La uni­dad que­da más cer­ca

El abra­zo del Pa­pa Fran­cis­co con Bar­to­lo­mé I, pa­triar­ca de Cons­tan­ti­no­pla, en el San­to Se­pul­cro, sim­bo­li­za un nue­vo acer­ca­mien­to en­tre la Igle­sia Ca­tó­li­ca y la or­to­do­xa. Las di­fe­ren­cias li­túr­gi­cas han de­ja­do de ser mo­ti­vo de se­pa­ra­ción.

Clarin - Valores Religiosos - - News - Ig­na­cio Pé­rez del Vi­so Pro­fe­sor en la Fa­cul­tad de Teo­lo­gía de San Mi­guel

En su vi­si­ta a Tie­rra San­ta el pa­pa Fran­cis­co se abra­zó con Bar­to­lo­mé I, pa­triar­ca de Cons­tan­ti­no­pla. Es­te abra­zo en el San­to Se­pul­cro, ¿ es un me­ro re­cuer­do del que se die­ron Pablo VI y Ate­ná­go­ras ha­ce 50 años o es una pro­fe­cía de lo que ven­drá?

El an­te­rior, du­ran­te el Con­ci­lio, era un re­cuer­do de lo ocu­rri­do en el año 1054, cuan­do am­bas Igle­sias se se­pa­ra­ron, pa­tean­do el ta­ble­ro, con mu­tuas ex­co­mu­nio­nes. Pe­ro era tam­bién en ver­dad una pro­fe­cía, por­que en­ton­ces co­men­za­ron el diá­lo­go pa­ra re­cu­pe­rar la uni­dad. Des­de en­ton­ces nos he­mos apro­xi­ma­do mu­cho. Aho­ra bien, ¿ es­ta­mos muy le­jos de re­cu­pe­rar la uni­dad? Den­tro de me­dio si­glo, ¿vol­ve­re­mos a ha­cer­nos la mis­ma pre­gun­ta?

No ca­be du­da que con­ti­nua­re­mos dan­do pa­sos. El abra­zo con el pa­triar­ca de Mos­cú ya vie­ne pi­dien­do pis­ta. El lo­gro de la uni­dad ha pa­sa­do de ser po­si­ble a ser pro­ba­ble.

En cam­bio, con las Igle­sias na­ci­das de la Re­for­ma pro­tes­tan­te, la uni­dad no ha al­can­za­do aún el gra­do de pro­ba­ble, pe­ro ha pa­sa­do de po­si­ble a desea­ble. Tan desea­ble que pue­de sa­lir el sol an­tes de lo pre­vis­to.

El abra­zo en­tre el Pa­pa y el pa­triar­ca sim­bo­li­za el abra­zo en­tre dos Igle­sias, la ca­tó­li­ca y la or­to­do­xa. No se tra­ta de que una se so­me­ta a la otra y se pon­ga bajo la au­to­ri­dad del obis­po de Ro­ma.

Co­mo han di­cho los úl­ti­mos pa­pas, la úni­ca Igle­sia res­pi­ra con sus dos pulmones, de Orien­te y de Oc­ci­den­te. Lo que bus­ca­mos es la ar­mo­nía, apren­dien­do to­dos a res­pi­rar me­jor. Des­pués de mil años de se­pa­ra­ción nos cues­ta un po­co fun­cio­nar al mis­mo rit­mo. ¿Qué co­sas nos se­pa­ran en el fon­do? Son vi­si­bles las di­fe­ren­cias en la li­tur­gia. Pe­ro unos diez mi­llo- nes de ca­tó­li­cos per­te­ne­cen a Igle­sias de ri­to orien­tal, co­mo los ma­ro­ni­tas y los ar­me­nios, los mez­qui­tas y los ucra­nia­nos, co­no­ci­dos en la Ar­gen­ti­na.

Por eso, las di­fe­ren­cias li­túr­gi­cas han de­ja­do de ser mo­ti­vo de se­pa­ra­ción.

Es­tán lue­go las cues­tio­nes dog­má­ti­cas. En al­gu­nas coin­ci­di­mos en el fon­do, no en la for­ma. Ellos creen, co­mo no­so­tros, en la In­ma­cu­la­da Con­cep­ción de Ma­ría y en su Asun­ción al cie­lo. Pe­ro no los con­si­de­ran “dog­mas” de fe, por­que fue­ron de­fi­ni­dos en la Igle­sia Ca­tó­li­ca, sin ellos. Es­to se so­lu­cio­na­rá con un con­ci­lio co­mún que re­to­me esas creen­cias y las pro­cla­me de nue­vo. Aun­que otros dog­mas ca­tó­li­cos, co­mo los re­fe­ren­tes a la au­to­ri­dad del pa­pa, de­be­rán ser re­for­mu­la­dos con ca­te­go­rías com­pren­si­bles pa­ra el mun­do or­to­do­xo.

La Igle­sia Ca­tó­li­ca po­see un mo­de­lo or­ga­ni­za­ti­vo vin­cu­la­do a la fi­gu­ra del pa­pa. La Igle­sia or­to- do­xa, en cam­bio, po­see otro mo­de­lo, con va­rie­dad de pa­triar­cas e Igle­sias au­to­cé­fa­las. Des­de ha­ce años vie­nen pro­yec­tan­do un con­ci­lio universal pa­nor­to­do­xo. Al­gu­nos pro­nos­ti­can que ese con­ci­lio po­dría se­llar la uni­dad con la Igle­sia Ca­tó­li­ca. To­do es po­si­ble, pe­ro lo veo real­men­te muy di­fí­cil. Ese con­ci­lio es un re­qui­si­to ne­ce­sa­rio, pe­ro no su­fi­cien­te. Acor­dar la re­la­ción de los pa­triar­cas con el Pa­pa es, sin du­da, el de­ber que te­ne­mos pen­dien­te.

EL abra­zo en­tre Fran­cis­co y Bar­to­lo­mé I evi­den­ció la pro­xi­mi­dad en­tre ca­tó­li­cos y or­to­do­xos, tras más de mil años de se­pa­ra­ción. Aba­jo, el otro abra­zo, en­tre Ate­ná­go­ras y Pablo VI, ha­ce 50 años, tam­bién en Je­ru­sa­lén.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.