El FMI di­ce que lo peor de la eco­no­mía se vi­vi­rá en el cuar­to tri­mes­tre y me­jo­ra­rá en 2019

El re­pun­te ven­dría des­pués de mar­zo, con la co­se­cha y la ba­ja de las ta­sas por la caí­da de la in­fla­ción.

Clarin - - EL PAÍS - Eze­quiel Burgo ebur­go@cla­rin.com

Ro­ber­to Car­da­re­lli ten­dría por de­lan­te cua­tro ho­ras de fútbol se­gui­das es­ta tar­de. A las 14 ho­ras Sas­suo­lo-La­zio. Y, si se jue­ga, Bo­ca-Ri­ver a las 16. Ni ar­tícu­lo IV ni staff re­port po­drán dis­traer­lo de ca­ra a una se­ma­na car­ga­da de reunio­nes so­bre el se­gui­mien­to de la eco­no­mía ar­gen­ti­na. Car­da­re­lli es hin­cha del equi­po ro­mano y se­gui­dor del fútbol. “Soy neu­tral”, res­pon­de cuan­do se le pre­gun­ta si va por Ri­ver o Bo­ca. Has­ta ayer no te­nía có­mo in­gre­sar a la Bom­bo­ne­ra.

El eco­no­mis­ta ita­liano ha­bló el sá­ba­do por la tar­de con un gru­po de pe­rio­dis­tas so­bre los te­mas re­le­van­tes de la mi­sión que li­de­ra en Bue­nos Ai­res. Uno de ellos es la mar­cha de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca.

En ese sen­ti­do, el fun­cio­na­rio an­ti­ci­pó que “el cuar­to tri­mes­tre se­rá el peor”, en coin­ci­den­cia con ana­lis­tas lo­ca­les y de Wall Street se­gún han ma­ni­fes­ta­do en las úl­ti­mas ho­ras (ver más ‘Ana­lis­tas pri­va­dos es­ti­man...). El FMI pre­vé una con­trac­ción del con­su­mo pri­va­do de 9,9% es­te año y de 4,6% el pró­xi­mo se­gún de­ta­lló en las pla­ni­llas de su úl­ti­mo staff re­port. Dis­tin­tos in­di­ca­do­res de la eco­no­mía mues­tran un de­te­rio­ro del pa­no­ra­ma en los úl­ti­mos me­ses (ver in­fo­gra­fía).

Car­da­re­lli ad­mi­tió las con­se­cuen­cias re­ce­si­vas del plan ac­tual. “Las po­lí­ti­cas fis­cal y mo­ne­ta­ria ac­tua­les son de es­ta­bi­li­za­ción y la es­ta­bi­li­za­ción ma­cro­eco­nó­mi­ca tie­ne un cos­to”. Y agre­gó: “Se pue­de de­cir que el pro­gra­ma mo­ne­ta­rio ha fun­cio­na­do en es­ta­bi­li­zar el pe­so, aho­ra es cues­tión de se­guir im­ple­men­tán­do­lo y es­pe­rar que ba­jen las ex­pec­ta­ti­vas de in­fla­ción de ma­ne­ra más con­tun­den­te”. El stand by pre­vé que las ta­sas de in­te­rés po­drán per­fo­rar el 60% tras dos caí­das con­se­cu­ti­vas del pro­me­dio de las ex­pec­ta­ti­vas de in­fla­ción.

El pro­gra­ma de Ar­gen­ti­na con el FMI en­tien­de ade­más una se­rie ex­tra de cues­tio­nes téc­ni­cas, de ca­li­bra­ción, que ex­pli­can su ma­yor o me­nor du­re­za. Car­da­re­lli ex­pli­có por ejem­plo qué ocu­rre si el pre­cio del dó­lar con­ti­nua­ra ba­jan­do co­mo su­ce­dió en las úl­ti­mas jor­na­das y even­tual­men­te in­gre­sa­ra a la zo­na de in­ter­ven­ción. “El nue­vo mar­co tie­ne una cláu­su­la que si la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria se vuel­ve de­ma­sia­do o muy res­tric­ti­va, al­go que pue­de ver­se con la apre­cia­ción del ti­po de cam­bio, las au­to­ri­da­des tie­nen la po­si­bi­li­dad de com­prar dó­la­res e in­yec­tar pe­sos en la eco­no­mía pa­ra re­la­jar la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria”. El eco­no­mis­ta se des­mar­có de cual­quier ti­po de re­co­men­da­ción pa­ra re­la­jar o no la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria (y cuan­do) en ese ca­so.

El vier­nes el dó­lar ma­yo­ris­ta ce­rró en $35,45 y la ban­da de no in­ter­ven­ción el lu­nes arran­ca­rá en $35,402. Mu­chos ana­lis­tas pri­va­dos creen por es­tas ho­ras que el dó­lar cru­za­rá el lí­mi­te in­fe­rior pron­to y el BCRA de­be­ría com­prar di­vi­sas. “Esa de­ci­sión es la que tie­ne que to­mar el ban­co”, acla­ró Car­da­re­lli una y otra vez en la char­la. “Eva­luar si la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria ac­tual es la apro­pia­da pa­ra lo­grar el ob­je­ti­vo fun­da­men­tal de re­du­cir la in­fla­ción es te­ma del Ban­co Cen­tral”.

So­bre el im­pac­to del plan en la ac­ti­vi­dad, el fun­cio­na­rio del FMI re­cal­có: “Es­pe­ra­mos que la re­ce­sión no du­re mu­cho, dos o tres tri­mes­tres a lo su­mo”. Pro­nos­ti­có que “en el se­gun­do de 2019” ha­brá un cre­ci­mien­to de la mano del cam­po y una ba­ja de la ta­sa de in­te­rés (“si es que la in­fla­ción si­gue ba­jan­do”, con­di­cio­nó). “Eso da­rá un efec­to de con­fian­za. Un ti­po de cam­bio más com­pe­ti­ti­vo y la re­cu­pe­ra­ción del cam­po sig­ni­fi­ca­rán un cre­ci­mien­to de las ex­por­ta­cio­nes ne­tas muy sig­ni­fi­ca­ti­vo”.

¿Y qué ocu­rre con la caí­da del pre­cio del dó­lar? El ita­liano se­ña­ló al res­pec­to que “he­mos vis­to la apre­cia­ción del pe­so que es más o me­nos la que se te­nía co­mo ob­je­ti­vo”. Se mos­tró con­for­me con otros as­pec­tos del plan tam­bién: un de­cli­ve de las ex­pec­ta­ti­vas in­fla­cio­na­rias se­gún la úl­ti­ma en­cues­ta del BCRA, la apro­ba­ción del Pre­su­pues­to en Dipu­tados y “aho­ra es­pe­ra­mos la del Se­na­do”.

“No ve­mos cues­tio­nes con­tro­ver­sia­les”, di­jo so­bre la agen­da de la mi­sión que pa­sa por Bue­nos Ai­res. “Se tra­ta de ha­cer só­lo un che­queo. El pro­gra­ma cam­bió mu­cho con la se­gun­da re­vi­sión, no cree­mos que cam­bia­rá mu­cho aho­ra. Dis­cu­ti­re­mos so­bre las pers­pec­ti­vas de có­mo es­tá yen­do el pro­gra­ma. He­mos vis­to cla­ra­men­te bue­nos re­sul­ta­dos”.

El FMI ve una re­cu­pe­ra­ción en V pa­ra el año que vie­ne: el cam­po re­pun­ta­rá, la in­fla­ción ce­de­rá y las ta­sas ba­ja­rán. “Te­ne­mos una re­cu­pe­ra­ción que em­pie­za en el se­gun­do tri­mes­tre y no se in­te­rrum­pe. Cla­ro que hay ries­gos, hay mu­chos. Que la in­fla­ción no ba­je tan pron­to co­mo es­pe­ra­mos y en­ton­ces ha­ga fal­ta una po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria más res­tric­ti­va”. Pe­ro tam­bién men­cio­na la si­tua­ción de los mer­ca­dos emer­gen­tes, EE.UU. y la in­cer­ti­dum­bre del ci­clo po­lí­ti­co en Ar­gen­ti­na que agre­gue vo­la­ti­li­dad. “Pe­ro en nues­tro es­ce­na­rio ba­se na­da de es­to de­tie­ne la re­cu­pe­ra­ción”.

Con­sul­ta­do so­bre el uso de los des­em­bol­sos, el fun­cio­na­rio de FMI co­men­tó ayer que “los dó­la­res que va­yan al Te­so­ro son pa­ra ha­cer fren­te las obli­ga­cio­nes en dó­la­res. Se­gún el FMI, Ha­cien­da no ne­ce­si­ta con­ver­tir­los a pe­sos por­que tie­ne una ne­ce­si­dad im­por­tan­te en dó­la­res y un sal­do ini­cial en pe­sos al­to has­ta ini­cios de 2019”. Ex­pli­có ade­más que las di­vi­sas pue­den “pa­sar­se a pe­sos a tra­vés dos vías”. Una es ven­dién­do­las en el mer­ca­do co­mo se hi­zo en julio de 2018 y la otra di­rec­ta­men­te al Ban­co Cen­tral. Si lo ha­cen así, ex­pli­có, de­be­rían es­te­ri­li­zar los pe­sos pa­ra re­du­cir el im­pac­to de la ba­se mo­ne­ta­ria. Tie­nen la op­ción de ven­der al mer­ca­do o al BCRA. Se ana­li­za­rá en el mo­men­to”. An­tes, es­ta­rán Sas­suo­lo-La­zio y, even­tual­men­te, Bo­ca-Ri­ver.

El cuar­to tri­mes­tre se­rá el peor en ma­te­ria de ac­ti­vi­dad. La re­cu­pe­ra­ción em­pie­za en el se­gun­do del año que vie­ne”

Las po­lí­ti­cas fis­cal y mo­ne­ta­ria ac­tua­les son de es­ta­bi­li­za­ción y la es­ta­bi­li­za­ción tie­ne un cos­to”

Cla­ro que hay ries­gos, Uno es que la in­fla­ción no ba­je tan pron­to y ha­ga fal­ta una po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria más du­ra que la ac­tual

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.