Una app que con­vo­ca a los jó­ve­nes a re­zar

Pa­ra ce­lu­la­res, compu­tado­ras y otros dis­po­si­ti­vos, apun­ta a que la ju­ven­tud pue­da acer­car­se a los men­sa­jes del Pa­pa y vi­vir ca­da día su fe.

Clarin - Valores Religiosos - - News - Ma­ría Mon­te­ro Es­pe­cial pa­ra Clarín

Re­zar aho­ra es fá­cil, ágil y crea­ti­vo”, sos­tie­ne la pá­gi­na web que in­vi­ta a des­car­gar la apli­ca­ción Click To Pray (clic­kear pa­ra re­zar) pa­ra ce­lu­la­res, compu­tado­ras y otros dis­po­si­ti­vos mó­vi­les. El ob­je­ti­vo es que los más jó­ve­nes pue­dan acer­car­se a los men­sa­jes del Pa­pa, re­zar por sus in­ten­cio­nes y vi­vir la fe ca­da día.

Des­de el ini­cio, Fran­cis­co mar­có su pon­ti­fi­ca­do con gestos que lla­man a en­con­trar­se con Dios a tra­vés de la ora­ción. Su ha­bi­tual pe­di­do de “re­cen por mí”, con el que concluye ca­da alo­cu­ción, ho­mi­lía, reunión pro­to­co­lar o en­cuen­tro in­for­mal, es uno de ellos. Tam­bién le re­sul­ta ha­bi­tual el uso de las nue­vas tec­no­lo­gías. De he­cho, se tra­ta de un pon­tí­fi­ce que uti­li­za Twit­ter y di­fun­de vi­deos por su canal ofi­cial de You­Tu­be. Aho­ra, es­ta nue­va ver­sión que se con­vier­te en pla­ta­for­ma di­gi­tal su­ma un re­cur­so pa­ra que más gen­te se una a la ora­ción. La apli­ca­ción fue desa­rro­lla­da, di­se­ña­da y di­fun­di­da por la agen­cia de co­mu­ni­ca­ción pa­ra las bue­nas cau­sas La Mar­chi y es­tá dis­po­ni­ble tan­to pa­ra An­droid co­mo pa­ra Ap­ple iOS.

Ca­da año, el Pa­pa ha­ce un lla­ma­do a la ac­ción con una con­vo­ca­to­ria a trans­for­mar las ora­cio­nes en gestos con­cre­tos y con­fía al Apos­to­la­do de la Ora­ción –su red mun­dial a tal efec­to– 12 in­ten­cio­nes uni­ver­sa­les y 12 in­ten­cio­nes pa­ra la evan­ge­li­za­ción. De es­ta for­ma, in­vi­ta a cons­truir un mun­do más hu­mano y so­li­da­rio.

En 2014, el Apos­to­la­do de la Ora­ción de Por­tu­gal lan­zó la pri­me­ra edi­ción de Click To Pray pa­ra pro­mo­ver el re­zo dia­rio que allí ya con­ta­ba con una co­mu­ni­dad de más de 87.000 per­so­nas de 138 paí­ses. Es­to sen­tó el pre­ce­den­te pa­ra glo­ba­li­zar el proyecto. Se­gún Frederic For­nos, di­rec­tor de la Red Mun­dial, “la app es una in­vi­ta­ción a acom­pa­ñar a Fran­cis­co en un nue­vo ca­mino com­par­ti­do y di­gi­tal, de mo­do que los con­ti­nen­tes se unan pa­ra re­zar jun­tos por los de- sa­fíos de es­te mun­do y la mi­sión de la Igle­sia”. Ba­jar la apli­ca­ción per­mi­te vi­sua­li­zar una ora­ción di­fe­ren­te los 365 días del año con un rit­mo de tres mo­men­tos pa­ra ca­da jor­na­da, ade­más de su­bir las pro

pias in­ten­cio­nes pa­ra que mi­les de per­so­nas pue­dan re­zar por ellas.

En click­to­pray.org se pue­de ob­te­ner in­for­ma­ción so­bre la app en in­glés, fran­cés, por­tu­gués y es­pa­ñol, co­no­cer las in­ten­cio­nes del Pa­pa e in­gre­sar a un blog. Ac­ce­der a es­ta apli­ca­ción es sen­ci­llo. Se de­be crear un per­fil pa­ra unir­se a la Red Mun­dial de Ora­ción del Pa­pa. Des­de allí se in­gre­sa a la cuen­ta y se pue­den pro­po­ner in­ten­cio­nes de ora­ción. Lue­go se es­ta­ble­ce una ho­ra en que se quie­ra ini­ciar el día por la ma­ña­na, otra en que se dis­pon­ga de tiem­po du­ran­te la jor­na­da – que se­rá acom­pa­ña­da por una fra­se o pen­sa­mien­to ins­pi­ra­dor– y, por úl­ti­mo, el mo­men­to noc­turno de re­vi­sión co­ti­dia­na.

Al fi­na­li­zar, se re­ci­ben los bo­le­ti­nes de Click To Pray pa­ra es­tar in­for­ma­do acer­ca de las ac­cio­nes y pro­pues­tas de la Red, que en la ac­tua­li­dad in­te­gran 35 mi­llo­nes de per­so­nas de más de 100 paí­ses. Hay, ade­más, otra ra­ma, el Mo­vi­mien­to Eu­ca­rís­ti­co Ju­ve­nil, que im­pul­sa un ca­mino de for­ma­ción es­pi­ri­tual y hu­ma­na pa­ra ni­ños y jó­ve­nes de 5 a 25 años, y es­tá pre­sen­te en 56 paí­ses.

GEN­TI­LE­ZA CLICK TO PRAY

En ac­ción. La apli­ca­ción per­mi­te una ac­ce­so fá­cil des­de el ce­lu­lar pa­ra po­der re­zar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.