EN LAS MA­NOS Y LOS PIES

Diario de la Salud - - EN NÚMEROS -

Ti­nea pe­dis o pie de atle­ta: ocu­rre cuan­do los hon­gos in­fec­tan los pies. La for­ma más ha­bi­tual se ma­ni­fies­ta con pi­cor, des­ca­ma­ción y en oca­sio­nes mal olor en­tre los de­dos de los pies. En otras for­mas el as­pec­to es de se­que­dad y des­ca­ma­ción en to­da la plan­ta del pie. Ti­nea de las uñas u oni­co­mi­co­sis: su fre­cuen­cia au­men­ta a par­tir de los 50 años. Cuan­do afec­ta a los pies, los pri­me­ros de­dos son los más fre­cuen­te­men­te in­fec­ta­dos. La for­ma más fre­cuen­te se ma­ni­fies­ta co­mo una man­cha ma­rrón o amarillenta en el ex­tre­mo de la uña, que va cre­cien­do y pro­gre­san­do len­ta­men­te ha­cia la ba­se de la uña. Es fre­cuen­te que la uña se ha­ga grue­sa, y que se for­me un ma­te­rial pul­ve­ru­len­to en su in­te­rior. En las ma­nos, la for­ma más fre­cuen­te afec­ta a los la­te­ra­les de la uña, y es tí­pi­co que ocu­rra en per­so­nas que mo­jan mu­cho las ma­nos. Sue­le acom­pa­ñar­se de in­fla­ma­ción y su­pu­ra­ción en la piel de al­re­de­dor (pa­ro­ni­quia o “uñe­ro”).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.