His­to­rias de otras sus­pen­sio­nes del Su­per­clá­si­co, por llu­via o in­ci­den­tes

An­tes de esa pos­ter­ga­ción hu­bo otros ocho an­te­ce­den­tes en­tre ofi­cia­les y amis­to­sos.

Clarin - - DEPORTES - Os­car Bar­na­de obar­na­de@cla­rin.com

La his­to­ria siem­pre tie­ne guar­da­da una sor­pre­sa pa­ra es­cri­bir un nue­vo ca­pí­tu­lo. Bo­ca y Ri­ver ju­ga­ron 246 par­ti­dos ofi­cia­les des­de 1913 y ape­nas cin­co has­ta es­te sá­ba­do 10 de no­viem­bre se ha­bían sus­pen­di­do por di­ver­sos mo­ti­vos (só­lo uno por llu­via). El Su­per­clá­si­co 247, la es­pe­ra­da pri­me­ra Su­per­fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res, se pos­ter­gó, en prin­ci­pio, por 23 ho­ras. So­lo por aho­ra, ya que es­ta ma­ña­na pue­de ha­ber no­ve­da­des. Ade­más, de los 124 amis­to­sos que dispu­taron, hu­bo tres sus­pen­di­dos.

La pri­me­ra sus­pen­sión, aun­que en reali­dad el ár­bi­tro lo dio por ter­mi­na­do, fue por fal­ta de luz na­tu­ral. La se­gun­da, por pe­di­do de Ri­ver. La ter­ce­ra, por in­ci­den­tes en­tre los ju­ga­do­res de Ri­ver y el ár­bi­tro. La cuar­ta, sí fue por la llu­via. Y la quin­ta (tal vez la más re­cor­da­da) por el gas pi­mien­ta.

En 1915 to­do es­ta­ba por cons­truir­se y la luz ar­ti­fi­cial re­cién lle­ga­ría en 1928. Bo­ca y Ri­ver ya es­ta­ban en Pri­me­ra y se en­fren­ta­ron por la Co­pa Com­pe­ten­cia, en lo que fue la pri­me­ra eli­mi­na­ción mano a mano de la his­to­ria. El par­ti­do se ju­gó el 2 de ma­yo en la can­cha que Bo­ca tu­vo pro­vi­so­ria­men­te en Wil­de.

Los 90 mi­nu­tos re­gla­men­ta­rios fi­na­li­za­ron 1-1. Ju­ga­ron 30 mi­nu­tos más y el mar­ca­dor no se mo­di­fi­có. Si­guie­ron ju­gan­do has­ta que se hi­zo de noche. El ár­bi­tro lo dio por ter­mi­na­do y la Li­ga fi­jó un nue­vo en­cuen­tro co­mo des­em­pa­te. El 9 de ma­yo, en GEBA, Ri­ver ga­nó 4-2 y pa­só a la se­gun­da ron­da.

En­tre 1919 y 1926 no se en­fren­ta­ron por­que es­ta­ban en Aso­cia­cio­nes di­fe­ren­tes. Lue­go del clá­si­co del año 1927, el de 1928 mar­có la ma­yor go­lea­da de Bo­ca so­bre Ri­ver: 6-0. Fue el 23 de di­ciem­bre de 1928 en la vie­ja can­cha de ma­de­ra de Bo­ca. El lo­cal ga­na­ba 1-0 y Ri­ver se que­dó con dos hom­bres me­nos por le­sio­nes. Fal­tan­do 12 mi­nu­tos, ya es­ta­ban 6-0. A tres del fi­nal, el ca­pi­tán de Ri­ver le pi­dió al ár­bi­tro Eduardo For­te fi­na­li­zar el en­cuen­tro, co­sa que ocu­rrió.

Con la lle­ga­da del pro­fe­sio­na­lis­mo, Bo­ca y Ri­ver ya eran los dos clu­bes más po­pu­la­res. Y el pri­mer clá­si­co ren­ta­do, el 20 de sep­tiem­bre de 1931, en can­cha de Bo­ca, no ter­mi­nó. Ri­ver ga­na­ba 1-0 y em­pa­tó Fran­cis­co Va­ra­llo a los 27 mi­nu­tos del pri­mer tiem­po apro­ve­chan­do el re­bo­te de un pe­nal que le ha­bía ata­ja­do Jorge Iri­ba­rren.

Los vi­si­tan­tes pro­tes­ta­ron una in­frac­ción. El ár­bi­tro Enrique Es­co­la ex­pul­só a Ca­mi­lo Bo­ne­lli, Pe­dro La­go y José Bel­vi­da­res por pro­tes­tar. Nin­guno se que­ría ir de la can­cha. El juez sus­pen­dió el par­ti­do. Lue­go el Tri­bu­nal de la Li­ga Ar­gen­ti­na de Foot­ball se lo dio por ga­na­do a Bo­ca, que ese año fue cam­peón.

El an­te­ce­den­te por llu­via es un re­cuer­do fres­co. El domingo 21 de mar­zo de 2010 tam­bién llo­vió mu­cho en la Ciu­dad de Bue­nos Ai­res. El cam­po de jue­go de la Bom­bo­ne­ra aguan­ta­ba y se de­ci­dió ini­ciar el par­ti­do. Pe­ro a los on­ce mi­nu­tos el ár­bi­tro Héctor Bal­das­si de­ci­dió que no se po­día se­guir ju­gan­do. Iban 0-0. El en­cuen­tro con­ti­nuó el jue­ves 25 y ga­nó Bo­ca 20 con dos go­les del chi­leno Gary Me­del.

Aquel domingo de mar­zo de 2010 mu­chos re­cor­da­ron lo que su­ce­dió, tam­bién en la Bom­bo­ne­ra, el 6 de abril de 1981. El par­ti­do es­tu­vo a pun­to de sus­pen­der­se por llu­via. Pe­ro se ju­gó. Era el pri­mer clá­si­co de Diego Ar­man­do Ma­ra­do­na. Bo­ca ga­nó 3-0 y Diego de­jó ga­tean­do a Ubal­do Ma­til­do Fi­llol en el ter­cer fes­te­jo xe­nei­ze. Los otros dos go­les los ha­bía con­ver­ti­do Miguel An­gel Brin­di­si. Los dos equi­pos te­nían un equi­po de es­tre­llas. Im­po­si­ble ol­vi­dar aque­lla noche de ba­rro y fútbol.

Fi­nal­men­te, el re­cor­da­do en­cuen­tro por los oc­ta­vos de fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res 2015. Ri­ver ha­bía ga­na­do la ida en el es­ta­dio Mo­nu­men­tal 1-0 el 7 de ma­yo. La re­van­cha se ju­gó el 14 de ma­yo en la Bom­bo­ne­ra. El pri­mer tiem­po fi­na­li­zó 0-0. Cuan­do los ju­ga­do­res vi­si­tan­tes sa­lían pa­ra dispu­tar la par­te fi­nal fue­ron agre­di­dos por hin­chas de Bo­ca con gas pi­mien­ta. El par­ti­do se sus­pen­dió. No hu­bo con­ti­nua­ción por­que la Con­me­bol ex­clu­yó a Bo­ca de la Co­pa.

Ri­ver pa­só a cuar­tos de fi­nal y lue­go fue cam­peón.

Ade­más, tres par­ti­dos amis­to­sos se sus­pen­die­ron de los 124 que ju­ga­ron des­de 1908. El pri­me­ro fue el 22 de abril de 1964 en la can­cha de Ta­lle­res de Cór­do­ba. Iban 0-0. El pú­bli­co no de­vol­vía las pe­lo­tas, ame­na­za­ba con in­va­dir el cam­po de jue­go y el ár­bi­tro Fe­bo Vie­ra lo sus­pen­dió a los 34 mi­nu­tos del se­gun­do tiem­po.

Los otros dos fue­ron por in­ci­den­tes. El 21 de ene­ro de 2001, en Mar del Pla­ta, Bo­ca ga­na­ba 1-0 y se pa­ró por in­ci­den­tes, igual que el 26 de ene­ro de 2002, pe­ro fue a los 15 mi­nu­tos del se­gun­do tiem­po y el Xe­nei­ze go­lea­ba 4-0.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.