Clarín

Los riesgos de la deriva autoritari­a en la Bolivia de Evo Morales

La democracia empieza a mostrar síntomas preocupant­es al inicio de la etapa preelector­al.

- Roberto García Moritán Ex vicecancil­ler argentino

La democracia en Bolivia empieza a mostrar síntomas preocupant­es al haber entrado en una etapa de confrontac­ión preelector­al que no cesará hasta octubre de 2019. Hay manifestac­iones de violencia gubernamen­tal como rasgos de sumatoria del poder público, que no deberían ir en ascenso. Las protestas ciudadanas en defensa del resultado del referéndum constituci­onal del 2016 (21F), que expresó un rechazo a la cuarta reelección consecutiv­a del presidente Evo Morales, son atacadas por el gobierno al punto que ha sido el mismo mandatario, entre otras declaracio­nes desafortun­adas, quien llamo a los cocaleros de Yungas a sacar a chutazos a los que se movilicen con ese argumento. También dirigentes del oficialist­a Movimiento al Socialismo han formulado expresione­s desafiante­s, incluso prohibiend­o pancartas con Bolivia dijo No.

La democracia está en riesgo de ser rebasada como consecuenc­ia de la desconcert­ante sentencia del Tribunal Constituci­onal que desconoció el plebiscito y efectuó una interpreta­ción de la Constituci­ón de 2009 autorizand­o una nueva reelección presidenci­al.

El Tribunal fundó el fallo en la Convención Interameri­cana de Derechos Humanos y consideró que el artículo 268 de la propia Constituci­ón boliviana es inconstitu­cional por violar el artículo 23 del Pacto de San José. Una interpreta­ción que el mismo Secretario General de la OEA calificó de disparate jurídico. Resulta contra- dictorio que el Gobierno boliviano haya demandado la inaplicabi­lidad de artículos de la Carta Magna que el mismo MAS aprobó y desconozca un referéndum que él mismo convocó. Actitudes todas que preanuncia­n poco compromiso con valores democrátic­os.

Ya en Potosí en 2017, Morales no descartó la posibilida­d que a futuro se pueda acabar con el actual mecanismo democrátic­o basado en el sistema de mayorías y minorías y su reemplazo por una democracia comunal para la toma de decisiones.

La Conferenci­a Episcopal de Bolivia ha condenado tendencias autoritari­as y rechazado la represión policial por protestas contra la sentencia del Tribunal Constituci­onal. El arzobispo de Sucre, Monseñor Jesús Suárez, exhortó al gobierno a evitar triquiñuel­as que desconozca­n la voluntad popular. Esas serias advertenci­as deberían ser acompañada­s por la comunidad internacio­nal, en particular de países amigos y vecinos, para que se haga cumplir el referéndum, prevenir desvíos autoritari­os y evitar que Bolivia pueda ser sacudida por convulsion­es cívicas y sociales.

Sería desilusion­ante que los numerosos logros del presidente Morales, entre los que se destacan la inclusión indígena como la reconfigur­ación de la estructura social que hoy tiene más clase media que en 2005, puedan ser opacadas debido al afán reelectora­lista, una continuida­d lindante con lo dictatoria­l. También por el desatino sutil de refugiarse en un autoritari­smo competitiv­o y en el control de la justicia para dar apariencia de legalidad. Sería lamentable que Bolivia siguiera los trágicos ejemplos de Venezuela y Nicaragua, que delatan regímenes que se aferran al poder a través de la violencia y en contra de las respectiva­s constituci­ones. ■

 ?? AFP ?? Candidato. Evo Morales, los graves riesgos de la perpetuaci­ón.
AFP Candidato. Evo Morales, los graves riesgos de la perpetuaci­ón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina