¿Có­mo in­cluir los gra­nos en­te­ros en la die­ta?

Diario de la Salud - - EN NÚMEROS -

In­de­pen­dien­te­men­te del con­su­mo de los pro­duc­tos an­tes men­cio­na­dos, se pue­den re­em­pla­zar al­gu­nos ingredientes de las co­mi­das ha­bi­tua­les por gra­nos en­te­ros. Por ejem­plo, al ha­cer un ri­sot­to, arroz pi­laf u otro ti­po de pla­to con arroz, se pue­de usar gra­nos en­te­ros co­mo la ce­ba­da, el arroz in­te­gral, el trigo bur­gol,

mijo, qui­noa o sor­go.

Ade­más, se pue­den pre­pa­rar en­sa­la­das fres­cas con grano en­te­ro co­mo el Ta­bou­le, ele­gir pas­tas, pa­nes y ga­lle­ti­tas in­te­gra­les. Ten­ga en cuen­ta que es­te ti­po de co­mi­das tam­bién es muy apro­pia­da para los ni­ños.

Si se con­su­men ce­rea­les en el desa­yuno, bus­que aque­llos ela­bo­ra­dos con gra­nos en­te­ros. Si se pre­pa­ran pa­nes en ca­sa, sus­ti­tuir la mi­tad de la ha­ri­na blan­ca usa­da ha­bi­tual­men­te por ha­ri­na de grano en­te­ro, co­mo la de sor­go, lo mis­mo al pre­pa­rar re­ce­tas de ga­lle­ti­tas o cup­ca­kes.

Tam­bién, es bueno agre­gar ave­na arro­lla­da en la pre­pa­ra­ción de al­bón­di­gas, ham­bur­gue­sas, pa­nes de car­ne, sal­sas y tar­tas. Asi­mis­mo, pue­de uti­li­zar­la co­mo

re­bo­za­dor de mi­la­ne­sas o en el desa­yuno, agre­gán­do­se­la al yo­gurt o le­che.

Para quie­nes les re­sul­te di­fí­cil cam­biar abrup­ta­men­te el sa­bor de la die­ta ha­bi­tual, pue­den ir in­cor­po­ran­do de a po­co los gra­nos para acos­tum­brar el pa­la­dar pau­la­ti­na­men­te.

Vi­si­tar a un nu­tri­cio­nis­ta que in­di­que el me­jor ti­po de ali­men­ta­ción en ca­da ca­so se­ría lo ideal por­que ca­da uno tie­ne su par­ti­cu­la­ri­dad y no to­dos los ali­men­tos son bue­nos para to­dos.

Es muy im­por­tan­te con­tar con in­for­ma­ción nu­tri­cio­nal co­rrec­ta ya que hay mu­chos mi­tos al­re­de­dor de la ali­men­ta­ción y los ali­men­tos, que no tie­nen fun­da­men­to y po­drían ser per­ju­di­cia­les para la sa­lud.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.