G-20: los pe­di­dos más cu­rio­sos de los pre­si­den­tes en Bue­nos Ai­res

Ino­do­ros de mar­ca in­gle­sa, vee­do­res de co­mi­das y el lis­ta­do del ser­vi­cios do­més­ti­co, en­tre las con­di­cio­nes.

Clarin - - EL PAÍS - Na­tas­ha Nie­bies­kik­wiat na­tas­han@cla­rin.com

La cum­bre del Gru­po de los 20 que se rea­li­za­rá en la Ar­gen­ti­na el vier­nes 30 y el sá­ba­do 1 de di­ciem­bre tie­ne su “de­trás del es­ce­na­rio”, un “backs­ta­ge” en el que se acu­mu­lan cien­tos de pe­di­dos de las de­le­ga­cio­nes ex­tran­je­ras al país anfitrión. Des­de cues­tio­nes que ha­cen a la se­gu­ri­dad -las más sen­si­bles-, a gus­tos, há­bi­tos, cul­tu­ra, y ca­pri­chos del lí­der.

Cla­rín reúne des­de ha­ce me­ses al­gu­nos de es­tos pe­di­dos, al me­nos los más cu­rio­sos. Ta­les son los ca­sos más ex­cén­tri­cos de los pre­si­den­tes de Chi­na, Ru­sia, Es­ta­dos Uni­dos, Ara­bia Sau­di­ta y Tur­quía, o, por ser su­ma­men­te aus­te­ros, co­mo en el ca­so de la ale­ma­na An­ge­la Mer­kel, el ja­po­nés Shin­zo Abe, el ho­lan­dés Mi­ke Rut­te y la bri­tá­ni­ca The­re­sa May.

Mer­kel pa­sa­rá pocas en es­ta ciu­dad -aun­que desa­yu­na­rá en Oli­vos con Ma­cri el vier­nes 30 an­tes de que de co­mien­ce la cum­bre- y ven­drá con una de­le­ga­ción que no lle­ga a cien per­so­nas, in­clu­yen­do a la pren­sa ger­ma­na. Mer­kel y Vla­di­mir Pu­tin acor­da­ron es­tar en el mis­mo ho­tel de Re- co­le­ta. Se sa­be que se en­tien­den de vie­jos tiem­pos: la Can­ci­ller ha­bla ru­so y, él, ale­mán. Pu­tin tie­ne tan­tas me­di­das de se­gu­ri­dad que in­clu­yen has­ta un vee­dor en la co­ci­na pa­ra ver qué lle­van los ali­men­tos que va a in­ge­rir. Tra­jo fran­co­ti­ra­do­res.

So­bre Do­nald Trump es­ta­rán po­sa­das to­das las mi­ra­das. La se­gu­ri­dad de Es­ta­dos Uni­dos es la más au­tó­no­ma jun­to a la de los chi­nos, ru­sos, tur­cos y sau­díes. Traen avio­nes, ar­mas, blin­da­dos, en­tre ellos la nue­va “Bes­tia”, el vehícu­lo que trae­rá al pre­si­den­te con una co­mi­ti­va y cus­to­dios. Su ca­ra­va­na es­ta­rá in­te­gra­da por 40 uni­da­des de 170 a dis­po­si­ción. Es­ta­dos Uni­dos so­li­ci­tó una car­pa en el in­gre­so al tea­tro Co­lón por se­gu­ri­dad. Se pre­ser­va ba­jo sie­te lla­ves có­mo en- tra­rá La Bes­tia al pre­dio de Cos­ta Salguero, epi­cen­tro de la cum­bre. Es de­ma­sia­do gran­de pa­ra las cur­vas del pre­dio, li­te­ral­men­te. Aun­que tie­ne blo­quea­do por com­ple­to un ho­tel no se des­car­ta que se que­da a dor­mir -si se que­da- la re­si­den­cia de EE.UU.

La de­le­ga­ción de Xi Jin­ping hi­zo sa­ber de ma­ne­ra ex­plí­ci­ta que quie­re es­tar ubi­ca­do de ma­ne­ra pre­fe­ren­cial en las fo­tos de fa­mi­lia y en las de la se­sión ple­na­ria. Pi­dió un sa­lón pri­va­do pa­ra él en el pre­dio de Cos­ta Salguero. Su de­le­ga­ción pi­dió ex­tre­mos con­tro­les con­tra las pro­tes­tas an­ti­chi­nas co­mo las de la sec­ta Fa­lun Gong, que en 2014 pro­ta­go­ni­zó un vio­len­to in­ci­den­te con la se­gu­ri­dad chi­na cuan­do Xi es­tu­vo en Bue­nos Ai­res. Los chi­nos, co­mo es­ta­dou­ni­den- ses, ru­sos, in­dios y sau­díes ex­tre­ma­ron me­di­das an­ti ata­ques nu­clea­res, quí­mi­cos, bio­ló­gi­cos, an­ti­dro­nes, an­ti ob­je­tos flo­tan­tes. Pi­die­ron el lis­ta­do del ser­vi­cio do­més­ti­co del ho­tel don­de se hos­pe­da­rán y de los pe­rio­dis­tas que du­ran­te la vis­ta de Es­ta­do del domingo 2 no po­drán ha­cer­le pre­gun­tas. La de­le­ga­ción que­ría pre­sen­ciar un par­ti­do de po­lo con el lí­der. Y la pri­me­ra da­ma chi­na pi­dió to­mar el té con Juliana Awa­da, cu­ya agen­da po­dría in­cluir en­cuen­tros con Me­la­nia e Ivan­ka Trump, con las pri­me­ras da­mas de Ja­pón y Chi­le, en­tre otras. La rei­na Má­xi­ma tam­bién ten­drá su ac­ti­vi­dad pe­ro sus pe­di­dos se guar­dan ba­jo lla­ve de mo­nar­ca.

Im­pre­sio­na el prín­ci­pe Moha­med Bin Sal­man, que se trae cua­tro au­tos blin­da­dos en avio­nes de car­ga. Pi­dió pi­dió cuar­to de re­zo ex­clu­si­vo en el ho­tel y en el com­ple­jo de Cos­ta Salguero. Tam­bién ino­do­ros, bi­det y la­va­dos mar­ca Koh­ler (in­gle­sa) que pa­ga­rá la mo­nar­quía sau­dí. Su co­mi­ti­va es de 400 per­so­nas.

Si no fal­ta al G-20, el prín­ci­pe he­re­de­ro de Ara­bia Sau­di­ta pro­ta­go­ni­za­rá en Bue­nos Ai­res su pri­mer en­cuen­tro ca­ra a ca­ra con la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal fue­ra de su país tras el ase­si­na­to del pe­rio­dis­ta Ja­mal Khas­hog­gi en Tur­quía.

El pre­si­den­te tur­co Re­cep Tay­yip Er­do­gan vie­ne con ca­si 200 per­so­nas, va­rios de ellos aquí tiem­po an­tes. Er­do­gan pi­dió co­mi­da ha­lal, par­te de las prác­ti­cas per­mi­ti­das den­tro de la re­li­gión mu­sul­ma­na. La pre­si­den­cia tur­ca so­li­ci­tó tam­bién ver có­mo se co­ci­na lo que va a co­mer el lí­der, un mo­zo asig­na­do a la me­sa de la ce­na del 30. Re­cor­dó que no se les sir­va al­cohol y co­mo el Pre­si­den­te es­ta­rá sú­per cus­to­dia­do por efec­ti­vos con ar­ma­men­to especial, se­ña­ló te­ner cui­da­do por las di­fe­ren­cias cul­tu­ra­les con la se­gu­ri­dad ar­gen­ti­na y de otros paí­ses pa­ra evi­tar “in­ci­den­tes”.

El fran­cés Em­ma­nuel Ma­cron vie­ne con 130 per­so­nas. Tie­ne dos ho­te­les blo­quea­dos, en uno de los cua­les se va a alo­jar con Bri­git­te, la pri­me­ra da­ma. Pi­die­ron co­mi­da ve­ge­ta­ria­na pe­ro no se es­pe­ci­fi­có pa­ra quién.

La de­le­ga­ción del pre­si­den­te sud­afri­cano Cy­ril Ra­map­ho­sa pi­dió el pro­ce­so de coc­ción de la co­mi­da, la del pri­mer mi­nis­tro de la In­dia Na­ren­dra Mo­di re­cor­dó que hay gru­pos te­rro­ris­tas que lo han ame­na­za­do de muer­te. Co­mo los otros pre­si­den­tes pi­dió que su vehícu­lo no res­pe­te los se­má­fo­ros.

Cum­bre. Mau­ri­cio Ma­cri apues­ta a una pre­si­den­cia exi­to­sa del G-20 en un año que le ha da­do pocas sa­tis­fac­cio­nes..

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.