Se en­tre­gó Pe­dro Mar­tí­nez

El con­de­na­do por el ho­mi­ci­dio de Fe­de­ri­co Ni­co­lás Margiotta se en­tre­gó en ho­ras de la ma­ña­na en Prin­gles, y fue tras­la­da­do mas tar­de a la Co­mi­sa­ría Pri­me­ra de Co­ro­nel Suárez

Diario El Orden - - LOCALES -

Mar­tí­nez, al igual que Jorge Fa­bri­zio, ha­bía in­ten­ta­do fu­gar­se una vez co­no­ci­da la con­de­na a pri­sión per­pe­tua dic­ta­da el miér­co­les.

La Po­li­cía de­tu­vo ayer a las 6.20 de la ma­ña­na en nues­tra ciu­dad, a Pe­dro Mar­tí­nez, uno de los dos con­de­na­dos por el abu­so y ho­mi­ci­dio de Fe­de­ri­co Margiotta (13 años) en el año 2002.

El co­mi­sa­rio Os­car Aguirre, je­fe De­par­ta­men­tal de Co­ro­nel Suárez, ex­pli­có por LU2 que Mar­tí­nez se en­tre­gó lue­go de que per­so­nal po­li­cial dia­lo­ga­ra con fa­mi­lia­res del pro­ce­sa­do pa­ra acor­dar el pro­ce­di- mien­to.

"Se sen­tía cer­ca­do y es­ta­ba pró­xi­ma la de­ten­ción. Tras la apa­ri­ción del ca­mión en las úl­ti­mas ho­ras, ya se ma­ne­ja­ba el dato de que se en­con­tra­ba en la zo­na de Ola­va­rría", co­men­tó el uni­for­ma­do.

El vehícu­lo de gran por­te en el que se mo­vi­li­za­ba es­ta­ba en un lu­gar pú­bli­co y se­miocul­to, en un cos­ta­do de la Ru­ta 51. "Aún no te­ne­mos es­ta­ble­ci­do có­mo lle­gó has­ta la ciu­dad don­de se man­te­nía es­con­di­do. Allí tie­ne un fa­mi­liar con al­gún an­te­ce­den­te po­li­cial", des­ta­có.

Se su­po más tar­de que el ca­mión en el que se mo­vi­li­za­ba Mar­tí­nez iba ha­cia Bahía Blan­ca, pe­ro un men­sa­je de tex­to le in­for­mó que ha­bían or­de­na­do el pe­di­do de cap­tu­ra. En cer­ca­nías a La Ta­cua­ri­ta, de­ci­die­ron to­mar rum­bo ha­cia Tres Arro­yos, pa­san­do unos 8 ki­ló­me­tros esa ciu­dad y aban­do­na­ron el ca­mión al no­tar que ha­bía ope­ra­ti­vos po­li­cia­les cer­ca­nos.

En reali­dad, se es­ta­ban rea­li­zan­do con­tro­les en dis­tin­tos pun­tos de la re­gión, y en ca­da uno de ellos se les iba in­for­man­do a la po­li­cía ha­cia don­de se di­ri­gía el pró­fu­go. El ca­mión, fue tras­la­da­do des­de Tres Arro­yos a la ca­sa quin­ta El Po­tri­llo por otra per­so­na.

Tam­bién es­tá con­fir­ma­do que al­guien los fue a bus­car has­ta Tres Arro­yos, y lo lle­va­ron a Pe­dro Mar­tí­nez has­ta Ola­va­rría, a la ca­sa de su cu­ña­do, Gus­ta­vo So­co­lovsky quien tie­ne an­te­ce­des pe­na­les.

El pro­pio Aguirre co­men­tó que el cu­ña­do le ha­bría pro­por­cio­na­do ayu­da a Mar­tí­nez pa­ra re­ti­rar­se de Prin­gles po­co an­tes de que se co- no­cie­ra el ve­re­dic­to del Tri­bu­nal en lo Cri­mi­nal Nº 3.

"Se tra­ba­jó mu­cho pa­ra lo­ca­li­zar­lo y la op­ción más ati­na­da era que se en­tre­ga­ra. Se pac­tó esa si­tua­ción y se hi­zo efec­ti­va en la vi­vien­da de un fa­mi­liar". La her­ma­na de Pe­dro Mar­tí­nez lo fue a bus­car a Ola­va­rría y lo tra­jo a Prin­gles, don­de en su ca­sa lue­go se en­tre­gó vo- lun­ta­ria­men­te.

Tras­cen­dió que Mar­tí­nez fue con­du­ci­do al Hos­pi­tal Mu­ni­ci­pal tras su arres­to, pa­ra ha­cer el re­co­no­ci­mien­to mé­di­co le­gal. Allí, los mé­di­cos de­tec­ta­ron que pre­sen­ta­ba pre­sión ar­te­rial al­ta, por lo que per­ma­ne­ció en el cen­tro asis­ten­cial has­ta ser es­ta­bi­li­za­do.

En ho­ras del me­dio­día, lue­go de re­ci­bir un bol­so con per­te­nen­cias que le lle­va­ron fa­mi­lia­res, Mar­tí­nez fue tras­la­da­do en un pa­tru­lle­ro ha­cia la co­mi­sa­ría de Co­ro­nel Suárez.

El co­mi­sa­rio Aguirre des­ta­có la la­bor po­li­cial de las dis­tin­tas de­pen­den­cias -en­tre ellas por su­pues­to la de Co­ro­nel Prin­gles- ya que se de­tu­vo a las dos per­so­nas en ca­li­dad de pró­fu­gos en me­nos de 48 ho­ras. A las 11.30 de ayer se pro­du­jo el tras­la­do de uno de los con­de­na­dos por el cri­men de Fe­de­ri­co Ni­co­lás Margiotta. Pe­dro Mar­tí­nez se ha­bía en­tre­ga­do en Prin­gles en las pri­me­ras ho­ras de la ma­ña­na, y tras ser asis­ti­do en el Hos­pi­tal Mu­ni­ci­pal por una des­com­pen­sa­ción, fi­nal­men­te fue tras­la­da­do a Co­ro­nel Suárez.

Mar­tí­nez, quien ha­bía in­ten­ta­do fu­gar­se una vez co­no­ci­da la con­de­na a pri­sión per­pe­tua dic­ta­da el miér­co­les -al igual que Fa­bri­zio- se sen­tía cer­ca­do tras la apa­ri­ción del ca­mión y pac­tó con la po­li­cía su en­tre­ga.

Tras su­frir una des­com­pen­sa­ción -real, no si­mu­la­da co­mo la de Fa­bri­zio- Mar­tí­nez fue asis­ti­do unos mi­nu­tos en el Hos­pi­tal Ma­nuel Ca­bre­ra de Prin­gles, y lue­go lo lle­va­ron a los ca­la­bo­zos de la co­mi­sa­ría en la ciu­dad.

Has­ta di­chas de­pen­den­cias arri­ba­ron fa­mi­lia­res -en­tre ellas su her­ma­na- quie­nes le en­tre­ga­ron di­ver- sas per­te­nen­cias en un bol­so al con­de­na­do a pri­sión per­pe­tua, ro­pa y de­más ac­ce­so­rios pa­ra sus pró­xi­mos días en la cárcel.

Tras re­ci­bir las per­te­nen­cias por par­te de su fa­mi­lia, cua­tro efec­ti­vos po­li­cia­les cus­to­dia­ron a Mar­tí­nez, lo subie­ron al pa­tru­lle­ro y sa­lie­ron des­de la co­mi­sa­ría prin­glen­se ha­cia la co­mi­sa­ría Pri­me­ra de Co­ro­nel Suárez don­de per­ma­ne­ce­rá alo­ja­do por el mo­men­to.

Tras­cen­dió que en el ca­so de los dos pró­fu­gos que lue­go fue­ron de­te­ni­dos -Fa­bri­zio y Mar­tí­nez- se pue­den ini­ciar cau­sas a las per­so­nas que ha­yan rea­li­za­do encubrimiento u obs­ta­cu­li­za­do la ac­ción de jus­ti­cia, al ocul­tar­los del per­so­nal po­li­cial que los es­ta­ba bus­can­do.

CER­CA DEL MEDIODIA, FUE TRAS­LA­DA­DO A CO­RO­NEL SUÁREZ ENCUBRIMIENTO Y OBSTACULIZACION DE LA LA­BOR PO­LI­CIAL

Tras ser asis­ti­do en el Hos­pi­tal Mu­ni­ci­pal por una des­com­pen­sa­ción fue lle­va­do a la co­mi­sa­ria lo­cal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.