Piden re­for­zar la prohi­bi­ción de la ven­ta del ci­ga­rri­llo elec­tró­ni­co

Es por las muer­tes que es­ta­rían aso­cia­das a su uso. El pro­duc­to es­tá prohi­bi­do pe­ro igual se lo co­mer­cia­li­za.

Clarín - - TAPA - Pau­la Ga­linsky pga­[email protected]­rin.com

La Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Me­di­ci­na Res­pi­ra­to­ria ins­tó a la ANMAT a re­for­zar la prohi­bi­ción de ven­ta de ci­ga­rri­llos elec­tró­ni­cos en la Ar­gen­ti­na. A pe­sar de que es­tán prohi­bi­dos aquí, se ven­den li­bre­men­te. Fue lue­go de que seis per­so­nas mu­rie­ran en los Es­ta­dos Uni­dos por en­fer­me­da­des res­pi­ra­to­rias vin­cu­la­das a su uso. Los es­pe­cia­lis­tas pi­die­ron a sus co­le­gas es­tar aten­tos a los sín­to­mas que pue­den ex­pe­ri­men­tar sus pa­cien­tes. Ayer, el go­bierno de Do­nald Trump de­ci­dió avan­zar en la prohi­bi­ción de ese pro­duc­to en EE.UU. an­te lo que con­si­de­ran una “epi­de­mia de va­peo”.

Lue­go de que seis per­so­nas mu­rie­ran en los Es­ta­dos Uni­dos por en­fer­me­da­des res­pi­ra­to­rias que es­ta­rían vin­cu­la­das al con­su­mo de ci­ga­rri­llo elec­tró­ni­co, mé­di­cos ar­gen­ti­nos vol­vie­ron a aler­tar so­bre los ries­gos del va­peo. Ade­más, des­de la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Me­di­ci­na Res­pi­ra­to­ria (AAMR) pi­die­ron a los es­pe­cia­lis­tas que es­tén aten­tos al uso de es­te dis­po­si­ti­vo y a los sín­to­mas que pue­dan ex­pe­ri­men­tar sus pa­cien­tes. Por úl­ti­mo, ad­vir­tie­ron que, a pe­sar de la prohi­bi­ción de la ANMAT, se ven­de li­bre­men­te.

En un co­mu­ni­ca­do, la AAMR re­sal­ta que las muer­tes es­tu­vie­ron re­la­cio­na­das con el uso de ci­ga­rri­llos elec­tró­ni­cos así co­mo los ca­sos de en­fer­me­da­des res­pi­ra­to­rias gra­ves, que ya al­can­za­ron los 450. “Se tra­ta de pa­cien­tes en su ma­yo­ría jó­ve­nes y pre­via­men­te sa­nos que desa­rro­lla­ron una en­fer­me­dad pul­mo­nar gra­ve. Tan­to el Cen­tro pa­ra el Con­trol y la Pre­ven­ción de En­fer­me­da­des (CDC) co­mo la Ad­mi­nis­tra­ción de Ali­men­tos y Me­di­ca­men­tos (FDA) se han in­vo­lu­cra­do en la in­ves­ti­ga­ción de es­tos ca­sos y emi­ti­do una fuer­te advertenci­a a la po­bla­ción so­bre el ries­go del uso de es­tos dis­po­si­ti­vos”, se­ña­la el do­cu­men­to.

“Aler­ta­mos a la co­mu­ni­dad mé­di­ca pa­ra que in­te­rro­gue so­bre el uso de es­tos dis­po­si­ti­vos en pa­cien­tes con sín­to­mas res­pi­ra­to­rios, so­bre to­do en ado­les­cen­tes. Ins­ta­mos a la ANMAT y las au­to­ri­da­des co­rres­pon­dien­tes a ser enér­gi­cos en la prohi­bi­ción vi­gen­te de ven­ta y pu­bli­ci­dad de es­tos pro­duc­tos", si­gue el tex­to de la aso­cia­ción mé­di­ca, que sos­tie­nen que en nues­tro país el dis­po­si­ti­vo se ven­de li­bre­men­te.

El ci­ga­rri­llo elec­tró­ni­co tie­ne una ba­te­ría que ca­lien­ta un lí­qui­do y trans­for­mar­lo en un va­por que vehi­cu­li­za sus­tan­cias. “La solución lí­qui­da es­tá com­pues­ta por ni­co­ti­na y sa­bo­ri­zan­tes que al ca­len­tar­se no so­lo ge­ne­ra ae­ro­so­les de ni­co­ti­na sino otros pro­duc­tos quí­mi­cos que re­sul­tan tó­xi­cos (car­ci­nó­ge­nos) pa­ra la sa­lud”, ex­pli­can los ex­per­tos de AAMR. Y agre­gan: “La in­ha­la­ción di­rec­ta o de se­gun­da mano de hu­mo o ae­ro­so­les ge­ne­ra­dos por Dis­po­si­ti­vos Elec­tró­ni­cos de Li­be­ra­ción de Ni­co­ti­na (DELN) re­pre­sen­ta una ame­na­za a la sa­lud res­pi­ra­to­ria”.

La ta­ba­có­lo­ga Cris­ti­na Borrajo, ex pre­si­den­ta de la AAMR y di­rec­to­ra del de­par­ta­men­to de Ta­ba­quis­mo de la Aso­cia­ción La­ti­noa­me­ri­ca­na de Tó­rax, des­ta­có la se­rie­dad de los re­sul­ta­dos e in­di­có que, en esos ca­sos, “se des­car­ta­ron to­das las cau­sas in­fec­cio­sas po­si­bles y que lo úni­co que en­con­tra­ron en co­mún en­tre los jó­ve­nes afec­ta­dos fue el ci­ga­rri­llo elec­tró­ni­co”. “Es­pe­rá­ba­mos que al­go así su­ce­die­ra por­que sa­be­mos que no es ino­cuo pe­ro se dio en un tiem­po muy cor­to”, re­mar­có Borrajo, quien en­con­tró dos ex­pli­ca­cio­nes al res­pec­to. “Por un la­do, tie­ne que ver con que su uso se vol­vió ma­si­vo. Y, por el otro, con que los dis­po­si­ti­vos mo­der­nos son aún más no­ci­vos que los que se usa­ban al prin­ci­pio por la tem­pe­ra­tu­ra que al­can­zan”, sos­tu­vo Borrajo quien ase­gu­ró que el pro­ble­ma tie­ne que ver con que “na­die con­tro­la” que la dis­po­si­ción de la ANMAT se cum­pla. Y des­ta­có que el 1% de los ar­gen­ti­nos va­pea y que no es­tá cla­ro qué con­su­men ya que al­gu­nos pre­pa­ran en for­ma ca­se­ra los lí­qui­dos sin con­tem­plar el ries­go que es­to im­pli­ca.

Guillermo Es­pi­no­sa, pre­si­den­te de Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Ta­ba­co­lo­gía, se ma­ni­fes­tó en con­tra de la nor­ma­li­za­ción que in­ten­tan ha­cer la in­dus­tria ta­ba­ca­le­ra so­bre el ci­ga­rri­llo elec­tró­ni­co. “Las pu­bli­ci­da­des lo mues­tran co­mo ino­cuo y es­to fa­vo­re­ce el ini­cio del con­su­mo en jó­ve­nes. En Ar­gen­ti­na en­tre el 6% y el 9% de los me­no­res de 18 ya lo usan. Y es­ta­mos vien­do que en otros paí­ses es­tá ge­ne­ran­do mu­cho da­ño”, ad­vier­te.

Más de 10 so­cie­da­des mé­di­cas in­ter­na­cio­na­les tam­bién ad­vir­tie­ron so­bre el pe­li­gro de la pu­bli­ci­dad y des­ta­ca­ron que “nin­gún aná­li­sis cien­tí­fi­co de­mos­tró que los DELN sean efec­ti­vos pa­ra de­jar de fu­mar”.

La ANMAT fue con­sul­ta­da por es­te te­ma pe­ro no dio res­pues­ta. En tan­to, des­de la Po­li­cía de la Ciu­dad con­fir­ma­ron que cuen­tan con la di­vi­sión De­li­tos con­tra la Sa­lud y la Se­gu­ri­dad Per­so­nal que tra­ba­ja en for­ma ar­ti­cu­la­da con la Uni­dad Fis­cal es­pe­cia­li­za­da en ma­te­ria Am­bien­tal de la Ciu­dad pa­ra erra­di­car el co­mer­cio de es­tos dis­po­si­ti­vos. Se­gún pu­do ave­ri­guar Cla­rín, el úl­ti­mo ope­ra­ti­vo se hi­zo el 15 de agos­to. Ese día se rea­li­za­ron cua­tro ins­pec­cio­nes si­mul­tá­neas en On­ce y se se­cues­tra­ron 1.100 ci­ga­rri­llos elec­tró­ni­cos y 436 esen­cias prohi­bi­das. ■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.