Ma­cri bus­ca que las cau­sas de co­rrup­ción no fre­nen la obra pú­bli­ca

El Pre­si­den­te te­me por los em­bar­gos ju­di­cia­les con­tra las em­pre­sas cons­truc­to­ras, vin­cu­la­das a cau­sas de co­rrup­ción. Eje: re­cla­ma­rán nue­vas nor­mas en los con­tra­tos

El Cronista comercial - - Economía & Política -

MUL­TAS ECO­NÓ­MI­CAS, SIN AHOGO A LAS CONS­TRUC­TO­RAS

El pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri bus­ca evi­tar que las em­pre­sas vin­cu­la­das a las cau­sas de co­rrup­ción sean apar­ta­das de las obras pú­bli­cas ad­ju­di­ca­das. Así, pla­nea que el Es­ta­do mo­ni­to­ree que las com­pa­ñías se ade­cuen a nor­mas de in­te­gri­dad. El Go­bierno ba­ja­rá lí­nea pa­ra que la car­ga apun­te de lleno so­bre los ac­cio­nis­tas y que las com­pa­ñías pa­guen re­sar­ci­mien­tos eco­nó­mi­cos al Es­ta­do, pe­ro que las pe­nas no aho­guen fi­nan­cie­ra­men­te a las cons­truc­to­ras.

Por un la­do, Ma­cri es­tá pre­pa­ran­do un de­cre­to que in­clui­ría va­rias de es­tas me­di­das. Allí va a in­di­car que el Es­ta­do mo­ni­to­rea­rá el cum­pli­mien­to de es­tas nor­mas de “com­plian­ce”. Por el otro, se pla­nea in­cluir cier­tas cláu­su­las en los pró­xi­mos con­tra­tos. Un pun­to que se dis­cu­te es la po­si­bi­li­dad de que el Es­ta­do ten­ga de­re­cho a “pe­dir ga­ran­tías” an­te ca­sos de co­rrup­ción. En esa fi­gu­ra, in­clui­rían la pren­da so­bre las ac­cio­nes de las so­cie­da­des. “Va­mos a po­ner co­mo con­di­ción que el Es­ta­do se con­vier­ta en ac­cio­nis­ta si las em­pre­sas con­tra­ta­das no cum­plen con las re­glas. La obra pú­bli­ca no se pue­de pa­rar”, reite­ra­ron en el Go­bierno. Es­ta es una me­di­da aún en dis­cu­sión.

Un pun­to cen­tral que preo­cu­pa a Ma­cri es que los em­bar­gos eco­nó­mi­cos im­pues­tos por la Jus­ti­cia aho­gue a las em­pre­sas cons­truc­to­ras. En un dic­ta­men re­cien­te, el Pro­cu­ra­dor del Te­so­ro de la Na­ción, Ber­nar­do Sa­ra­via Frías, in­clu­yó es­te pun­to: “Aun­que no ha si­do ma­te­ria del pre­sen­te ase­so­ra­mien­to, en­tien­do ne­ce­sa­rio que, por el área com­pe­ten­te, se ana­li­ce si el em­bar­go or­de­na­do en la cau­sa pe­nal afec­ta la ido­nei­dad eco­nó­mi­co fi­nan­cie­ra del ofe­ren­te”.

Ma­cri te­me que los efec­tos de “la cau­sa de los cua­der­nos” pa­ra­li­cen la obra pú­bli­ca. A tal pun­to que el je­fe de Es­ta­do lla­mó al pro­cu­ra­dor pa­ra que de­je una po­si­ción sen­ta­da so­bre es­te pun­to. Tal co­mo lo pu­bli­có Cla­rín el 31 de oc­tu­bre, el fun­cio­na­rio dic­ta­mi­nó so­bre la si­tua­ción de las em­pre­sas Rog­gio y Car­te­llo­ne por el pro­ce­sa­mien­to de los di­rec­ti­vos Al­do Be­ni­to Rog­gio y Ti­to Bia­gi­ni, a quie­nes se con­si­de­ra “par­tí­ci­pes pe­nal­men­te res­pon­sa­bles” en la cau­sa Ode­brecht.

El pro­cu­ra­dor tu­vo que res­pon­der a la di­rec­ción ju­rí­di­ca del Mi­nis­te­rio del In­te­rior que ha­bía in­ter­pre­ta­do que las em­pre­sas fi­gu­ra­ban en­tre las per­so­nas in­ha­bi­li­ta­das pa­ra con­tra­tar con la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca na­cio­nal y de Ma­cri ne­ce­si­ta que no se pa­ren las obras y mi­ra a los em­pre­sa­rios

esa ma­ne­ra la obra so­bre el Río Sa­la­do ha­bía que­da­do pa­ra­li­za­da. El Mi­nis­te­rio se ha­bía ba­sa­do en el ar­tícu­lo 28° del de­cre­to 1023/01 en el que se ex­clu­ye de las con­tra­ta­cio­nes pú­bli­cas a “las per­so­nas que se en­con­tra­ren pro­ce­sa­das por de­li­tos con­tra la pro­pie­dad, o con­tra la Ad­mi­nis­tra­ción Pú­bli­ca Na­cio­nal, o con­tra la fe pú­bli­ca o por de­li­tos com­pren­di­dos en la Con­ven­ción In­te­ra­me­ri­ca­na con­tra la Co­rrup­ción”. Pe­ro el dic­ta­men de Sa­ra­via Frías ar­gu­men­ta que “nin­gún ele­men­to en la nor­ma au­to­ri­za a ex­ten­der sus efec­tos a al­guien dis­tin­to del ofe­ren­te” en alu­sión a las dos em­pre­sas “por el pro­ce­sa­mien­to de miem­bros de su di­rec­to­rio”.

Otra de las prin­ci­pa­les du­das del Go­bierno era cuán­do apli­car las pe­nas con­tra las em­pre­sas. “No po­de­mos se­pa­rar a la

com­pa­ñía si no es­tá pro­ba­da su cul­pa­bi­li­dad en la Jus­ti­cia de que pa­gó por co­rrup­ción o pa­ra ga­nar la obra. En mu­chos de es­tos ca­sos era pla­ta pa­ra la cam­pa­ña elec­to­ral…”, ad­vier­ten en Ca­sa Ro­sa­da.

En al­gu­nos paí­ses cuan­do una em­pre­sa con un con­tra­to pú­bli­co pro­ta­go­ni­za un ac­to de co­rrup­ción se la ex­clu­ye de la obra pú­bli­ca. Otros paí­ses, co­mo Chi­le, op­tan por ir con­tra los di­rec­ti­vos de las com­pa­ñías. “Pe­rú to­mó la de­ci­sión de ir con­tra las em­pre­sas y fre­nó la obra pú­bli­ca has­ta hoy. No que­re­mos que eso pa­se”, re­co­no­cie­ron en el Go­bierno, y has­ta con­si­de­ra­ron “pu­ris­ta” a esa po­si­ción. “No va­mos a per­mi­tir que se fre­ne la obra pú­bli­ca... Se­ría un pro­ble­ma sis­té­mi­co. La cons­truc­ción es el sec­tor que ma­yor em­pleo da”, co­men­tan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.