Lous­teau desafía a Ma­cri y pi­de Pa­so en Cam­bie­mos

>El dipu­tado de Evo­lu­ción pu­so co­mo ejem­plo las Pri­ma­rias de La Pam­pa y lan­zó crí­ti­cas al PRO. Nie­ga una sa­li­da de la alian­za.

Democracia - - Nacionales -

El dipu­tado na­cio­nal de Cam­bie­mos Mar­tín Lous­teau desafió ayer al PRO al de­cir que “no de­be­ría ha­ber mie­do” a una in­ter­na en la que com­pi­ta con el ra­di­ca­lis­mo, par­ti­do al que se afi­lió en el mar­co de su es­pa­cio, Evo­lu­ción.

Las declaraciones de Lous­teau sur­gie­ron ayer en ple­na gi­ra por Asia, don­de acom­pa­ña a Mau­ri­cio Ma­cri y lue­go de que el pre­si­den­te de la Unión Cí­vi­ca Ra­di­cal, Al­fre­do Cor­ne­jo, pro­pu­so que la UCR le com­pi­ta al pre­si­den­te en las Pa­so para con­te­ner el “vo­to de­cep­ción” de Cam­bie­mos.

Lous­teau ayer acla­ró que to­da­vía no to­mó “nin­gu­na de­ci­sión” per­so­nal aun­que cri­ti­ca al Go­bierno por el rum­bo y le pi­de “ma­yor am­pli­tud” para “que no vuel­va el pa­sa­do”.

En sus declaraciones, for­mu­la­das des­de la In­dia, el ex mi­nis­tro de Eco­no­mía del kirch­ne­ris­mo in­di­có que “en la Ar­gen­ti­na hay un mon­tón de can­di­da­tos, me pa­re­ce to­do muy pre­ma­tu­ro ha­blar de eso. Hay una per­ver­sión en ge­ne­ral en los años elec­to­ra­les de que­rer dis­cu­tir el fi­nal de la pe­lí­cu­la an­tes que las pri­me­ras es­ce­nas” y pi­dió “pri­me­ro, aden­tro del ra­di­ca­lis­mo, en to­do ca­so, te­ner un diag­nós­ti­co so­bre lo que pa­sa y ma­ni­fes­tar­lo”.

“Sin eso el res­to no tie­ne sen­ti­do. Car­la Ca­rri­zo, una dipu­tada de nues­tro blo­que, di­ce al­go que es real: que las coa­li­cio­nes exi­to­sas com­pi­ten en la are­na elec­to­ral y des­pués coor­di­nan po­lí­ti­cas. Y no al re­vés. Yo creo que no se puede no com­pe­tir (en la elec­ción) y sí que­rer com­pe­tir en las po­lí­ti­cas”, di­jo.

Y ase­gu­ró que “lo que pa­só en La Pam­pa”, don­de el ra­di­cal Da­niel Kro­ne­ber­ger le ga­nó la in­ter­na para la go­ber­na­ción al ma­cris­ta Car­los Mc Allis­ter, “de­mues­tra que en una coa­li­ción siem­pre es bueno que ha­ya pri­ma­rias”.

Ad­vier­te que el re­sul­ta­do del do­min­go úl­ti­mo puede te­ner efec­to es­pe­jo en otros dis­tri­tos: “En va­rios lu­ga­res del país hay gran par­te de la so­cie­dad que pien­sa dis­tin­to del PRO. Es bueno que una Coa­li­ción que tie­ne dis­tin­tas par­tes le per­mi­ta a la so­cie­dad ma­ni­fes­tar cuá­les son los ma­ti­ces”, in­sis­te.

En la en­tre­vis­ta -con­ce­di­da a los dia­rios La Na­ción y Cla­rí­nel le­gis­la­dor fue con­sul­ta­do so­bre si el ra­di­ca­lis­mo, sin in­ter­nas, de­ba com­pe­tir por afue­ra de Cam­bie­mos, a lo que res­pon­dió en for­ma ne­ga­ti­va.

“Le es­toy pro­po­nien­do que ten­ga un de­ba­te más pro­fun­do de cuál es la me­jor con­tri­bu­ción que puede ha­cer el par­ti­do den­tro de una coa­li­ción”.

Asi­mis­mo en el re­por­ta­je mos­tró res­pal­do al se­ña­lar que “con Al­fre­do Cor­ne­jo ha­blo mu­cho” y va­lo­rar que “no es só­lo el pre­si­den­te de la UCR: es un go­ber­na­dor que en­con­tró una pro­vin­cia que te­nía dé­fi­cit, que no te­nía ca­ja para pa­gar los ven­ci­mien­tos y la or­de­nó”.

Y cues­tio­nó que “cuan­do el PRO tie­ne una su­pre­ma­cía, no se ani­ma a dis­cu­tir de ca­ra a la gen­te, lle­var­la a la are­na elec­to­ral. Y si no hay dis­cu­sión pú­bli­ca, es di­fí­cil es­tar en el mis­mo lu­gar”.

“A mí -di­jo- me han con­vo­ca­do en su mo­men­to co­mo em­ba­ja­dor, y de vez en cuan­do me con­sul­tan cuál es la vi­sión so­bre los pro­ble­mas que son pro­pios de mi es­pe­cia­li­dad y tam­bién al­gu­nas cues­tio­nes más po­lí­ti­cas”, pe­ro no­ta que aho­ra “es­tán sien­do reac­ti­vos”.<

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.