Pi­den que los an­ti­bió­ti­cos se ven­dan por uni­dad pa­ra com­ba­tir la au­to­me­di­ca­ción

Clarín - - SOCIEDAD - Pablo Si­gal psi­[email protected]­rin.com

El ne­ne o la ne­na tie­nen fie­bre. Los pa­dres van a la guar­dia. El pe­dia­tra or­de­na un hi­so­pa­do. Da po­si­ti­vo. O sea, es bac­te­riano. Una fa­rin­gi­tis. El pro­fe­sio­nal ha­ce la re­ce­ta pa­ra la com­pra del an­ti­bió­ti­co. Pe­ro no ha­ce una, ha­ce dos. Un so­lo fras­co de la dro­ga que el chi­co de­be to­mar no al­can­za pa­ra com­ple­tar el tra­ta­mien­to. Los pa­dres ya sa­ben que con dos fras­cos les va a so­brar, pe­ro no les que­da otra que ce­ñir­se a la pres­crip­ción. La es­ce­na se re­pi­te ca­da vez que sus hi­jos pa­de­cen al­guno de es­tos cuadros de las vías aé­reas.

An­te es­te es­ce­na­rio re­cu­rren­te, sur­gen al­gu­nas pre­gun­tas: ¿El mé­di­co es­tá re­ce­tan­do de más? ¿Los la­bo­ra­to­rios no adap­tan sus pre­sen­ta­cio­nes a lo que pi­den los mé­di­cos? ¿Hay un po­co de las dos co­sas? Va­rios pro­fe­sio­na­les con­sul­ta­dos por Cla­rín coin­ci­die­ron en que el pro­ble­ma exis­te y que de he­cho hay una ini­cia­ti­va de la Ad­mi­nis­tra­ción Na­cio­nal de Me­di­ca­men­tos, Ali­men­tos y Tec­no­lo­gía (ANMAT), pa­ra desa­rro­llar una mejor ar­ti­cu­la­ción en­tre “con­sul­to­rio y far­ma­cia”.

Emi­li­ano Bis­sio, in­fec­tó­lo­go y di­rec­tor aso­cia­do de asun­tos mé­di­cos del la­bo­ra­to­rio MSD, con­si­de­ra que “el mejor re­me­dio pa­ra es­te pro­ble­ma se­ría po­der re­ce­tar por uni­dad, en el ca­so de los com­pri­mi­dos, pa­ra que no so­bre ni fal­te”. Es­to apli­ca­ría desde los preado­les­cen­tes (cuan­do de­jan de to­mar en ja­ra­be) has­ta pa­ra los adul­tos.

La fal­ta de un ajus­te más pre­ci­so en­tre la pres­crip­ción y las pre­sen­ta­cio­nes co­mer­cia­les de los me­di­ca­men­tos de­ri­van en pro­ble­mas tan­to eco­nó­mi­cos co­mo de sa­lud pú­bli­ca. Por un la­do, la obli­ga­ción de com­prar de más y pa­gar por ello. Por el otro, la fal­ta de con­trol so­bre la can­ti­dad de an­ti­bió­ti­cos que la gen­te con­su­me: si en una casa hay más de lo que real­men­te se ne­ce­si­ta, es una puer­ta a la au­to­me­di­ca­ción. Es­to tie­ne un víncu­lo di­rec­to con la re­sis­ten­cia a los an­ti­bió­ti­cos, uno de los prin­ci­pa­les pe­li­gros que en­fren­ta el mun­do se­gún la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS).

“La neu­mo­nía se cura en 7 días y hay mé­di­cos que si­guen pres­cri­bien­do an­ti­bió­ti­cos por 14”, di­cen al­gu­nos ex­per­tos. “El ob­je­ti­vo de los la­bo­ra­to­rios es ven­der la mayor can­ti­dad de me­di­ca­men­tos po­si­ble”, di­cen otros. “Los la­bo­ra­to­rios no pue­den ha­cer na­da que no es­té apro­ba­do por la ANMAT”, se de­fien­den es­tos úl­ti­mos. En el me­dio es­tán los pa­cien­tes, que no les que­da otra que con­fiar en lo que el mé­di­co acon­se­ja. Y lo que les acon­se­ja mu­chas ve­ces es dis­cor­dan­te con la ca­ja de com­pri­mi­dos o el en­va­se de sus­pen­sión oral.

Bis­sio ca­li­fi­ca de “pre­sen­ta­cio­nes caprichosa­s” al mo­do en que los la­bo­ra­to­rios frac­cio­nan la can­ti­dad de com­pri­mi­dos o mi­li­li­tros de un me­di­ca­men­to. Y aler­ta: “Los an­ti­bió­ti­cos de­be­rían ven­der­se bajo re­ce­ta ar­chi­va­da, y es­to no se cum­ple”. Se­gún ex­pli­ca, “ANMAT y las so­cie­da­des cien­tí­fi­cas es­tán tra­ba­jan­do pa­ra que se adap­ten, pe­ro to­da­vía no se sabe cómo, y no hay or­ga­nis­mos que fis­ca­li­cen”.

Lau­ta­ro De Ve­dia, ex pre­si­den­te de la So­cie­dad Ar­gen­ti­na de In­fec­to­lo­gía y mé­di­co del Hos­pi­tal Mu­ñiz, di­ce que “los la­bo­ra­to­rios ba­san sus pre­sen­ta­cio­nes en cri­te­rios co­mer­cia­les y co­mo es­tá hoy la si­tua­ción ten­tás a la gen­te a que to­me lo que le so­bró, es de­cir, a la au­to­pres­crip­ción. Es cla­ve ade­cuar bien las pre­sen­ta­cio­nes”.

De Ve­dia agre­ga que “en los úl­ti­mos años se de­mos­tró que hay pa­to­lo­gías que se pue­den tratar en menos días. Mu­chos mé­di­cos no es­tán ac­tua­li­za­dos y si­guen pres­cri­bien­do en ex­ce­so”. De ahí a que sea in­dis­pen­sa­ble que los pro­fe­sio­na­les se­pan cómo se ac­tua­li­zan los cri­te­rios. Aun­que es­to no ter­mi­na de res­pon­der la pre­gun­ta so­bre dón­de es­tá el pro­ble­ma: si en el con­sul­to­rio o en el la­bo­ra­to­rio.

Eli­za­beth Bog­da­no­wicz, in­fec­tó­lo­ga y miem­bro de la So­cie­dad Ar­gen­ti­na de Pe­dia­tría (SAP) coin­ci­de en que “en al­gu­nos ca­sos y me­di­ca­men­tos pue­de ha­ber una ne­ce­si­dad de re­plan­tear las pre­sen­ta­cio­nes”. Aun­que acla­ró que en pa­to­lo­gías de las vías aé­reas superiores, por ejem­plo, “sa­be­mos que en sie­te días la en­fer­me­dad se cura, pe­ro se re­ce­tan diez pa­ra re­du­cir el ries­go de re­cu­rren­cia por es­trep­to­co­co”.

“Al to­mar an­ti­bió­ti­cos que no ne­ce­si­ta­mos es­ta­mos ace­le­ran­do la apa­ri­ción de re­sis­ten­cia a ellos. Las in­fec­cio­nes por pa­tó­ge­nos re­sis­ten­tes a los an­ti­bió­ti­cos son más com­ple­jas y di­fí­ci­les de tratar, y pue­den afec­tar a cual­quie­ra de cual­quier edad, en cual­quier país”, aler­tó re­cien­te­men­te la OMS. Por eso, cuan­to más ayu­de el Es­ta­do a que la gen­te no se equi­vo­que en estas cues­tio­nes, más cerca se es­ta­rá de cum­plir con el ob­je­ti­vo bus­ca­do. ■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.