De­sa­len­ta­mos la ven­gan­za pe­ro in­cen­ti­va­mos a de­nun­ciar

Clarín - - TEMA DEL DÍA - Di­rec­tor de Groo­ming Ar­gen­ti­na Her­nán Na­va­rro

El tér­mino “Groo­ming” vie­ne del ver­bo in­glés “Groom”, que tie­ne que ver con las con­duc­tas de aci­ca­la­mien­to y pre­pa­ra­ción que ejer­ce el au­tor del de­li­to so­bre la po­si­ble víc­ti­ma. En “Groo­ming Ar­gen­ti­na” lo tra­du­ci­mos co­mo el aco­so se­xual vir­tual a ni­ños, ni­ñas y ado­les­cen­tes. Es un de­li­to en nues­tro país des­de di­ciem­bre de 2013 in­cor­po­ra­do a nues­tro Có­di­go Pe­nal, ba­jo la nor­ma 26.904 ti­pi­fi­ca­do en el ar­tícu­lo 131.

Des­de nues­tra Ins­ti­tu­ción, te­ne­mos la cla­ra con­cep­ción ideo­ló­gi­ca que cuan­do ha­bla­mos de Groo­ming ha­bla­mos de la nue­va mo­da­li­dad de abu­so se­xual in­fan­til que tra­jo co­mo no­ve­dad la in­cor­po­ra­ción de las nue­vas tec­no­lo­gías: el abu­so se­xual in­fan­til sin con­tac­to fí­si­co.

Tra­ba­ja­mos en tres mo­men­tos: an­tes, du­ran­te y des­pués; pe­ro te­ne­mos co­mo eje la pre­ven­ción y pro­mo­ción de es­ta mo­da­li­dad en la cual nues­tros ni­ños y ado­les­cen­tes se en­cuen­tran ex­pues­tos a atra­ve­sar si­tua­cio­nes de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas. In­cul­ca­mos la adop­ción de me­di­das efec­ti­vas de ci- ber­se­gu­ri­dad, tra­ba­ja­mos for­ta­le­cien­do la con­vi­ven­cia di­gi­tal y la adop­ción de he­rra­mien­tas in­tra­fa­mi­lia­res que ar­mo­ni­cen las mi­ra­das, tan­to de chi­cos co­mo de adul­tos, que son los en­car­ga­dos en la pro­tec­ción y el res­guar­do en los en­tor­nos di­gi­ta­les don­de la úni­ca he­rra­mien­ta que con­tra­rres­ta al­gu­na si­tua­ción es el diá­lo­go.

Res­pec­to al ca­so de ayer, no de­be­mos po­ner el de­ba­te en el ac­cio­nar de es­te pa­dre que hi­zo lo que pu­do an­te la se­me­jan­te no­ti­cia de ver que su hi­ja es­ta­ba sien­do aco­sa­da. El da­to re­le­van­te ha­ce al es­tre­cho víncu­lo de diá­lo­go que exis­tía en es­ta fa­mi­lia en el cual la víc­ti­ma pu­do pe­dir ayu­da.

De­sa­len­ta­mos la ven­gan­za por mano pro­pia. In­cen­ti­va­mos a de­nun­ciar, da­do que exis­te la fi­gu­ra del agen­te re­ve­la­dor: per­so­nal es­pe­cia­li­za­do de la jus­ti­cia y de fuer­zas de se­gu­ri­dad que ba­jo la au­to­ri­za­ción del adulto res­pon­sa­ble se in­vo­lu­cra en el ca­so ha­cién­do­se pa­sar por la víc­ti­ma pa­ra lle­var ade­lan­te la de­ten­ción me­dian­te la fla­gran­cia en el su­pues­to que el groo­mer exi­ja un en­cuen­tro.

El prin­ci­pal desafío pa­sa por la ten­sión que ge­ne­ra la dis­tan­cia ge­ne­ra­cio­nal en­tre el adulto y los me­no­res don­de pre­do­mi­na la fal­ta de con­cien­cia de los pe­li­gros, la es­ca­sa ex­pe­rien­cia y ha­bi­li­dad del ma­ne­jo de los dis­po­si­ti­vos, la no com­pren­sión de los con­te­ni­dos no­ci­vos a lo que se ex­po­nen a diario los chi­cos, la ne­gli­gen­cia y fal­ta de in­for­ma­ción. Sin du­das la cons­truc­ción de una ciu­da­da­nía di­gi­tal se­gu­ra es res­pon­sa­bi­li­dad y com­pro­mi­so de to­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.