De­tec­tan irre­gu­la­ri­da­des en el plie­go li­ci­ta­to­rio pa­ra obras del tren Sar­mien­to

Clarín - - EL PAIS - Lu­cía Sa­li­nas lsa­li­nas@cla­rin.com

La Pro­cu­ra­du­ría de In­ves­ti­ga­cio­nes Ad­mi­nis­tra­ti­vas (PIA) en­tre­gó un in­for­me so­bre el pro­ce­so li­ci­ta­to­rio del soterramie­nto del Tren Sar­mien­to que ga­nó Ode­brecht jun­to a tres fir­mas más, en­tre ellas la cons­truc­to­ra IECSA. Se con­sig­na­ron irre­gu­la­ri­da­des en la con­fec­ción del plie­go, don­de el Go­bierno de Cris­ti­na Kirch­ner no ha­bría ga­ran­ti­za­do "un pro­ce­so de trans­pa­ren­cia” .

El ex­ten­so in­for­me que en­tre­gó la PIA a car­go de Ser­gio Ro­drí­guez fue or­de­na­do por el juez Mar­ce­lo Mar­tí­nez De Gior­gi a pe­di­do del fis­cal de la cau­sa Fran­co Pi­car­di. La fir­ma bra­si­le­ña es in­ves­ti­ga­da por el pa­go de coi­mas por 35 millones de dó­la­res, en Argentina.

La PIA con­sig­nó que la obra ad­ju­di­ca­da en 2008, con­tó con "múl­ti­ples" irre­gu­la­ri­da­des y al ana­li­zar el plie­go, se con­clu­yó que el pro­yec­to po­dría “in­te­grar el ca­tá­lo­go de las de­no­mi­na­das ´con­vo­ca­to­rias va­gas´” ya que “no se cuen­ta con las pre­ci­sio­nes su­fi­cien­tes so­bre la obra”. La obra de 3.000 millones de dó­la

res fue otor­ga­do al con­sor­cio cons­ti­tui­do por Ode­brecht, IECSA (en­ton­ces de Án­ge­lo Cal­ca­te­rra pri­mo de Mau­ri­cio Ma­cri), Ghe­lla y Com­Sa SA. En ju­nio por el es­cán­da­lo de las coi­mas, la bra­si­le­ña se fue de la obra.

Uno de los pri­me­ros pun­tos ob­ser­va­dos es que el Es­ta­do no ha­bría si­do ga­ran­te de que to­dos los in­tere­sa­dos “par­ti­ci­pen en un pro­ce­so trans- pa­ren­te y en cir­cuns­tan­cias rea­les de com­pe­ten­cia e igual­dad”.

Pun­tual­men­te, se in­di­có que las “pre­ci­sio­nes” apa­re­cen “lue­go del so

bre 1", ge­ne­ran­do “un con­se­cuen­te des­alien­to pa­ra los po­si­bles com­pe­ti­do­res" por có­mo se fue brin­dan­do la in­for­ma­ción.

La sos­pe­cha es que "al­guno de los com­pe­ti­do­res cuen­te con in­for­ma­ción adi­cio­nal o pri­vi­le­gia­da o que la ad­mi­nis­tra­ción ajus­te las pre­ci­sio­nes acon­di­cio­nán­do­las a los in­tere­ses de uno de los com­pe­ti­do­res”, es de­cir la UTE en­ca­be­za­da por Ode­brecht.

Al mo­men­to de ar­gu­men­tar es­to, la PIA in­di­có que las ba­ses y con­di­cio­nes par­ti­cu­la­res y es­pe­ci­fi­ca­cio­nes téc­ni­cas, "no es­ta­ba con­fec­cio­na­do al ini­cio del pro­ce­so li­ci­ta­to­rio" y re­cién fue­ron en­tre­ga­dos a los "ofe­ren­tes pre­ca­li­fi­ca­dos lue­go de las ron­das de con­sul­tas".

La Jus­ti­cia sigue es­ta pis­ta y la ru­ta de las coi­mas. La Na­ción pu­bli­có que los so­bor­nos en la obra tu­vie­ron un pi­so de 3,3 millones de dó­la­res pa­ra fun­cio­na­rios ar­gen­ti­nos.

En­tre las irre­gu­la­ri­da­des ex­pues­tas, se men­cio­nó que si el Es­ta­do no es­ta­ba en con­di­cio­nes de “ela­bo­rar

el pro­yec­to de­bió dar ra­zo­nes cla­ras y su­fi­cien­tes pa­ra po­ner di­cha ta­rea en ca­be­za del ofe­ren­te”. Se planteó que el Es­ta­do a lo su­mo, de­bía pe­dir que el pro­yec­to sea ela­bo­ra­do por un ter­ce­ro (una con­sul­to­ría) y des­pués “rea­li­zar un pro­ce­so de se­lec­ción de la con­tra­tis­ta” y que só­lo así se ha­bría “ga­ran­ti­za­do la trans­pa­ren­cia”. w

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.