa­re­ce que es la for­ma bue­na de tra­ba­jar. Es lo que ha­ce que yo me en­tu­sias­me.

-Es­tás más abo­ca­da al ci­ne úl­ti­ma­men­te. ¿Son tiem­pos que te re­sul­tan más có­mo­dos pa­ra amol­dar­te, des­de que sos ma­dre?

-Sí, es­tá bue­ní­si­mo. Ha­ce ra­to que no ha­go ti­ra. Pe­ro po­dría ha­cer una el año que vie­ne, po­ne­le. Me sien­to ap­ta. Y tu­ve re lin­das ex­pe­rien­cias en la te­le. Pe­ro hay al­go de los tiem­pos del ci­ne que me sien­to có­mo­da. Me gus­ta el mo­tor­ho­me, la char­li­ta, es­tar más tran­ca. Son mu­chí­si­mas ho­ras, pe­ro no me dan ansiedad esos tiem­pos.

-¿La cri­sis tam­bién se sien­te en el ci­ne? ¿Hay me­nos pro­duc­cio­nes?

-No hay. Hay me­nos pro­duc­cio­nes, me­nos de to­do. Co­mo en las dis­tin­tas áreas del país, el ci­ne es­tá muy com­pli­ca­do. To­das las pe­lí­cu­las que se es­tre­na­ron es­te año son con sub­si­dios an­te­rio­res. Y aho­ra... suer­te. Se vie­ne un año con po­ca pro­duc­ción. Di­fí­cil.

“Sí, es­toy más abo­ca­da al ci­ne. Ha­ce ra­to que no ha­go una ti­ra. Pe­ro po­dría ha­cer un ael año que vie­ne”.

LU­CIA MERLE

A los 35. Ju­lie­ta es­tá vi­vien­do una gran tem­po­ra­da en ci­ne. Y gra­ba una se­rie pa­ra HBO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.