Chau 2018, bien­ve­ni­do 2019

Diario de la Salud - - EN NÚMEROS -

Co­mien­za un nue­vo año y con él se desata el tor­be­llino de proyectos que se pro­pu­so en la ce­na del 31 de di­ciem­bre al le­van­tar la co­pa. Mien­tras que por un la­do hay un gru­po re­du­ci­do de per­so­nas que lo­gra de for­ma equi­li­bra­da cum­plir con ca­da una de sus me­tas per­so­na­les, por el otro, exis­te un gru­po ma­yo­ri­ta­rio que no lo­gra al­can­zar ni la mi­tad de los ob­je­ti­vos pro­pues­tos. La prin­ci­pal cau­sa de es­te fe­nó­meno se de­be a la dis­trac­ción y a la pér­di­da de vis­ta del fo­co, en la que el “mo­do pi­lo­to” de las ru­ti­nas apla­na­das lo lle­va a caer una y otra vez.

SA­LIR DEL “AU­TO­MÁ­TI­CO” Y DE­JAR LA ZO­NA DE CON­FORT

Pro­ba­ble­men­te nun­ca se dio cuen­ta que es­te “mo­do pi­lo­to” es­tu­vo pre­sen­te en mu­chos mo­men­tos de su vi­da. Ca­da vez que pos­ter­ga ese en­cuen­tro con ami­gos o la con­sul­ta con el odon­tó­lo­go es por­que el “mo­do pi­lo­to” hi­zo su ac­ción del día.

Es­te fe­nó­meno, ami­go de la fa­mo­sa zo­na de con­fort, mu­chas ve­ces ha­ce que ca­mi­ne co­mo ca­ba­llo con an­teo­je­ras que bo­rran lo que hay a su al­re­de­dor, ha­cién­do­le pa­sar por al­to co­sas prio­ri­ta­rias.

Una al­ter­na­ti­va pa­ra no caer en la frus­tra­ción de in­cum­pli­mien­to de sus proyectos es con­fec­cio­nar un re­cor­da­to­rio de ta­reas anual: una sim­ple ho­ja con los me­ses del año que pue­de es­tar en la he­la­de­ra, en el dor­mi­to­rio o en cual­quier lu­gar a la vis­ta y te­ner pre­sen­te cuál va a ser su pró­xi­mo pro­yec­to.

¿No sue­na fan­tás­ti­ca la idea de sa­ber que en abril va a re­no­var los mue­bles del li­ving o que julio va a ser el mes en que por fin va a co­no­cer la nie­ve? Pen­san­do de es­ta ma­ne­ra, el mes que vie­ne po­dría pro­gra­mar que el jar­di­ne­ro va­ya a po­dar ese ár­bol que tan­to ma­les­tar le ge­ne­ra a su ve­ci­na y qui­zás, en mar­zo, has­ta pue­da em­pe­zar sus cla­ses de tea­tro.

DAR­LE LU­GAR A LAS AC­TI­VI­DA­DES PLA­CEN­TE­RAS

Exi­gir­se un mo­men­to de la se­ma­na pa­ra po­der rea­li­zar al­gún ti­po de ac­ti­vi­dad pla­cen­te­ra es tan ne­ce­sa­rio co­mo dar­le lu­gar a cual­quier otro ti­po de tarea. Es­tá com­pro­ba­do que la per­so­na que ca­re­ce de ac­ti­vi­da­des pla­cen­te­ras pue­de ge­ne­rar es­ta­dos de an­sie­dad que re­sul­tan en ma­los há­bi­tos e in­clu­so lle­var a la de­pre­sión. La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud de­ter­mi­nó que la de­pre­sión es una en­fer­me­dad fre­cuen­te y que afec­ta a más de 300 mi­llo­nes de per­so­nas.

Con­fec­cio­nar una lis­ta de ac­ti­vi­da­des de in­te­rés y or­de­nar­las por prio­ri­dad sue­le ser un re­cur­so útil cuan­do los tiem­pos de es­par­ci­mien­to son aco­ta­dos. Pro­ba­ble­men­te exis­tan mu­chas ac­ti­vi­da­des que no co­noz­ca o que in­clu­so nun­ca le dio la po­si­bi­li­dad de ex­pe­ri­men­tar­las por­que su “mo­do pi­lo­to” lo hi­zo prio­ri­zar otro ti­po de ta­reas que ocu­pa­ron la to­ta­li­dad de su tiem­po.

La dis­ci­pli­na es un fac­tor pri­mor­dial que de­be apli­car, no só­lo pa­ra sus ho­ras de es­tu­dio o los in­for­mes de ofi­ci­na, sino pa­ra sus mo­men­tos de dis­fru­te. No ca­ben dudas que de una ma­ne­ra or­ga­ni­za­da va a po­der ini­ciar sus cla­ses de pin­tu­ra o acor­dar una par­ti­da de tenis con ese su­je­to ami­ga­ble que rea­li­za el “ser­vi­ce” del au­to men­sual.

OR­DE­NAR­SE Y PLA­NI­FI­CAR, CON EL CE­LU­LAR TAM­BIÉN

Exis­ten otras ta­reas que mu­chas ve­ces pue­den aten­tar con­tra su tiem­po li­bre y su sa­lud si no le da la or­ga­ni­za­ción pre­via ne­ce­sa­ria. El man­te­ni­mien­to de la ca­sa, por ejem­plo, es una de las ac­ti­vi­da­des más com­ple­jas que le pue­de de­man­dar una gran car­ga ener­gé­ti­ca y tem­po­ral si no la rea­li­za de una for­ma ade­cua­da. Nue­va­men­te pue­de re­cu­rrir a una gri­lla anual pa­ra pau­tar las ta­reas ne­ce­sa­rias y así lo­grar el aseo de la ca­sa. Du­ran­te ca­da cam­bio de es­ta­ción pue­de com­pro­me­ter­se a rea­li­zar una lim­pie­za pro­fun­da de los ar­ma­rios y una vez por mes a lim­piar las ven­ta­nas y sa­car el pol­vo de las lám­pa­ras. Una vez por se­ma­na po­dría rea­li­zar la lim­pie­za del ba­ño y pa­sar un tra­po hú­me­do por el pi­so, com­pro­me­tién­do­se ca­da día a rea­li­zar una lim­pie­za rá­pi­da con la es­co­ba. An­ti­ci­par­se y pla­ni­fi­car re­quie­re de cier­to en­tre­na­mien­to, pe­ro to­do es más sen­ci­llo y ar­mó­ni­co cuan­do in­cor­po­ra es­ta ha­bi­li­dad a la ru­ti­na. Mu­chas ve­ces, 15 mi­nu­tos de pla­ni­fi­ca­ción evi­tan ho­ras de eje­cu­ción.

Un re­cur­so acon­se­ja­ble y muy uti­li­za­do hoy en día son las apli­ca­cio­nes del ce­lu­lar. Exis­ten nu­me­ro­sas apli­ca­cio­nes crea­das pa­ra fa­ci­li­tar y or­ga­ni­zar las ta­reas, des­de ca­len­da­rios y re­cor­da­to­rios, has­ta las que sim­pli­fi­can la pre­pa­ra­ción de la co­mi­da cuan­do no sa­be qué ha­cer y cuen­ta con un nú­me­ro re­du­ci­do de in­gre­dien­tes. Es­te re­cur­so le per­mi­te eje­cu­tar ac­ti­vi­da­des com­ple­jas mu­cho más rá­pi­do, dán­do­le lu­gar a otras ta­reas con las que no sue­le com­pro­me­ter­se por no con­tar con el tiem­po su­fi­cien­te.

Las com­pras on­li­ne, los pa­gos por In­ter­net y la so­li­ci­tud de tur­nos por pla­ta­for­ma vir­tual tam­bién en­tran en es­ta mis­ma ca­te­go­ría y la ve­lo­ci­dad de su efi­ca­cia lo lle­va­rá a eje­cu­tar es­te ti­po de obli­ga­cio­nes de una for­ma más có­mo­da y rá­pi­da.

ME­TA 2019: LO­GRAR UN RIT­MO DE VI­DA SA­LU­DA­BLE

Se­gu­ra­men­te, pa­sa mu­cho más tiem­po preo­cu­pa­do, pen­san­do en la can­ti­dad de co­sas que de­be ha­cer en lu­gar de ocu­par­se de ellas. Us­ted es el úni­co res­pon­sa­ble de lo­grar las ho­ras de sue­ño que ne­ce­si­ta o de po­ner­se en con­tac­to con el pin­tor pa­ra que va­ya a arre­glar esa man­cha de hu­me­dad de una vez por to­das. La reali­dad es que la so­lu­ción es mu­cho más sen­ci­lla de lo que cree, pe­ro pos­ter­gar cu­rio­sa­men­te siem­pre re­sul­ta una so­lu­ción.

Es­te fin de año, in­cor­po­re una nueva me­ta: el com­pro­mi­so de lle­var un rit­mo de vi­da equi­li­bra­do con el de­seo de lo­grar to­do lo que se pro­pon­ga ha­cer. No de­be ol­vi­dar que la vi­da es al­go más que ha­cer que dis­cu­rra más deprisa.

¡¡¡Fe­liz 2019!!!

“An­ti­ci­par­se y pla­ni­fi­car re­quie­re de cier­to en­tre­na­mien­to, pe­ro to­do es más sen­ci­llo y ar­mó­ni­co cuan­do in­cor­po­ra es­ta ha­bi­li­dad a la ru­ti­na. Mu­chas ve­ces, 15 mi­nu­tos de pla­ni­fi­ca­ción evi­tan ho­ras de eje­cu­ción”.

Por Fe­de­ri­co Lla­nos

Lic. en Te­ra­pia Ocu­pa­cio­nal In­te­gran­te del de­par­ta­men­to de T.O. de INE­CO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.