Ofen­si­va mu­ni­ci­pal pa­ra te­ner te­rre­nos bal­díos des­ma­le­za­dos

Diario El Orden - - LOCALES -

El ob­je­ti­vo es man­te­ner los te­rre­nos li­bres de pas­tos no só­lo es pa­ra evi­tar in­cen­dios, sino tam­bién por un te­ma de sa­lu­bri­dad: pa­ra que en es­tos lu­ga­res no pro­li­fe­ren roe­do­res y no se acu­mu­le ba­su­ra, que afec­tan a la sa­lud del ve­cin­da­rio

Con­ti­núan los tra­ba­jos del mu­ni­ci­pio so­bre la lim­pie­za de te­rre­nos y de pro­pie­da­des aban­do­na­das.

Días atrás fue en ca­lle Es­pa­ña al 600, don­de se re­ti­ra­ron gran can­ti­dad de vehícu­los en desuso, y en la ma­ña­na de ayer, en ca­lle Brown 1215, fren­te a la Es­cue­la de Edu­ca­ción Se­cun­da­ria Téc­ni­ca Nº 1, ini­cia­da por de­nun­cias de ve­ci­nos e ins­pec­cio­nes lle­va­das a ca­bo por el área de Ins­pec­ción Ge­ne­ral.

En el ci­ta­do lu­gar el per­so­nal mu­ni­ci­pal re­ti­ró tres vehícu­los aban­do­na­dos del pa­tio de la vi­vien­da de­socu­pa­da pa­ra po­der pro­ce­der a la lim­pie­za del te­rreno

El Di­rec­tor de Go­bierno e Ins­pec­ción Ge­ne­ral, Eze­quiel Ríos ex­pre­só a El Or­den:

"Se si­gue tra­ba­jan­do con la mis­ma ca­rac­te­rís­ti­ca an­te­rior en ca­lle Es­pa­ña 665. Per­te­ne­ce a la mis­ma fa­mi­lia, a sus he­re­de­ros, y es­tá en to­tal aban­dono.

"Los au­tos se­rán lle­va­dos a un de­pó­si­to mu­ni­ci­pal, por­que la idea es com­pac­tar­los".

Y agre­gó: " Es­te ope­ra­ti­vo se rea­li­za por el Plan Na­cio­nal de Com­pac­ta­ción (PRONACOM). Te­ne­mos un con­ve­nio a la fir­ma y ya es­tán en de­pó­si­to. De­be­mos ver de qué for­ma in­clui­mos es­tos vehícu­los en ese lis­ta­do, de cer­ca de 70 vehí­cu- los y 120 mo­tos"

"La gen­te que desee rea­li­zar una de­nun­cia pue­de lla­mar al Cen­tro de Mo­ni­to­reo, no­so­tros to­ma­mos no­ta, al 46-2517 que es la Ofi­ci­na de Re­cla­mo del Mu­ni­ci­pio", apun­tó Eze­quiel Ríos.

Ca­be aco­tar que el Plan Na­cio­nal de Com­pac­ta­ción (PRONACOM) es­ta­ble­ci­do por el Mi­nis­te­rio de Se­gu­ri­dad de Na­ción, tie­ne co­mo ob­je­ti­vo la des­con­ta­mi­na­ción, el des­gua­ce y la com­pac­ta­ción de bie­nes mue­bles se­cues­tra­dos y no re­cla­ma­dos por sus ti­tu­la­res, y sur­gió co­mo res­pues­ta a la pro­ble­má­ti­ca so­cial y am­bien­tal que ge­ne­ra el in­cre­men­to del par­que au­to­mo- tor en Ar­gen­ti­na y la con­se­cuen­te acu­mu­la­ción de vehícu­los aban­do­na­dos y se­cues­tra­dos por las Fuer­zas Fe­de­ra­les y Pro­vin­cia­les en dis­tin­tos pun­tos del país.

Re­cor­de­mos que el mu­ni­ci­pio dio ini­cio a la cam­pa­ña en oc­tu­bre pa­sa­do, no­ti­fi­can­do a los ve­ci­nos que de­ben lim­piar el te­rreno, te­nien­do un pla­zo de cin­co días pa­ra rea­li­zar di­cho tra­ba­jo, y que a par­tir de me­dia­dos de no­viem­bre se iba a co­men­zar a in­frac­cio­nar, en vir­tud que la idea es lle­gar a di­ciem­bre con po­co pas­to, pa­ra que no ha­ya nin­gún in­cen­dio por pas­ti­za­les.

En ese sen­ti­do, se­ña­ló Ríos que "man­te­ner los te­rre­nos li­bros de pas­tos no só­lo es pa­ra evi­tar in­cen­dios, sino tam­bién por un te­ma de sa­lu­bri­dad, pa­ra que en es­tos lu­ga­res no pro­li­fe­ren roe­do­res, no se acu­mu­le ba­su­ra, que afec­tan a la sa­lud de ve­cin­da­rio. De es­ta ma­ne­ra, se apun­ta al man­te­ni­mien­to de te­rre­nos, ha­bi­ta­dos o no y ve­re­das", cla­ri­fi­có.

El Di­rec­tor de Go­bierno e Ins­pec­ción Ge­ne­ral re­co­no­ció que "hay una can­ti­dad in­tere­san­te de te­rre­nos pro­ble­má­ti­cos don­de la gran ma­yo­ría no tie­nen, por así de­cir­lo, un res­pon­sa­ble vi­si­ble y es­tán en un es­ta­do ca­si de aban­dono, ya sea por cues­tio­nes su­ce­so­rias o por otras cues­tio­nes, no tie­nen un res­pon­sa­ble vi­si­ble que se ha­ga car­go de la si­tua­ción. Si bien la le­gis­la­ción es­ta­ble­ce me­ca­nis­mos pa­ra es­tas cues­tio­nes, pre­ten­de­mos que la lim­pie­za la ha­ga el ve­cino por­que si no, lo tie­ne que ha­cer el Mu­ni­ci­pio. Aun­que exis­ten tam­bién los me­ca­nis­mos pa­ra re­cu­pe­rar ese gas­to, es una mo­vi­da im­por­tan­te en cuan­to a per­so­nas y pre­su­pues­to que, hoy por hoy, la co­mu­na no es­tá en con­di­cio­nes de afron­tar".

En sín­te­sis, la me­di­da - que ya dio ini­cio - bus­ca que los due­ños de es­tos te­rre­nos pro­ce­dan a su lim­pie­za.

La nor­ma­ti­va es­ta­ble­ce que es obli­ga­ción del pro­pie­ta­rio de un te­rreno man­te­ner­lo lim­pio y des­ma­le­za­do. An­te in­cum­pli­mien­to, el Mu­ni­ci­pio pue­de in­ti­mar a su pro­pie­ta­rio a que lo lim­pie en un pla­zo de­ter­mi­na­do. Si no cum­ple, la nor­ma per­mi­te al Mu­ni­ci­pio ha­cer la lim­pie­za y car­gar los gas­tos en la par­ti­da del pro­pie­ta­rio del te­rreno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.