LAS CHI­CAS DE RO­GER WA­TERS

Jess Wol­fe y Holly Laes­sig cuen­tan su lle­ga­da al gru­po del ex Pink Floyd, y la im­por­tan­cia del con­cep­to vi­sual.

Clarin - Spot - - Portada - Pa­blo Rai­mon­di prai­mon­di@cla­rin.com

Lu­cius, o sea Jess Wol­fe y Holly Laes­sig, son las pla­ti­na­das que ha­cen los co­ros -y más- en la gi­ra del mú­si­co de Pink Floyd.

Dos fi­gu­ras es­pec­tra­les atra­vie­san una te­rra­za in­va­di­da por el bu­lli­cio de la au­to­pis­ta Illia y su desem­bo­ca­du­ra en la ave­ni­da 9 de ju­lio. El sol re­bo­ta en ella y las mol­dea co­mo som­bras que pa­re­cen flo­tar a rit­mo can­sino en un ex­clu­si­vo ho­tel de Re­co­le­ta.

Son Jess Wolf y Holly Laes­sig, las dos co­ris­tas ra­di­ca­das en Los An­ge­les que se ro­ba­ron to­das las mi­ra­das y los oí­dos- du­ran­te la pre­sen­ta­ción de Ro­ger Wa­ters el úl­ti­mo mar­tes en el Es­ta­dio Unico La Pla­ta. Y bus­ca­rán, es­te sá­ba­do, re­pe­tir la ova­ción que re­ci­bie­ron de par­te del pú­bli­co lo­cal.

Ata­via­das de ri­gu­ro­so ne­gro y un ru­bio pla­ti­na­dí­si­mo -que co­lo­rea su fle­qui­llu­do cor­te- ellas se co­no­cie­ron en la Ber­klee Co­lle­ge of Music en 2003. "Yo to­co un po­co el piano", di­ce Holly mien­tras Jess (que apun­tó al can­to y al ma­na­ge­ment mu­si­cal) ase­gu­ra que su con­tra­par­te mu­si­cal es una "gran pia­nis­ta, su­ce­de que es mo­des­ta". Y ríen a co­ro.

Las ru­bias pa­re­cen mi­me­ti­zar­se co­mo si fue­sen una fu­sión que se re­pi­te en la por­ta­da del dis­co Nu­des, el úl­ti­mo re­gis­tro de Lu­cius, su pro­yec­to con­jun­to. ¿Les gus­ta esa mi­me­ti­za­ción? "Sí, so­mos dos en una, por­que cuan­do es­cu­cha­mos nues­tras vo­ces so­nar jun­tas vi­vi­mos al­go má­gi­co", sos­tie­ne Jess.

Wol­fe des­ta­ca que aman las re­pre­sen­ta­cio­nes vi­sua­les ori­gi­na­das en la mú­si­ca y que lle­guen en vi­vo a la au­dien­cia. "Co­mo ha­cían ar­tis­tas co­mo Björk, Da­vid Bo­wie y Gra­ce Jo­nes. Creo que esa re­pre­sen­ta­ción vi­sual es una ca­rac­te­ri­za­ción de nues­tro ar­te. To­do cam­bia y evo­lu­cio­na", di­ce una de las ca­ras de Lu­cius, quie­nes tam­bién gra­ba­ron Mi­llion Do­llar Se­cret, un te­ma pa­ra la se­rie Girls.

Jess, tam­bién re­mar­ca que hay un pre­con­cep­to al ver dos mu­je­res can­tan­do so­las en es­ce­na. "La gen­te au­to­má­ti­ca­men­te lo re­la­cio­na con el fe­mi­nis­mo. (Pien­sa) No nos gus­ta que sea así, nues­tra mi­sión es es­cri­bir bue­nas can­cio­nes, y no que­rer im­po­ner a la mu­jer en la mú­si­ca y que nos en­ca­si­llen", afir­ma con fuer­za.

Con­fe­sas ad­mi­ra­do­ras del dis­co Ani­mals y The Dark Si­de of the Moon, es­tas "her­ma­nas del co­ra­zón" -co­mo le di­ce Jess a es­te cro­nis­ta, pro­nun- cián­do­lo en un per­fec­to es­pa­ñol- con­fie­sa que "Lu­cius" el nom­bre del gru­po es­tá bien le­jos de cual­quier ho­me­na­je im­pe­rial ro­mano. "Es por el nom­bre de su pe­rro", di­ce Holly mien­tras se­ña­la a una son­ro­ja­da Jess quie­nes coin­ci­den que in­ter­pre­tar The Great Gig in the Sky es el prin­ci­pal desafío de ca­da no­che jun­to a Wa­ters. -¿A qué re­mi­te dis­co de us­te­des?

Jess: Apun­ta a des­po­jar­se de to­do, a que el pai­sa­je hu­mano -ge­ne­ra­do a tra­vés de si­tua­cio­nes eléc­tri­cas so­bre el es­ce­na­rio- es el mo­men­to per­fec­to pa­ra des­nu­dar­se y mos­trar­se más pu­ros que nun­ca. Enal­te­ce­mos las for­mas sim­ples, co­mo po­der oír una voz y co­nec­tar con la au­dien­cia des­de una pers­pec­ti­va dis­tin­ta.

-¿Có­mo lle­ga­ron a tra­ba­jar jun­to a Ro­ger Wa­ters?

Jess: En 2015, an­tes del New­port Fes­ti­val en Rho­de Is­land sa­bía­mos que él iba a ha­cer un set se­cre­to jun­to a una nue­va bac­king band con al­gu­nos de los mú­si­cos de My Mor­ning Jac­ket. Y nos in­for­ma­ron que es­ta­ba bus­can­do dos co­ris­tas, nos re­co­men­da­ron pa­ra esa fe­cha, pe­ro ja­más nos ha­bía­mos vis­to an­tes.

Holly: Nos man­da­mos al­gu­nos emails, en dón­de no­so­tros le agra­de­cía­mos es­ta opor­tu­ni­dad y bla bla bla... y él so­lo res­pon­día con mo­no­sí­la­bos: "Co­ol". "OK" (ri­sas) Y nos ci­tó al en­sa­yo ¡un día an­tes del fes­ti­val!

-¿Qué di­fe­ren­cia ven en tra­ba­jar con él en com­pa­ra­ción con otros?

Holly: El gra­do de de­ta­lle que ma­ne­ja, y los po­de­ro­sos y ele­men­tos tea­tra­les y ar­tís­ti­cos que uti­li­za en vi­vo. Sir­vió co­mo fuen­te de ins­pi­ra­ción pa­ra po­der apli­car­lo en Lu­cius. Ha­ce que ca­da mo­men­to sea sig­ni­fi­can­te y que la au­dien­cia pue­da per­ci­bir to­do, sen­tir­se par­tí­ci­pe.

-¿Ro­ger les ba­ja al­gu­na lí­nea ar­tís­ti­ca a la ho­ra del vi­vo o les da to­tal li­ber­tad?

Holly: Nin­gu­na res­tric­ción o de­man­da par­ti­cu­la: no­so­tras so­mos Lu­cius es­tan­do con él. Es más, le en­can­ta que no per­da­mos nues­tra iden­ti­dad.jess: Acá no nos sen­ti­mos atra­pa­das ni con­di­cio­na­das, al con­tra­rio, él nos res­pe­ta mu­cho y nos de­ja que sea­mos li­bres.w

Ro­ger Wa­ters se vuel­ve a pre­sen­tar­se es­ta no­che a las 21, en el es­ta­dio Úni­co de La Pla­ta. En­tra­das dis­po­ni­bles des­de $1.900, a tra­vés de Tic­ke­tek.

RU­BÉN DIGILIO

Jess y Holly. Las in­te­gran­tes del dúo tu­vie­ron una ac­tua­ción des­ta­ca­da en La Pla­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.