La CGT se opo­ne a que el sa­la­rio sea va­ria­ble de ajus­te

>Al men­cio­nar el ca­so de los mu­ni­ci­pa­les, acu­sa a Pe­trec­ca de que­rer im­po­ner un te­cho a la pa­ri­ta­ria “muy in­fe­rior” al au­men­to de ta­sas mu­ni­ci­pa­les pa­ra el 2018.

Democracia - - Locales -

La CGT Re­gio­nal Ju­nín, di­ri­gi­da por el triun­vi­ra­to com­pues­to por Héc­tor Azil (ATSA), Mi­guel Gau­na (Camioneros) y Nancy Tri­do­ne (SADOP), afir­mó que es inacep­ta­ble un au­men­to sa­la­rial de so­lo el 15 por cien­to, tal co­mo lo pro­po­ne el go­bierno na­cio­nal.

“En una eco­no­mía don­de to­do au­men­ta, a los tra­ba­ja­do­res nos quieren im­pe­dir lo­grar los au­men­tos sa­la­ria­les que me­re­ce­mos y que nos per­mi­tan mí­ni­ma­men­te afron­tar el ajus­te sal­va­je de ta­ri­fas que aplica es­te go­bierno neo­li­be­ral en sus tres es­ta­men­tos: Na­cio­nal, Pro­vin­cial y Mu­ni­ci­pal”, ma­ni­fies­ta la CGT de Ju­nín.

Se­ña­la que “la so­ber­bia de los fun­cio­na­rios de Cam­bie­mos por ha­ber lo­gra­do ra­ti­fi­car el vo­to de con­fian­za de sus elec­to­res en oc­tu­bre de 2017, su­ma­do a la ceguera que les im­pi­de ver la reali­dad de la ma­yo­ría del pue­blo ar­gen­tino (no es con “tim­breos” ar­ma­dos que se lo­gra es­to), po­ne a los tra­ba­ja­do­res, los ju­bi­la­dos y de­socu­pa­dos en una si­tua­ción lí­mi­te”.

“Es inacep­ta­ble un au­men­to sa­la­rial del 15% cuan­do en so­lo tres me­ses del año ya se con­su­mió ca­si la mi­tad de ese por­cen­ta­je, que ade­más no re­fle­ja el ver­da­de­ro cos­to de vi­da de la ca­nas­ta bá­si­ca de los me­nos pu­dien­tes, don­de los con­su­mos bá­si­cos ali­men­ta­rios, las ta­ri­fas, al­qui­le­res y trans­por­te in­su­men la ma­yor can­ti­dad de ma­ni­fes­ta­ron.

Tri­do­ne, Gau­na y Azil, en re­pre­sen­ta­ción de la CGT apun­tan que se es­tá sien­do tes­ti­gos de con­flic­tos “que no se re­suel­ven por la in­sen­si­bi­li­dad de quie­nes des­co­no­cen la justicia de los re­cla­mos”.

Ci­ta co­mo ejem­plo el ca­so de los tra­ba­ja­do­res mu­ni­ci­pa­les de Ju­nín, a quie­nes les quieren im­po­ner un te­cho a la pa­ri­ta­ria muy in­fe­rior a lo que el Mu­ni­ci­pio apli­có co­mo au­men­to de ta­sas pa­ra el 2018.

“Co­mo jus­ti­fi­ca­ción, el In­ten­den­te di­ce en de­cla­ra­cio­nes pe­rio­dís­ti­cas (ya que no atien­de a los re­pre­sen­tan­tes gre­mia­les ni a sus tra­ba­ja­do­res), ‘que se que­den tran­qui­los que na­die va a per­der con ero­ga­cio­nes”, la in­fla­ción’… Una de dos, o es­ta­mos an­te la pre­sen­cia de un ci­nis­mo exa­cer­ba­do o de un des­co­no­ci­mien­to to­tal de la reali­dad eco­nó­mi­ca de los tres úl­ti­mos años. Sin­ce­ra­men­te pre­fe­ri­ría­mos lo pri­me­ro (aun­que no sea lo ideal); por­que si real­men­te el in­ten­den­te de Ju­nín en­tien­de que no ve­ni­mos per­dien­do con­tra la in­fla­ción, es por­que no pue­de ha­cer em­pa­tía con quie­nes no cuen­tan con los re­cur­sos eco­nó­mi­cos que él tie­ne; y es­to en ca­be­zas de fun­cio­na­rios es gra­ve, pe­ro ade­más muy pe­li­gro­so”, afir­ma­ron.

La C.G.T. Re­gio­nal Ju­nín hi­zo lle­gar su so­li­da­ri­dad a los tra­ba­ja­do­res mu­ni­ci­pa­les, do­cen­tes, ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas na­cio­na­les, pro­vin- cia­les y mu­ni­ci­pa­les, asi­mis­mo ban­ca­rios y de to­das las ac­ti­vi­da­des.

“De per­sis­tir el ca­pri­cho de no per­mi­tir­nos pa­ri­ta­rias li­bres en­tra­re­mos en inevi­ta­bles con­flic­tos pró­xi­ma­men­te”, se­ña­la­ron.<

>Ores­te La­pa­du­la, director de la or­ques­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.