Clarín - Valores Religiosos

La fuerza de la fe en Natty

-

Hay experienci­as que vale la pena contar. Por qué creo en Dios es una biografía de Natty Petrosino a cargo del escritor Juan Ignacio Gilligan que incluye testimonio­s de personas cercanas a su obra, algunas de sus reflexione­s y cartas de su autoría. Entre estas últimas hay algunas dirigidas a Jesús, a sacerdotes y consagrada­s de la Iglesia, a sus colaborado­res y a su familia. Estas revelan cómo concibe su relación con Dios y cómo ese vínculo se manifestó en su servicio a lo largo de los años.

Entre otras experienci­as que se recogen de las car- tas, nos adentramos en la selva formoseña para encontrarn­os con una población que padece de hambre y sed debido a la sequía. Están deshidrata­dos, hace cincuenta grados al sol. Natty no encuentra razón para el sufrimient­o de tantas personas a las que se encuentra ayudando y (como ella) padecen hambre y sed, pero de todas formas agradece a Dios por el alivio del calor que proporcion­an las casas que construyer­on.

 ??  ?? Una de las cartas dirigidas a Jesús la escribe en una iglesia que reparó junto a mucha gente querida; piensa en ellos y agradece por el esfuerzo espiritual que realizaron para llevar a cabo la tarea.
En Mendoza, escribe que entiende el miedo que tiene una huarpe de llevar a su hija que está enferma al hospital y ve su alegría cuando se anima a hacerlo.
Allí le agradece a Dios por haber inspirado a la madre a confiar en ella.
Páginas después, la encontramo­s viajando a caballo doce horas para visitar a una querida comunidad. Al llegar encuentra a una mujer abrazada a sus hijos en el frío, en una choza de ramas. Siente un indescript­ible dolor y el anhelo de construirl­es una casa.
“Nadie lo entendería, Natty. Por eso dicen que está loca”, le dice uno de sus voluntario­s, José, de 19 años. “Y sí, creo que lo estoy –le confiesa Natty a Jesús-, pero por favor, Señor, nunca me vuelvas cuerda y siempre permitime ayudar a todos tus seres queridos”.
Caridad. Una vida dedicada a Dios.
Una de las cartas dirigidas a Jesús la escribe en una iglesia que reparó junto a mucha gente querida; piensa en ellos y agradece por el esfuerzo espiritual que realizaron para llevar a cabo la tarea. En Mendoza, escribe que entiende el miedo que tiene una huarpe de llevar a su hija que está enferma al hospital y ve su alegría cuando se anima a hacerlo. Allí le agradece a Dios por haber inspirado a la madre a confiar en ella. Páginas después, la encontramo­s viajando a caballo doce horas para visitar a una querida comunidad. Al llegar encuentra a una mujer abrazada a sus hijos en el frío, en una choza de ramas. Siente un indescript­ible dolor y el anhelo de construirl­es una casa. “Nadie lo entendería, Natty. Por eso dicen que está loca”, le dice uno de sus voluntario­s, José, de 19 años. “Y sí, creo que lo estoy –le confiesa Natty a Jesús-, pero por favor, Señor, nunca me vuelvas cuerda y siempre permitime ayudar a todos tus seres queridos”. Caridad. Una vida dedicada a Dios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina