El Ca­di­llac res­tau­ra­do de Pe­rón ya es­tá en el Mu­seo de la Ca­sa Ro­sa­da

>El au­to que el ex pre­si­den­te com­pró en 1955 es­ta­ba aban­do­na­do en la Re­si­den­cia de Oli­vos. La Fun­da­ción Mu­seo del Au­to­mó­vil con­si­guió los re­cur­sos pa­ra arre­glar­lo gra­cias al "crow­fun­ding".

Democracia - - Servicios -

El Go­bierno pre­sen­tó ayer el Ca­di­llac des­ca­po­ta­ble ad­qui­ri­do por el pre­si­den­te Juan Do­min­go Pe­rón en 1955 co­mo par­te de la mues­tra per­ma­nen­te del Mu­seo Ca­sa Ro­sa­da, lue­go de una res­tau­ra­ción que de­man­dó ca­si un año de tra­ba­jo.

El vehícu­lo se en­con­tra­ba en desuso y mal es­ta­do en el ga­ra­ge pre­si­den­cial de la Re­si­den­cia de Oli­vos, an­te lo cual se de­ci­dió re­cu­pe­rar­lo y se le en­car­gó la ta­rea a la Fun­da­ción Mu­seo del Au­to­mó­vil, que reali­zó una suer­te de "crow­fun­ding" pa­ra ob­te­ner re­cur­sos pa­ra la res­tau­ra­ción.

"Es­ta­ba en con­di­cio­nes de­plo­ra­bles, ol­vi­da­do. Es una pie­za im­por­tan­te, car­ga­da de his­to­ria", se­ña­ló el pre­si­den­te del Mu­seo del Au­to­mó­vil, Luis Spa­da­fo­ra, quien re­cor­dó que uti­li­za­ron ese au­to el fran­cés Char­les De Gau­lle, el es­ta­dou­ni­den­se Dwight Ei­sen­ho­wer y el Prín­ci­pe Fe­li­pe de Edim­bur­go, en­tre otros.

Por su par­te, el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Pre­si­den­cia, Fer­nan­do De An­dreis, afir­mó que pa­ra el Go­bierno "es un or­gu­llo" que el his­tó­ri­co Ca­di­llac ha­ya re­cu­pe­ra­do su es­plen­dor, ya que re­sal­tó que se tra­ta de una "jo­ya" que "per­te­ne­ce un po­co a ca­da ar­gen­tino, a los de an­tes, a los de hoy, y a to­dos los que vie­nen".

"Lle­ga­mos y vi­mos que es­ta­ba en muy mal es­ta­do. A pul­món, po­nién­do­le amor, pa­sión, el pue­blo ar­gen­tino es­tá re­cu­pe­ran­do al­go muy va­lio­so", aña­dió el fun­cio­na­rio na­cio­nal. Spa­da­fo­ra in­di­có que en un prin­ci­pio se iba a ha­cer una res­tau­ra­ción "pa­ra mu­seo, ti­po cos­mé­ti­ca", pe­ro que lue­go re­cau­dó fon­dos pa­ra que la pues­ta en va­lor fue­ra to­tal.

En per­fec­to es­ta­do

"Es­ta­mos en­tre­gan­do un au­to­mó­vil que es­tá en per­fec­to es­ta­do, con na­da más que 18 mil ki­ló­me­tros. Es una pi­car­día que no se use. Nos gus­ta­ría que lo pue­dan uti­li­zar, se­ría lin­do que pue­da ser vis­to por to­dos en la ca­lle", aña­dió el ti­tu­lar del Mu­seo del Au­to­mó­vil, a la vez que re­cla­mó que sea de­sig­na­do co­mo "pa­tri­mo­nio na­cio­nal".

Al res­pec­to, De An­dreis an­ti­ci­pó que se es­tán es­tu­dian­do al­ter­na­ti­vas pa­ra que el au­to "cir­cu­le por el país" y pue­da ser ex­pues­to en dis­tin­tos lu­ga­res, así co­mo tam­bién que "es­té dis­po­ni­ble pa­ra el Pre­si­den­te (Mau­ri­cio Ma­cri) y pa­ra quie­nes lo si­gan en el car­go".

An­te esa ini­cia­ti­va, se ana­li­za la po­si­bi­li­dad de que sea in­clui­do co­mo par­te de los atri­bu­tos pre­si­den­cia­les pa­ra el día de la asun­ción de los nue­vos je­fes de Es­ta­do.

Se­gún in­di­ca­ron fuen­tes ofi­cia­les a NA, el vehícu­lo es­tá ase­gu­ra­do por un va­lor de 1,5 mi­llo­nes de pe­sos, pe­ro su pre­cio en el mer­ca­do po­dría lle­gar a los 500 mil dó­la­res "por su es­ta­do y su his­to­ria".

No lle­gó a usar­lo

El au­to ha­bía si­do ad­qui­ri­do por Juan Do­min­go Pe­rón en 1955 pe­ro no lle­gó a usar­lo, de­bi­do a que fue de­rro­ca­do por el gol­pe de Es­ta­do de ese año.

"El úl­ti­mo uso pro­to­co­lar del Ca­di­llac fue en la asun­ción del pre­si­den­te (Car­los) Me­nem, que vino des­de el Con­gre­so has­ta acá", re­cor­dó el di­rec­tor del Mu­seo Ca­sa Ro­sa­da, Juan Jo­sé Gan­du­glia, en diá­lo­go con es­ta agen­cia.

El Ca­di­llac res­tau­ra­do y ex­pues­to en el Mu­seo Ca­sa Ro­sa­da fue fa­bri­ca­do por la em­pre­sa es­ta­dou­ni­den­se Ge­ne­ral Mo­tors y es con­si­de­ra­do un au­to de lu­jo pa­ra la épo­ca: tie­ne un mo­tor V8 de 5424 cen­tí­me­tros cú­bi­cos, con una po­ten­cia de 250 HP (ca­ba­llos de fuer­za), y una trans­mi­sión au­to­má­ti­ca Hy­dra-Ma­tic de 4 ve­lo­ci­da­des.

El ac­to tam­bién con­tó con la par­ti­ci­pa­ción de la ex­dipu­tada y re­cien­te­men­te de­sig­na­da em­ba­ja­do­ra ar­gen­ti­na an­te la Or­ga­ni­za­ción de Es­ta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA), Pau­la Ber­tol, quien co­mo le­gis­la­do­ra ha­bía pre­sen­ta­do jun­to a Eduardo Ama­deo un pro­yec­to de ley pa­ra pro­mo­ver la fa­bri­ca­ción de ré­pli­cas de mo­de­los de au­tos clá­si­cos y de al­to va­lor his­tó­ri­co.

Ade­más, asis­tie­ron au­to­ri­da­des de la Aso­cia­ción de Cons­truc­to­res In­de­pen­dien­tes de Au­to­mó­vi­les de la Re­pú­bli­ca Ar­gen­ti­na (Acia­ra).<

>El Mu­seo Ca­sa Ro­sa­da in­cor­po­ró el Ca­di­llac pre­si­den­cial que com­pró Pe­rón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.