El in­te­rés por las ar­mas se dis­pa­ra a ni­ve­les in­só­li­tos

Épo­ca. Los fa­bri­can­tes afir­man que hay un no­ta­ble au­men­to en la de­man­da, que “su­pera la ca­pa­ci­dad de pro­duc­ción”.

Clarín - - EL MUNDO -

Nun­ca an­tes tan­tos es­ta­dou­ni­den­ses ha­bían so­li­ci­ta­do al FBI sus an­te­ce­den­tes pe­na­les pa­ra po­der ad­qui­rir un ar­ma co­mo en es­te 2020, un año mar­ca­do por la pan­de­mia de co­ro­na­vi­rus y la vio­len­cia de su­pre­ma­cis­tas blan­cos, gru­pos de ex­tre­ma de­re­cha y ma­ni­fes­tan­tes con­tra la bru­ta­li­dad po­li­cial del mo­vi­mien­to #Blac­kLi­ve­sMat­ter.

Se­gún los úl­ti­mos da­tos pu­bli­ca­dos por el FBI, has­ta fi­na­les de sep­tiem­bre ha­bían re­ci­bi­do más de 28,82 mi­llo­nes de so­li­ci­tu­des de an­te­ce­den­tes pe­na­les pa­ra la com­pra de ar­mas, lo que su­pera el ré­cord al­can­za­do en 2019 (28,36) y re­pre­sen­ta la ma­yor ci­fra des­de que en 1998 se co­men­zó a ha­cer se­gui­mien­to a es­ta cues­tión.

Aun­que la so­li­ci­tud de an­te­ce­den­tes pe­na­les no co­rres­pon­de de for­ma au­to­má­ti­ca a la ad­qui­si­ción de un ar­ma, es la fuen­te más uti­li­za­da en el país pa­ra po­der co­no­cer la ver­da­de­ra can­ti­dad de ar­mas que se ven­den, ya que to­do aquel que quie­ra ad­qui­rir una de­be­rá pa­sar por es­te trá­mi­te ofi­cial pre­vio.

Hay va­rios mo­ti­vos que con­tri­bu­ye­ron a es­to, se­gún ex­per­tos y ven­de­do­res de ar­mas. En pri­mer lu­gar la co­yun­tu­ra del país, don­de en los úl­ti­mos me­ses se mul­ti­pli­ca­ron las pro­tes­tas con­tra la bru­ta­li­dad po­li­cial y tam­bién se han in­cre­men­ta­do los ata­ques de gru­pos ex­tre­mis­tas de am­bos es­pec­tros. Pe­ro tam­bién las con­se­cuen­cias de la pan­de­mia, que ha­bría em­pu­ja­do a mu­chos ciu­da­da­nos a ad­qui­rir nue­vas pis­to­las, fu­si­les y otro ar­ma­men­to pa­ra su de­fen­sa.

Otro fac­tor que in­flu­ye es la re­tó­ri­ca de los re­pu­bli­ca­nos y del pre­si­den­te Do­nald Trump de que si ga­na el de­mó­cra­ta Joe Bi­den ha­brá un ma­yor con­trol de ar­mas, en par­ti­cu­lar de los con­tro­ver­ti­dos fu­si­les se­mi­au­to­má­ti­cos, em­plea­dos en al­gu­nas de las ma­tan­zas más gra­ves de los úl­ti­mos años en Es­ta­dos Uni­dos.

Smith & Wes­son, una de las prin­ci­pa­les em­pre­sas de ar­ma­men­to de Es­ta­dos Uni­dos, in­for­mó en sep­tiem­bre que en el úl­ti­mo tri­mes­tre sus ven­tas ha­bían au­men­ta­do un 128% con res­pec­to al mis­mo pe­rio­do de 2019, has­ta los 278 mi­llo­nes de dó­la­res. Su pre­si­den­te, Mark Smith, atri­bu­yó el ré­cord de ven­tas al cre­cien­te nú­me­ro de ciu­da­da­nos que es­tán ad­qui­rien­do ar­mas por pri­me­ra vez.

Tam­bién Sturm, Ru­gers & Co. ha vis­to dis­pa­rar­se sus ven­tas. Su pre­si­den­te, Ch­ris­top­her Ki­lloy, re­co­no­ció en ju­lio que a la fir­ma le es­ta­ba cos­tan­do man­te­ner el rit­mo de la de­man­da. “El in­creí­ble au­men­to en la de­man­da ha su­pe­ra­do nues­tra ca­pa­ci­dad de pro­duc­ción”, se­ña­ló. El em­pre­sa­rio ase­gu­ró que en los 30 años de his­to­ria de la fir­ma en la in­dus­tria la de­man­da de 2020 es­tá sien­do “la ma­yor que he­mos vis­to nun­ca”, in­clui­das las ar­mas de asal­to.

Ki­lloy atri­bu­yó el cre­cien­te in­te­rés de los es­ta­dou­ni­den­ses en ad­qui­rir ar­mas pa­ra su pro­tec­ción per­so­nal y la de su vi­vien­da “a la con­ti­nua­da pan­de­mia de la Co­vid-19, las pro­tes­tas, ma­ni­fes­ta­cio­nes y al­ter­ca­dos que se han su­ce­di­do en mu­chas ciu­da­des de to­do Es­ta­dos Uni­dos y en úl­ti­mo tér­mino, al lla­ma­mien­to de al­gu­nos a re­du­cir los fon­dos y la au­to­ri­dad de va­rios cuer­pos de se­gu­ri­dad”.

En los úl­ti­mos me­ses ha ha­bi­do mo­men­tos de es­ca­sez. Se­gún cuen­ta a la re­vis­ta For­bes Larry Hyatt, pro­pie­ta­rio de Hyatt Guns, en Char­lot­te (Ca­ro­li­na del Nor­te), en sep­tiem­bre ca­ye­ron las ven­tas de ar­mas de­bi­do a la fal­ta de su­mi­nis­tro de al­gu­nas de las ar­mas más de­man­da­das, que “es­tán ago­ta­das”. “Lo que que­dan son ar­mas real­men­te exó­ti­cas y muy ca­ras”, pre­ci­sa.

No so­lo se ago­tan las ar­mas, sino tam­bién las mu­ni­cio­nes pa­ra car­gar­las. Hyatt apun­tó que ac­tual­men­te es com­pli­ca­do en­con­trar mu­ni­ción pa­ra los ca­li­bres más de­man­da­dos. In­clu­so se tu­vo que ra­cio­nar las ven­tas a una ca­ja de mu­ni­ción por com­pra­dor pa­ra po­der sa­tis­fa­cer a to­dos.

El he­cho de que en los ho­ga­res de Es­ta­dos Uni­dos ha­ya un ma­yor nú­me­ro de ar­mas ge­ne­ra preo­cu­pa­ción, da­do el am­bien­te de cris­pa­ción po­lí­ti­ca que se vi­ve en el país a las puer­tas de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les.w

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.