His­tó­ri­co fa­llo so­bre eu­ta­na­sia en Gran Bre­ta­ña

Democracia - - Internacionales -

De aho­ra en más se­rá mu­cho más fá­cil re­ti­rar­le los tra­ta­mien­tos que man­tie­nen con vi­da a los pa­cien­tes en es­ta­do ve­ge­ta­ti­vo en el Reino Uni­do. Lo es­ta­ble­ció la Cor­te Su­pre­ma bri­tá­ni­ca en una sen­ten­cia his­tó­ri­ca, en ba­se a la cual no se­rá re­que­ri­da la au­to­ri­za­ción le­gal pa­ra in­te­rrum­pir la ali­men­ta­ción ar­ti­fi­cial de los pa­cien­tes.

Bas­ta­rá en­ton­ces un acuer­do en­tre los mé­di­cos y los fa­mi­lia­res. Has­ta hoy, era ne­ce­sa­rio la in­ter­ven­ción de la Court of Pro­tec­tion, que de­bía ex­pre­sar­se so­bre ca­da ca­so, de­jan­do pa­sar me­ses e in­clu­so años an­tes que lle­ga­ra a un pro­nun­cia­mien­to fi­nal, con un fuer­te cos­to fi­nan­cie­ro pa­ra las fa­mi­lias.

El his­tó­ri­co fa­llo vino a raíz del ca­so de un hom­bre que su­frió una le­sión ce­re­bral. El hom­bre de 52 años, iden­ti­fi­ca­do só­lo “Se­ñor Y”, ha es­ta­do en co­ma des­de que su­frió un ata­que car­dia­co. Los ex­per­tos coin­ci­die­ron en que, aun si se des­per­ta­ba, ten­dría gra­ves dis­ca­pa­ci­da­des el res­to de su vi­da. El ca­so ter­mi­nó en los tri­bu­na­les por­que el “Se­ñor Y” no ha­bía de­ja­do do­cu­men­tos con di­rec­tri­ces so­bre qué ha­cer en ese ca­so, pe­ro la fa­mi­lia es­ta­ba se­gu­ra de que no hu­bie­ra que­ri­do vi­vir así. El “Se­ñor Y” mu­rió an­tes de que el ca­so lle­ga­ra al tri­bu­nal, pe­ro el ca­so con­ti­nuó de­bi­do a su im­por­tan­cia.<

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.