Las apues­tas de Mau­ri­cio Ma­cri pa­ra aguan­tar la cri­sis y pa­sar el ve­rano

El Cronista comercial - - La Otra Mirada - Por Gi­se­lle Ru­meau

En el Go­bierno no ven por el mo­men­to un es­ce­na­rio de caos so­cial pa­ra di­ciem­bre, sal­vo al­gu­nos epi­so­dios ais­la­dos. Tam­po­co creen que ha­ya una olea­da de des­pi­dos. Pe­ro ya es­pe­cu­lan con dis­tin­tos ca­ba­lli­tos de ba­ta­lla, de la agen­da po­lí­ti­ca y pú­bli­ca, que po­dría ayu­dar­los a lle­gar a fin de año: su­per­clá­si­co, G20, dó­lar es­ta­ble y bono no re­mu­ne­ra­ti­vo.

Mau­ri­cio Ma­cri vol­vió es­ta se­ma­na a con­fir­mar su in­ten­ción de pe­lear por la re­elec­ción. El Pre­si­den­te di­jo es­tar lis­to pa­ra com­pe­tir en los co­mi­cios de 2019 “si los ar­gen­ti­nos creen que es­te cam­bio va­le la pe­na” y se mos­tró con­fia­do en que na­die que­rrá vol­ver al pa­sa­do. El fan­tas­ma de un re­torno del po­pu­lis­mo au­to­ri­ta­rio de la mano de Cris­ti­na Kirch­ner se­rá sin du­da el eje de la cam­pa­ña ofi­cial. Lo que ellos lla­man el ‘cam­bio cul­tu­ral’ por so­bre la co­rrup­ción y la vie­ja po­lí­ti­ca es lo más fuer­te que ten­drá Cam­bie­mos pa­ra mos­trar el año que vie­ne, en me­dio de una re­ce­sión mons­truo­sa. Eso, y un re­pun­te mí­ni­mo de la eco­no­mía, más re­bo­te que cre­ci­mien­to ge­nuino, que -ase­gu­ran con pro­fun­da con­vic­ción- lle­ga­rá en­tre abril y ma­yo, en gran me­di­da de la mano del campo y una cosecha ré­cord de 140 mi­llo­nes de to­ne­la­das. En la Ca­sa Ro­sa­da siem­pre son op­ti­mis­tas.

En ri­gor, lo que es­tá ha­cien­do el Go­bierno es tra­ba­jar con las ex­pec­ta­ti­vas. Los vo­ce­ros ha­bi­tua­les re­co­no­cen que la me­jo­ra se ve­rá en el In­dec a par­tir del se­gun­do tri­mes­tre del año pe­ro no se no­ta­rá en la ca­lle. “Pe­ro eso, nos per­mi­ti­rá cons­truir un re­la­to de es­pe­ran­za de ca­ra a las elec­cio­nes y al fu­tu­ro”, ase­gu­ra a 3Días un co­la­bo­ra­dor de un en­cum­bra­do mi­nis­tro, in­te­gran­te de la me­sa chi­ca. Nie­ga que se tra­te de una nue­va pro­me­sa va­cía. El aná­li­sis -di­ce- es sim­ple. En me­dio de una cri­sis pro­fun­da, cual­quier me­jo­ra por más mí­ni­ma que fue­ra, se­rá bien re­ci­bi­da, en es­pe­cial en el seg­men­to que vo­tó a Cam­bie­mos y hoy es­tá de­sen­can­ta­do.

El po­li­tó­lo­go Lu­cas Ro­me­ro, di­rec­tor de Sy­nop­sis, sue­le ci­tar al Pre­mio No­bel de Eco­no­mía 2002, el psi­có­lo­go Da­niel Kah­ne­man, pa­ra ex­pli­car es­ta teo­ría so­bre eco­no­mía del com­por­ta­mien­to.

“Kah­ne­man di­ce que la gen­te sue­le ha­cer eva­lua­cio­nes to­man­do co­mo pa­rá­me­tro la re­fe­ren­cia in­me­dia­ta an­te­rior. Hay un ejem­plo cla­ro pa­ra ver eso. Yo ten­go tres pa­lan­ga­nas: una con agua ca­lien­te, otra con agua fría y la ter­ce­ra, en el me­dio, con agua tem­pla­da. Pon­go las ma­nos en los ex­tre­mos, las sa­co y las me­to in­me­dia­ta­men­te y al mis­mo tiem­po en el re­ci­pien­te ti­bio. La mano que vie­ne del agua fría, va a sen­tir ca­lien­te al agua tem­pla­da, mien­tras que la ma­nos que pu­se an­tes en el agua ca­lien­te, la va a sen­tir fría”, le di­jo ha­ce unos días a 3Días. En el Go­bierno se abra­zan a ese pos­tu­la­do con de­vo­ción. Lo más difícil, re­co­no­cen, se­rá lle­gar a fin de año y pa­sar el ve­rano. No ven por el mo­men­to un es­ce­na­rio de caos so­cial, sal­vo al­gu­nos epi­so­dios ais­la­dos. Y ya es­pe­cu­lan con dis­tin­tas apues­tas de la agen­da po­lí­ti­ca y pú­bli­ca que po­dría ayu­dar­los a con­ju­rar la cri­sis, o al me­nos, aguan­tar­la.

■ Su­per­clá­si­co: aun­que a va­rios pue­da pro­vo­car­le es­co­zor, la apues­ta del Go­bierno por el par­ti­do en­tre Bo­ca y Ri­ver por la Co­pa Li­ber­ta­do­res, que se ju­ga­rá ma­ña­na, no asom­bra a na­die. El fút­bol siem­pre fun­cio­na bien pa­ra dis­ten­der y dis­traer la aten­ción en tiem­pos de cri­sis. “El par­ti­do se­rá sin du­da el te­ma de la agen­da has­ta el ini­cio de di­ciem­bre. No se va a ha­blar de otra co­sa en la Ar­gen­ti­na”, di­ce otro hom­bre de Cam­bie­mos, ex­per­to en co­mu­ni­ca­ción. En esa lí­nea se en­mar­ca la de­cla­ra­ción del Pre­si­den­te so­bre la po­si­bi­li­dad de abrir el par­ti­do a los vi­si­tan­tes. En la Ca­sa Ro­sa­da juran y per­ju­ran que fue una idea pro­pia, alen­ta­da por su pa­sión fut­bo­le­ra. “Fue un Ma­cri pu­ro. Su amor por el fút­bol es un he­cho his­tó­ri­co, le cam­bia el hu­mor. Y ade­más, qui­so dar un men­sa­je con­tra la vio­len­cia”, agre­ga la fuen­te. Eso sí, to­dos los con­sul­ta­dos re­co­no­cen que en de­fi­ni­ti­va fue un error arries­gar­se a tan­to. El man­da­ta­rio no te­nía na­da pa­ra ga­nar y mu­cho pa­ra per­der. Si al­go sa­lía mal, le iba a caer to­do el cos­to en­ci­ma. Y la pro­ba­bi­li­dad de que ha­ya in­ci­den­tes es muy al­ta, di­cen. Des­de ese lu­gar, sí hu­bo otro error de cálcu­lo. Con el in­te­rés que con­ci­ta de por sí el par­ti­do, al­can­za­ba.

■ Bono de fin de año: el plus no re­mu­ne­ra­ti­vo y des­ti­na­do a com­pen­sar la in­fla­ción acu­mu­la­da, que sal­drá por de­cre­to, no só­lo fue con­ce­bi­do pa­ra des­ac­ti­var un pa­ro de 36 ho­ras pre­vis­to pa­ra el 27 de no­viem­bre con el que ha­bía ama­ga­do la CGT, jus­to en la se­ma­na del G20; tam­bién bus­ca in­cen­ti­var el ali­caí­do con­su­mo y re­cu­pe­rar lo per­di­do en la ac­ti­vi­dad du­ran­te sep­tiem­bre. Co­mo pu­bli­có ayer El Cro­nis­ta, con el bono pa­ra el sec­tor pri­va­do, el plus pa­ra la Asig­na­ción Uni­ver­sal por Hi­jo y el agui­nal­do, se in­yec­ta­rá en di­ciem­bre al con­su­mo 1,5% del PBI, con un dis­po­ni­ble de $ 186.000 mi­llo­nes.

■ El G20: con la cum­bre de Lí­de­res que se ce­le­bra­rá el 30 de no­viem­bre y el 1 de di­ciem­bre en Bue­nos Ai­res, el Go­bierno tam­bién bus­ca­rá ex­hi­bir su re­po­si­cio­na­mien­to in­ter­na­cio­nal y mos­trar co­mo un lo­gro el apo­yo re­ci­bi­do por el FMI y el mun­do du­ran­te la cri­sis eco­nó­mi­ca. La aten­ción pú­bli­ca tam­bién es­ta­rá con­cen­tra­da en la pre­sen­cia de los prin­ci­pa­les lí­de­res del pla­ne­ta. Do­nald Trump (Es­ta­dos Uni­dos), Xi Jin­ping (Chi­na), Vla­di­mir Pu­tin (Ru­sia), An­ge­la Mer­kel (Ale­ma­nia), Em­ma­nuel Ma­cron (Fran­cia) y Shin­zo Abe (Ja­pón) son al­gu­nos de los man­da­ta­rios que lle­ga­rán al país pa­ra par­ti­ci­par de la me­ga­reu­nión.

■ Dó­lar es­ta­ble: los hom­bres del ri­ñón del je­fe de Ga­bi­ne­te Mar­cos Pe­ña ase­gu­ran que con la di­vi­sa nor­te­ame­ri­ca­na quie­ta, la imagen po­si­ti­va de Mau­ri­cio Ma­cri subió en­tre 2 y 3 pun­tos en los úl­ti­mos días y os­ci­la en­tre 38 y 40%. La ci­fra es si­mi­lar a la que re­gis­tra Cris­ti­na Kirch­ner. Aún así, pa­ra los vo­ce­ros re­sul­ta “un mon­tón en me­dio de es­ta cri­sis”. ¿Qué pre­si­den­te de La­ti­noa­mé­ri­ca pu­do te­ner 40 pun­tos de imagen po­si­ti­va con un re­ce­sión se­me­jan­te?”, se pre­gun­ta una de las fuen­tes.

■ Pre­su­pues­to y ley de al­qui­le­res: el Go­bierno pre­ten­de mos­trar co­mo un triun­fo po­lí­ti­co la san­ción del Pre­su­pues­to, con la pro­pues­ta de dé­fi­cit ce­ro exi­gi­da en el acuer­do ce­rra­do con el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal. Ayer lle­gó una mi­sión del or­ga­nis­mo pa­ra la re­vi­sión de la eco­no­mía y Chis­ti­ne La­gar­de es­ta­rá por ter­ce­ra vez en el año en el país du­ran­te la Cum­bre del G20. En la Ro­sa­da tam­bién creen que el pro­yec­to de ley de al­qui­le­res, que avan­za en el Con­gre­so, ayu­da­rá a me­jo­rar la imagen ofi­cial en­tre la cla­se me­dia. ■Au­men­tos de ju­bi­la­cio­nes y AUH: los ju­bi­la­dos, pensionados, be­ne­fi­cia­rios de asig­na­cio­nes fa­mi­lia­res y AUH, que al­can­zan a ca­si 18 mi­llo­nes de per­so­nas, ten­drá un au­men­to del 7,78% en di­ciem­bre y otro que se acer­ca­rá al 12%, en mar­zo. La me­di­da se de­be a la mo­vi­li­dad, que tie­ne en cuen­ta la evo­lu­ción de pre­cios y sa­la­rios. Pe­ro es­tá le­jos de ga­ran­ti­zar una ju­bi­la­ción dig­na. Si lo­gra­ra man­te­ner la paz so­cial a fin de año y ba­jar un po­co la in­fla­ción, el Go­bierno po­dría con es­tas me­di­das res­pi­rar ali­via­do. Lo que su­ce­da des­pués de mar­zo es aún un in­te­rro­gan­te difícil de des­pe­jar.

En la me­sa chi­ca re­co­no­cen que el re­pun­te eco­nó­mi­co se ve­rá en el In­dec a par­tir del se­gun­do tri­mes­tre del 2019 pe­ro no se no­ta­rá en la ca­lle. Con to­do, di­cen, eso les per­mi­ti­rá cons­truir un re­la­to es­pe­ran­za­dor del fu­tu­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.