Tras ges­to de Ma­cri, CGT des­ac­ti­vó el pa­ro y con­tie­ne el con­flic­to so­cial

La cen­tral obre­ra, jun­to con el Go­bierno y el sec­tor em­pre­sa­rio de­li­nea­ron el DNU que Ma­cri fir­ma­rá en las pró­xi­mas ho­ras. Tras ello, se de­ci­dió no avan­zar con la me­di­da

El Cronista comercial - - Economía & Política - ELI­ZA­BETH PEGER epe­ger@cro­nis­ta.com

LA CEN­TRAL OBRE­RA ES­PE­RA QUE LA NOR­MA SE PU­BLI­QUE EN LOS PRÓ­XI­MOS DÍAS

Lue­go de días de ne­go­cia­cio­nes y va­rias idas y vuel­tas, el Go­bierno, las prin­ci­pa­les cá­ma­ras empresarias y la cú­pu­la de la CGT ter­mi­na­ron acor­dan­do ayer la le­tra del de­cre­to de ne­ce­si­dad y ur­gen­cia que el pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri fir­ma­rá en las pró­xi­mas ho­ras y por el cual se dis­pon­drá el pa­go obli­ga­to­rio de un bono de fin de año de $ 5000 pa­ra los tra­ba­ja­do­res del sec­tor pri­va­do y la im­ple­men­ta­ción de un me­ca­nis­mo ad­mi­nis­tra­ti­vo pa­ra fre­nar des­pi­dos sin cau­sa en me­dio del con­flic­ti­vo es­ce­na­rio eco­nó­mi­co.

Ape­nas un ra­to des­pués del en­ten­di­mien­to, pa­ra el cual fue clave la or­den pre­si­den­cial de ace­le­rar a fon­do las ne­go­cia­cio­nes por la de­fi­ni­ción del su­ple­men­to sa­la­rial ex­tra­or­di­na­rio, la pri­me­ra lí­nea de la cen­tral obre­ra de­ci­dió des­ac­ti­var la ame­na­za de con­cre­tar un nue­vo pa­ro ge­ne­ral el mar­tes 27 en la pre­via a la cum­bre de Lí­de­res del G20. “Se ale­ja la po­si­bi­li­dad del pa­ro”, afir­mó Héc­tor Daer, uno de los miem­bros de la du­pla de con­duc­ción ce­ge­tis­ta al ter­mi­nó de la reunión del con­se­jo di­rec­ti­vo de la en­ti­dad que con­va­li­dó el tex­to del DNU que fi­jó el bono y el me­ca­nis­mo an­ti­des­pi­dos. In­for­mal­men­te, va­rios di­ri­gen­tes con­fir­ma­ron que el pa­ro que­da­ba des­ac­ti­va­do.

Pe­se a las crí­ti­cas de los sec­to­res sin­di­ca­les más com­ba­ti­vos, pa­ra la di­ri­gen­cia de la cen­tral el re­sul­ta­do de la nue­va ins­tan­cia

de diá­lo­go abier­ta con la ad­mi­nis­tra­ción ma­cris­ta y el sec­tor em­pre­sa­rio sig­ni­fi­có un ré­di­to po­lí­ti­co im­por­tan­te ya que lo­gró ha­cer­se de dos de los prin­ci­pa­les re­cla­mos con los que en­ca­ró las con­ver­sa­cio­nes: la ne­ce­si­dad de ase­gu­rar un in­gre­so ex­tra pa­ra con­te­ner el de­te­rio­ro sa­la­rial de los tra­ba­ja­do­res pro­duc­to de la ace­le­ra­ción de la in­fla­ción y es­ta­ble­cer al­gún di­que de con­ten­ción pa­ra los des­pi­dos. Fue bas­tan­te más que lo que la pro­pia en­ti­dad sin­di­cal lo­gró co­se­char tras los cua­tro pa­ros ge­ne­ra­les con los que pre­via­men­te ha­bía sa­cu­di­do a ges­tión de Cam­bie­mos. “Le pu­si­mos $ 5000 a la me­sa a la gen­te que an­tes no te­nía y eso es po­si­ti­vo y un lo­gro im­por­tan­te”, de­fi­nió un miem­bro de la je­fa­tu­ra de Azo­par­do 802.

El Go­bierno ce­dió an­te la pre­sión gre­mial. La ur­gen­cia por evi­tar una me­di­da de fuer­za ca­te­gó­ri­ca en la mis­ma se­ma­na de la gran foto del G20 en Bue­nos

Ai­res su­ma­do al in­te­rés por in­ten­tar con­te­ner la cre­cien­te con­flic­ti­vi­dad so­cial a las puer­tas del siem­pre in­quie­tan­te di­ciem­bre ar­gen­tino fue­ron ele­men­tos clave pa­ra que la Ca­sa Ro­sa­da op­ta­ra por ofre­cer al­gu­nos ges­tos con­cre­tos a la CGT. Ma­cri se ocu­pó es­pe­cial­men­te de apu­rar la de­fi­ni­ción del acuer­do y, aún a cos­ta de la re­sis­ten­cia em­pre­sa­ria, ava­ló la obli­ga­to­rie­dad del pa­go del bono pa­ra to­do el sec­tor pri­va­do y la me­di­da que fuer­za a las com­pa­ñías a in­for­mar con 10 días de an­ti­ci­pa­ción a la Se­cre­ta­ría de Tra­ba­jo an­tes de dis­po­ner des­pi­dos sin cau­sa.

Las cá­ma­ras empresarias bus­ca­ron du­ran­te las ex­ten­sas ne­go­cia­cio­nes tra­tar de li­mi­tar los al­can­ces del DNU con fuer­tes ad­ver­ten­cias so­bre las di­fi­cul­ta­des del sec­tor py­me pa­ra po­der ha­cer fren­te al pa­go del su­ple­men­to ex­tra­or­di­na­rio o su con­si­de­ra­ción co­mo pa­go a cuen­ta de los fu­tu­ros

au­men­tos de pa­ri­ta­rias. Pe­ro ter­mi­na­ron re­sig­na­das an­te el con­ven­ci­mien­to de que el Go­bierno es­ta­ba de­ci­di­do a pri­vi­le­giar el pac­to con los gre­mios co­mo mo­ne­da de cam­bio pa­ra ga­ran­ti­zar­se paz so­cial. “Nos sen­ta­ron a la me­sa de dis­cu­sión cuan­do ya es­ta­ba ce­rra­do el acuer­do con la CGT”, re­pro­chó con cier­ta bron­ca uno de los re­fe­ren­tes em­pre­sa­rios que par­ti­ci­pó de las ne­go­cia­cio­nes.

La le­tra chi­ca del DNU que el Go­bierno ofi­cia­li­za­rá en los pró­xi­mos días fi­nal­men­te se des­tra­bó ayer al me­dio­día, lue­go de que el miér­co­les el en­ten­di­mien­to que­dó al bor­de del fra­ca­so por un pá­rra­fo que las cá­ma­ras pre­ten­dían in­cor­po­rar pa­ra ha­bi­li­tar ex­cep­cio­nes res­pec­to del ca­rác­ter obli­ga­to­rio del pa­go del bono. El prin­ci­pio de acuer­do lle­gó jus­to en la pre­via a las de­li­be­ra­cio­nes de la cú­pu­la ce­ge­tis­ta que de­bía con­fir­mar o dar mar­cha atrás con el lla­ma­do a otro pa­ro.

Héc­tor Daer y Juan Car­los Acu­ña, los re­fe­ren­tes de la CGT, en la reunión que se reali­zó ayer por la tar­de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.