CAR­LOS SO­TO… GRA­CIAS POR EL LE­GA­DO QUE NOS DE­JAS­TE.

Diario El Orden - - LOCALES -

El de­por­te co­mo otras ac­ti­vi­da­des so­cia­les tie­ne esas co­sas que per­mi­ten co­no­cer gen­te tan he­te­ro­gé­nea en edad, pen­sa­mien­to, gus­tos etc pe­ro que a la vez ha­ce que uno a cier­tas per­so­nas las con­si­de­re me­re­ce­do­ras de ad­mi­ra­ción, res­pe­to y mu­cho ca­ri­ño.

Cuan­do a me­dia­dos de la pri­me­ra dé­ca­da del si­glo XXI, Erich N Cas­ti­llo me ci­ta­ra pa­ra ha­cer un fa­vor mo­men­tá­neo en el Tri­bu­nal de Pe­nas de la Li­ga Prin­gles de Fút­bol (esos fa­vo­res mo­men­tá­neos que lue­go se con­vier­ten en per­ma­nen­tes) dan­do una mano por unos me­ses, co­men­cé a te­ner asi­duo tra­to con al­guien que ya lle­va­ba más de una dé­ca­da in­te­gran­do el tri­bu­nal: CAR­LOS SO­TO.

Un ver­da­de­ro pla­cer com­par­tir pun­tos de vis­ta, dis­cu­sio­nes (en el buen sen­ti­do de la pa­la­bra) y so­bre to­do APREN­DER per­ma­nen­te­men­te de al­guien que por so­bre tec­ni­cis­mos, re­gla­men­ta­cio­nes, san­cio­nes e in­tere­ses pri­vi­le­gia­ba el bien co­mún, la defensa de los va­lo­res del de­por­te y por so­bre to­das las co­sas con UNA IMPARCIALIDAD TO­TAL Y AB­SO­LU­TA a la ho­ra de emi­tir un fa­llo, mos­tran­do a ca­da ac­ción una HO­NES­TI­DAD IN­TE­LEC­TUAL fue­ra de se­rie, ta­rea que si­guió ejer­cien­do cuan­do me to­có pre­si­dir la Li­ga ( me­dia­dos de 2011 a Abril de 2016), de­jan­do esa es­te­la de tran­qui­li­dad de que uno sa­bía que te­nía las es­pal­das bien cu­bier­tas ( jun­to a otros dos ex­ce­len­tes ami­gos de la vi­da …Juan Camp­bell y Se­bas­tián Gras­si).

En mi ca­so par­ti­cu­lar, an­tes que na­da, quie­ro sa­lu­dar afec­tuo­sa­men­te a su que­ri­da es­po­sa, a sus hi­jos y a su fa­mi­lia en ge­ne­ral al­go de lo que Car­los es­ta­ba tan or­gu­llo­so (con­tán­do­nos los go­les de uno de sus nie­ti­tos con­ver­tía en el fút­bol bahien­se en­tre otras co­sas) y en se­gun­do lu­gar re­sal­tar el LE­GA­DO que CAR­LOS SO­TO de­ja al am­bien­te del fút­bol en ge­ne­ral y al ám­bi­to de la Li­ga en par­ti­cu­lar, yén­do­se de es­ta vi­da con la con­vic­ción de tra­ba­jar has­ta úl­ti­mo mo­men­to de for­ma de­sin­te­re­sa­da en una ins­ti­tu­ción (al­go que en nues­tra ciu­dad es un BIEN MUY ES­CA­SO por cier­to) y de­jan­do la va­ra muy al­ta pa­ra los que lo si­gan en el cum­pli­mien­to de fun­cio­nes en el ho­no­ra­ble Tri­bu­nal de Pe­nas. ¿QUIEREN UN EJEM­PLO A IMITAR? AHÍ LO TIE­NEN.

So­lo el tiem­po di­rá si quie­nes ten­gan la di­fí­cil ta­rea de ele­gir su­ce­so­res no se equi­vo­ca­ron o vol­ve­re­mos dé­ca­das atrás don­de el ami­guis­mo y la par­cia­li­dad eran mo­ne­da co­rrien­te.

¡¡¡CAR­LOS DES­CAN­SA EN PAZ!!! Los que pre­go­na­mos que el de­por­te es fuen­te de in­clu­sión, crear víncu­los de amis­tad y res­pe­to mu­tuo en­ten­di­mos tu men­sa­je, los otros (los que en­tien­den que el de­por­te es vio­len­cia, de­por­ti­vo ga­nar y va­le so­lo lo mío) de­be­rán se­guir ave­ri­guan­do có­mo te ma­ne­jas­te en la vi­da pa­ra IN­TEN­TAR APREN­DER AL ME­NOS UN PO­CO.

En el lu­gar que es­tés, sa­brás que los que te apre­cia­mos y ad­mi­ra­mos te va­mos a ex­tra­ñar, ABRA­ZO GRAN­DE CARLITOS Y HAS­TA SIEM­PRE.

Antonio (Ni­to) del Va­lle DNI 16.148.431

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.