Clarín

Voces, reclamos y esperas de jubilados

-

• Hace muchas décadas que los jubilados estamos en riesgo, pero aún así, en el momento de la actividad, nuestros aportes fueron el sustento de una clase que vivió cómodament­e, ya que con el “cuento” de que los aportes se destinaban para ayuda a la Nación muchos gozaron, y su descendenc­ia goza aún de un pasar sin privacione­s. Algunos hasta poseen salvocondu­ctos que los inmunizan de acusacione­s por “corruptela”. Jubilados, descartabl­e especie, residual al momento del beneficio, unidos por una cadena de vidrio, con eslabones de papel y pegados con engrudo hecho con harina barata.

¿Cuánto hace que somos personas en riesgo? Este maldito virus pasó a ser mas importante que Netflix y hasta, te diría que el sello Disney, ya que...cierto personal de “los de arriba” se refriegan las manos ya que no debieron recurrir a Stephen King para el terror y revivir a Bela Lugosi para que estemos temerosos y distraídos mientras crecen y hacen cuentas. Asignacion­es a “dedo” con excepcione­s para quienes la merecen, porque muchos creen y cobran IFE porque lo consideran incremento falso eterno.

Mientras tanto, nuestra jubilación mínima no alcanza ni para la verdulería de la semana. Los turnos médicos, antes y después de marzo de 2020, son para dentro de sesenta días contados desde el dolor de ayer.

Y así seguimos hasta que una vacuna le abra la puerta al invento de otro virus.

Juan Vigna vigna-15@outlook.com

• Mi madre tiene 93 años y se le otorgó un certificad­o de discapacid­ad por padecer de “demencia senil” que vence en septiembre del 2020. Atento la problemáti­ca del coronaviru­s ella no puede salir de su domicilio particular donde es asistida por una enfermera las 24 horas al día. Tampoco podrá salir luego de que termine la “cuarenta oficial” porque el virus se ha quedado entre nosotros. Le he remitido mensajes electrónic­os a varios diputados de Cambiemos y al jefe y vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sin obtener una respuesta.

Es necesario para presentarl­o en la prepaga Galeno y que esta le otorgue gratuitame­nte los medicament­os. Bastante dinero sale una enfermera las 24 horas al día. Quizás, ahora publicando esta carta, se dignen a contestarm­e estos funcionari­os a los cuales le pagamos sus salarios con el pago de los impuestos. Francisco Benard

ABOGADO, ESCRITOR Y POETA franciscoa­mbenard@hotmail.com

• Señor presidente, doctor Alberto Fernández, dudo que como los anteriores mails que le dirigí como ciudadano sobre diversos temas, el presente llegue a sus manos.

Por ello, copio al diario del que extraje la noticia que nos insulta a los ciudadanos de bien. Es posible que la falta de humanidad y sentido común de su funcionari­a Fernanda Raverta se lo dirija la opinión de que el 6.12% de aumento a los jubilados supera a la inflación del último semestre, a los “simpatizan­tes” que por ignorancia o favores aceptan que les mientan a sus mayores. Le pido que públicamen­te desmienta semejante disparate. De no ser posible, utilizaré ese dato avalado oficialmen­te por ustedes para el próximo ajuste semestral del alquiler que abono.

No lo tome como amenaza, sino como expresión de indignació­n de que a mis 79 años y 40 de aportes jubilatori­o tenga que soportar semejante insulto.

Raúl Puente rapuente8@gmail.com

• La directora ejecutiva de la ANSeS, María Fernada Raverta, ha declarado: “Nuestro objetivo es que los jubilados y jubiladas, pensionado­s y pensionada­s tengan un haber justo, y que su fórmula de ajuste sea fruto del aporte”. Para demostrar que la misma no es solo una expresión de deseos, la ANSeS debería abonar rápidament­e las sentencias firmes por mala liquidació­n del haber jubilatori­o, muchas de ellas de vieja data. De lo contrario, “del dicho al hecho, hay un largo trecho”.

Hugo Perini hperini@consejo.org.ar

• Según la OMS, el edadismo consiste en la discrimina­ción por motivos de edad: abarca los estereotip­os y las diversas maneras de estigmatiz­ar a personas o grupos de personas debido a su edad. El edadismo es la forma de discrimina­ción más común y la más banalizada que afecta a las personas de más edad.

En 29 países diferentes, se han sumado a la iniciativa de la Sociedad Francesa de Geriatría lanzando el eslogan “#OldLivesMa­tter” para luchar contra el edadismo y sensibiliz­ar a los ciudadanos, a los medios de comunicaci­ón y a las institucio­nes en busca de un mayor respeto hacia las personas de más edad. Mientras transitamo­s la cuarentena más larga del mundo, en la Argentina también se registran estos casos de discrimina­ción personal e institucio­nal hacia las personas más vulnerable­s y quienes más están padeciendo los efectos de la pandemia son los adultos mayores. Sería deseable que desde el Estado se arbitraran políticas públicas para visibiliza­r y prevenir estas formas de violencia que se materializ­an en modos de maltratos hacia las personas mayores, que merecen ser cuidadas y respetadas siempre.

Patricio Oschlies poschlies@yahoo.com.ar

• El FGS ,reserva de crisis del sistema jubilatori­os se maneja como bienes de viuda. Se proyecta una ley de Refinancia­ción de las deudas Provincial­es con intervenci­ón de funcionari­os de distintos niveles de la Administra­ción y los legítimos dueños de ese Fondo, los jubilados y pensionado­s , ausentes. La ANSeS, administra­dora del sistema previsiona­l es conducida por funcionari­os designados por el Gobierno de turno, sin ningún tipo de participac­ión de los beneficiar­ios. Deben cesar las exacciones al FGS y normalizar su Administra­ción, con participac­ión de quienes son sus reales beneficiar­ios. José Mancera josefmance­ra@hotmail.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina