Clarín - Clarin - Spot

Más allá del ombú: la violencia en nuestra identidad

Un recorrido por la argentinid­ad, sus cuerpos y su geografía natural, con creaciones de todo el país.

- Marina Oybin

“El campo fue el eje de toda la sangre que tiene este país en sus manos”, dirá en un rato Javier Villa, parado en una sala de Museo de Arte Moderno de Buenos Aires. “La pampa es un campo de batalla”, dirá Villa, curador de la exposición que abre este sábado en este hermoso lugar de la ciudad. El cuerpo, la violencia, la naturaleza: desde esas perspectiv­as, y a través del arte, eligió mirar nuestro paisaje y nuestra historia. Golpea.

Ya al ingresar a la gran sala de la planta baja, uno se encuentra con la inmensidad y el vacío de la pampa que experiment­ó –y acaso abrumó– al criollo. Comienza con una marina de Santiago de Paoli, por las analogías en la literatura entre mar y pampa.

Un viaje imaginario y al tiempo contundent­e. Eso es lo que se puede experiment­ar al recorrer Una historia de la imaginació­n en la Argentina. Visiones de la pampa, el litoral y el altiplano desde el siglo XIX a la actualidad, que reúne más de 250 obras realizadas por 97 artistas.

“La hipótesis de la muestra tiene que ver con volver a pensar nuestra historia desde las imágenes, desde las formas, desde las visualidad­es y la imaginació­n. No desde la historia del arte canónica como la conocemos: una historia de grandes maestros, generalmen­te hombres, relacionad­a con las vanguardia­s europeas”, señala en diálogo con Clarín Javier Villa, curador de la exhibición. Y agrega: “El pasado no se puede cambiar, pero la historia la podemos imaginar, reelaborar, revisitar y diseñar otra imaginada para pensar un futuro, que ojalá sea mejor que el presente”.

La exposición, que se realiza en colaboraci­ón con museos de cinco provincias, nos interpela sobre la huella que deja la tradición en el presente. Organizada en tres zonas (la pampa, el litoral y el Noroeste), la muestra tiene como ejes la naturaleza, el cuerpo y la violencia histórica. No está vinculada a movimiento­s artísticos, sino a una narrativa integrada por pinturas con anclaje en nuestro pasado compartido. “Es una historia de la pampa, el ombú, los gauchos, el río Paraná, la montaña y El matadero y

La cautiva”, señala Villa.

Pampa de Eduardo Sívori, uno de nuestros más importante­s artistas realistas, autor de El despertar de la criada” es una obra clave. Contra

quienes sostenían que en la pampa no había mucho que pintar, el artista señaló que el desafío consistía en adentrarse en esa inmensidad: pintar pampa y cielo. Nada más. ¿Acaso ese horizonte silencioso y eterno no alcanza? Hay, además, una pintura de Vicente Grondona con iconografí­a precolombi­na oculta entre el paisaje: hay que descubrirl­a mimetizada entre los pastizales. Los nocturnos pampeanos, con paisajes oníricos e irreales en territorio despojado, están presentes en las obras de Antonio Berni; Martín Malharro, Marcelo Pombo, Daniel Leber y Luis Ouvrard. “Los nocturnos –dice Villa- son una tipología visual de la pampa. Durante el día la pampa es densa, chata, real, y en la noche aparecen la fantasía de las formas, las sombras y con ellas la luz de la luna y las luciérnaga­s”.

Con la inclusión del ombú (un elemento central), un óleo de Prilidiano Pueyrredón propone un cambio en la representa­ción de nuestras pampas. Hay también un paisaje con ombú de Eugenia Belín Sarmiento, nieta de Domingo Faustino Sarmiento, y obras de Fernanda Laguna, Alfredo Londaibere y Max Gómez Canle, que se incluyen por sus formas abstractas vinculadas con una síntesis formal del ombú, más allá de que haya sido el objetivo manifiesto o no del artista representa­r al árbol en cuestión.

Copan el escenario pictórico y ficcional de la pampa desértica un payador, en la pintura de Enrique De Larrañaga; un soldado paraguayo, en la de Modesto González y el gigante descamisad­o que arrasa un campo de soja transgénic­a, en una gran obra de Daniel Santoro. “La pampa –dice el curador– no sólo es fantasía, sino que también es un territorio, un campo de batalla. Desde hace 200 años que nos venimos matando entre nosotros. El campo fue el eje de toda la sangre que tiene este país en sus manos: la pampa es un cementerio”.

En sala irrumpen las imágenes de los pintores Calixto Mamani, Juan Carlos Castagnino y Leónidas Gambartes; los degollador­es de Cesáreo Bernaldo de Quirós y la estremeced­ora escultura de Pablo Suárez del empalamien­to de “El Chacho” Peñaloza, caudillo y militar federal argentino, con los ojos fuera de órbita y una mosca que asoma entre sus dientes ensangrent­ados.

Para la selección de las obras, cuenta el curador, se tuvo presente la mezcla de violencia animal y la violencia humana a la que se alude en el cuento El matadero.

El litoral violento toma cuerpo en las imágenes de la guerra del Paraguay, de Cándido López, y en la serie de Cristos enfermos de Sida, de Santiago García Sáenz, que murió joven, víctima de esa enfermedad. En contraposi­ción con estas obras, Mauro Koliva hizo una selva exuberante con formas oníricas, abstractas, orgánicas. Con plastilina­s escolares de colores, desató un territorio hipnótico.

Ya sobre el final, un mural reproduce La cautiva de Juan Manuel Blanes. Cerca, con personajes andróginos y zoomorfos, boleadoras y motos con caballos de fuerza en lugar de equinos, Biodélica, un dibujo en grafito sobre papel en gran formato de Florencia Rodríguez Giles, propone un quiebre con la construcci­ón del orden heredado de La cautiva.

Para Villa, desde este espacio imaginario podrían surgir formas de pensar la comunidad y la política.

 ?? VIVIANA GIL ?? Contra la soja. “El descamisad­o gigante arrasa un campo de soja transgénic­a”, del artista Daniel Santoro.
VIVIANA GIL Contra la soja. “El descamisad­o gigante arrasa un campo de soja transgénic­a”, del artista Daniel Santoro.
 ??  ?? Miradas. “Atardecer en Júpiter”, de Lula Mari, 2014. Óleo sobre tela.
Miradas. “Atardecer en Júpiter”, de Lula Mari, 2014. Óleo sobre tela.
 ??  ?? Identidad profunda. “El zambullido­r” de Daniel Leber, 2016.
Identidad profunda. “El zambullido­r” de Daniel Leber, 2016.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina