Se des­plo­mó la tre­gua en el Cáu­ca­so y es­ca­la­ron los com­ba­tes: 600 muer­tos

Se ha­bía acor­da­do en Mos­cú un al­to el fue­go a par­tir del sá­ba­do. Nin­guno de los ban­dos lo res­pe­tó.

Clarín - - EL MUNDO -

Los com­ba­tes en­tre fuer­zas de Ar­me­nia y Azer­bai­yán se reavi­va­ron dra­má­ti­ca­men­te es­te mar­tes en Na­gorno Ka­ra­baj, des­car­tan­do de plano la tre­gua hu­ma­ni­ta­ria acor­da­da ha­ce só­lo cua­tro días con el aus­pi­cio de Ru­sia. Las hos­ti­li­da­des ya de­ja­ron unos 600 muer­tos, 73 de ellos ci­vi­les, se­gún ba­lan­ces muy par­cia­les ya que el go­bierno aze­rí no co­mu­ni­ca sus pér­di­das mi­li­ta­res.

Pe­se a los reite­ra­dos lla­ma­dos de las po­ten­cias mun­dia­les, prin­ci­pal­men­te Ru­sia, Es­ta­dos Uni­dos y Fran­cia, y a la tre­gua ne­go­cia­da que de­bía en­trar en vi­gor el sá­ba­do, los en­fren­ta­mien­tos fue­ron es­ca­lan­do en las úl­ti­mas ho­ras. Am­bas par­tes se acu­san mu­tua­men­te de rom­per el acuer­do lo­gra­do en Mos­cú.

Las tro­pas ar­me­nias en el fren­te de Na­gorno Ka­ra­baj acu­sa­ron al ejér­ci­to de Azer­bai­yán de ha­ber lan­za­do una triple ofen­si­va en el sur, el nor­te y el nor­des­te de la au­to­pro­cla­ma­da re­pú­bli­ca. Por su la­do, el go­bierno de Azer­bai­yán di­ce “res­pe­tar el al­to el fue­go”, pe­ro sos­tie­ne que los ar­me­nios dis­pa­ra­ban con­tra los dis­tri­tos azer­bai­ya­nos de Go­ran­boy, Tar­tar y Ag­dam.

En es­te con­fu­so es­ce­na­rio bé­li­co, Azer­bai­yán pa­re­ce ha­ber cap­tu­ra­do al­gu­nas zo­nas de Na­gorno Ka­ra­baj -te­rri­to­rio que se dispu­tanen al­go más de dos se­ma­nas de com­ba­tes, sin ha­ber con­se­gui­do no obs­tan­te un avan­ce sig­ni­fi­ca­ti­vo res­pec­to a los ar­me­nios, que con­tro­lan las mon­ta­ñas.

“Azer­bai­yán re­gis­tró va­rios éxi­tos mi­li­ta­res, pe­ro na­da es­pec­ta­cu­lar. Ba­kú es­tá le­jos de to­mar el con­trol de Ka­ra­baj”, re­ve­la Gue­la Vas­sad­ze, ex­per­to en el Cen­tro Geor­giano de Aná­li­sis Es­tra­té­gi­co. El con­flic­to se en­cuen­tra en un “es­tan­ca­mien­to di­plo­má­ti­co y mi­li­tar”, apun­ta.

Na­gorno Ka­ra­baj, po­bla­do his­tó­ri­ca­men­te por ar­me­nios, es un én­cla­ve mon­ta­ño­so que am­bos paí­ses se disputan. En 1991, tras la caí­da de la Unión So­vié­ti­ca, pro­cla­mó su in­de­pen­den­cia. Es­to pro­vo­có una cruen­ta gue­rra que du­ró cua­tro años y se sal­dó con 30.000 muer­tos. Los com­ba­tes ac­tua­les, que es­ta­lla­ron el 27 de sep­tiem­bre, son los más gra­ves des­de 1994.

Tras ca­si tres dé­ca­das sin avan­zar a ni­vel di­plo­má­ti­co, el pre­si­den­te azer­bai­yano Il­ham Aliev, cu­ya fa­mi­lia go­bier­na des­de ha­ce dos dé­ca­das, pro­me­tió que re­to­ma­ría el con­trol de es­te te­rri­to­rio, aun­que fuera a la fuer­za. Pa­ra es­to cuen­ta con el res­pal­do po­lí­ti­co y mi­li­tar de Tur­quía, quien fo­go­nea el con­flic­to en el mar­co de su es­tra­te­gia de ex­pan­sión.

Ayer, el go­bierno tur­co lla­mó a or­ga­ni­zar con­ve­sa­cio­nes cua­tri­par­ti­tas con Ru­sia, Azer­bai­yán y Ar­me­nia pa­ra re­sol­ver el con­flic­to. “Pues­to que Ru­sia es­tá del la­do de Ar­me­nia y no­so­tros, Tur­quía, apo­ya­mos a Azer­bai­yán, reuná­mo­nos los cua­tro pa­ra dis­cu­tir la so­lu­ción de es­tos pro­ble­mas”, afir­mó Ibrahim Ka­lin, di­rec­tor de co­mu­ni­ca­ción de la pre­si­den­cia tur­ca.

Tur­quía con­si­de­ra que el Gru­po de Minsk – Ru­sia, Fran­cia y EE.UU.- no ha po­di­do desem­pe­ñar un pa­pel efec­ti­vo en la re­so­lu­ción del con­flic­to. “Si el Gru­po de Minsk no ha po­di­do en­con­trar una so­lu­ción des­de ha­ce más de 30 años, es tiem­po de en­con­trar un nue­vo me­ca­nis­mo”, afir­mó.

El go­bierno tur­co, un alia­do de la OTAN, lan­zó es­ta pro­pues­ta lue­go de que Was­hing­ton in­sis­tie­ra en que se res­pe­ta­ra el al­to el fue­go acor­da­do en Mos­cú. “EE.UU. pi­de a Azer­bai­yán y Ar­me­nia que im­ple­men­ten sus com­pro­mi­sos con un al­to el fue­go acor­da­do y que de­jen de ata­car áreas ci­vi­les, co­mo Gan­yá y Stepanaker­t”, re­mar­có el se­cre­ta­rio de Es­ta­do, Mi­ke Pom­peo.

A ni­vel hu­ma­ni­ta­rio, la Cruz Ro­ja ad­vir­tió so­bre las con­se­cuen­cias del con­flic­to en la po­bla­ción. “Hoy, des­pués de dos se­ma­nas de com­ba­tes in­ten­sos, y que la­men­ta­ble­men­te se re­cru­de­cen, ve­mos que cien­tos de mi­les de per­so­nas se han vis­to afec­ta­das en la re­gión”, afir­mó Mar­tin Schuepp, di­rec­tor del Co­mi­té In­ter­na­cio­nal de la Cruz Ro­ja pa­ra Eu­ra­sia. Y agre­gó que só­lo hay dis­cu­sio­nes pa­ra po­der in­ter­cam­biar pri­sio­ne­ros y muer­tos.w

AP

Des­truc­ción. Una de las vi­vien­das al­can­za­das por la ar­ti­lle­ría pe­sa­da en un ba­rrio de Na­gorno Ka­ra­baj.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.